logoCNH
letras
bolivar
imprenta

Correo del Orinoco N° 52. Angostura, Sábado 12 de Febrero de 1820.

Correo del Orinoco 1820 N° 52

INDULTO.

El Soberano Congreso tomando en consideración la grande importancia de la Ley Fundamental con que se establece la Unión de la Nueva Granada y Venezuela en una sola República con el título de Colombia; deseando señalar este acto social tan augusto y plausible con efectos de generosidad y beneficencia ácia ambos Pueblos; ha venido en decretar como decreta Indulto general, baxo los artículos siguientes: –

Art. 1.º Gozarán de este Indulto todos los que al tiempo de su publicación se encuentren presos ó arrestados en las cárceles públicas; o Quarteles, siempre que la causa de su prision no sea alguna de los delitos que se exceptuarán:

2.º Todos los desertores del Exército de la República, de qualquiera clase que sean, bien se hallen en nuestro territorio; bien en territorio enemigo; con tal que aquellos se presenten en el término de dos meses, y los segundos en el de quatro, ante una Autoridad civil ó militar:

3.º Los que habiendo seguido constantemente el Estandarte de la tiranía y opresión, vengan en el término de quatro meses a tomar servicio en favor de la República:

4.º Los que, en la evaqüacion de esta Provincia, y otros puntos, han seguido el Gobierno Español, caso que vuelvan à qualquiera parte del territorio de la República en el mismo término del anterior artículo:

5.º Los que habiendo abrazado antes el sistema Republicano, se hayan incorporado al Gobierno Español, después de la emigración de Venezuela, sin duda engañados y seducidos por sus alevosas promesas, siempre que vuelvan al seno de la República en el mencionado término de quatro meses:

6.º Todos los que como desertores, ó como criminales de otra especie se encuentre a refugiados en los montes, perturbando con sus hechos la seguridad y sosiego público: con tal que no hayan acometido asesinatos, y se presenten en el término de dos meses ante qualquiera de las Justicias territoriales, denuncien los pertinaces que continúan en su depravación, y sé presenten al servicio à que fuesen destinados:

7.º Los Españoles Europeos gozarán igualmente del presente Indulto en todos y cada uno de los artículos expresados, qualesquiera que hayan sido sus hechos en daño de la República; y qualesquiera que sean sus grados, distinciones y clases en que serán conservados:

8º. No serán comprehendidos en este Indulto los delitos de espionage, conspiración contrala Patria, cometida en el territorio libre; el homicidio voluntario y sodomía, ni ningún otro que se cometa después de su publico

9.º El mismo Soberano Congreso es el garante del exàcto y religioso cumplimiento de estas gracias que para su publicación, circulación y execucion se comunicará al Supremo Poder Executivo.

Dado en el Palacio del Soberano Congreso, capital de Guayana en 12 de enero de 1820.10.º=El Presidente del Congreso = Francisco Antenio Zea.= El Diputado Secretarios= Diego de Vallenilla.

Palacio del Gobierno 19 de Enero de 1820, 10.º= Cúmplase, y al efecto comuníquese à los Excmos. Señores Vice-Presidentes Departamentales, é insertese en la Gazeta de esta capital. = El Vice-Presidente de Colombia=Francisco Antonio Zea.=Por S.E. el Vicepresidente de Colombia.=El Ministro del Interior y justicia= Diego Bautista Urbaneja.

DECRETO.

El Soberano Congreso teniendo en consideración, que por su receso debe quedar una Diputación permanente compuesta de siete Miembros de su seno, para ocurrir al despacho de los asuntos más urgentes, terminar los pendientes, en el mismo cuerpo, que no requieran facultades legislativas, velar sobre el cumplimiento de las Leyes, y derechos del Pueblo; ha venido en decretar y decreta lo siguiente:

Art. 1.º Habrá una Diputación permanente compuesta de un Presidente, y seis individuos de su seno, y tendrá el tratamiento de Excelencia:

2.º Terminará todos los asuntos pendientes en el mismo Congreso siempre que no requieran facultades legislativas:

3.º Velará especialmente sobre la inversión de los caudales públicos:

4 º Podrá conceder tierras valdias à nacionales y extrangeros, teniendo presentes las contratas celebradas por el Soberano Congreso para seguir su espíritu y principio

5.º. Es de su resorte exáminar las que celebrare el Supremo Poder Executivo en virtud de facultades extraordinarias enagenando tierras, ú otras fincas de la República, para sostener la guerra:

6 º Recibirá cada quatro meses una razón exacta del estado de la liquidación de la deuda nacional, que le darán los comisionados al afecto, y resolverá las dudas que le consulten:

7.º. En casos extraordinarios, ó muy graves, en que vaya la salud, á los grandes intereses del Estado, como muerte del Presidente en estas circunstancias, reconocimiento de nuestra Independencia por alguna Potencia extrangera, &c. reunirá al Congreso:

8.º Tendra a policía de sus miembros, y facultad de allanar los del Soberano Congreso, previo su consentimiento:

9º Resolverá las dudas que se ofrezcan sobre la inteligencia de las Leyes:

10.º Nombrará ó confirmará los empleos reservados al Congreso por la Constitucion:

11.º Queda autorizado para llamar en caso de enfermedad, muerte à otro legítimo impedimento de algunos de sus miembros, à qualquiera de los de la Representación Nacional:

12.º Exercerá el poder natural de una Corte de Justicia para admitir acusaciones, oír, juzgar y sentenciar:

l.º A los altos Empleados en los casos que expresa la Constitucion, y con arreglo à ella.

2.º A qualquiera de los Empleados siempre que sean acusados por razón de su oficio. Dado en el Palacio del Soberano Congreso, capital de Guayana à 13 de Enero de 1820, décimo de la Independencia. = El Presidente del Congreso= Francisco Antonio Zea. =El Diputado Secretario = Diego de Vallenilla. =Palacio del Congreso Nacional à 13 de Enero de 1820.- Pasese al Supremo Poder Executivo. -ZEA. – El Diputado Secretario- Diego de Vallenilla. = Palacio del Gobierno, 19 de Enero de 1830.- Publíquese, comuníquese, e insertese en la Gazeta de esta capital. – Francisco Antonio Zea. – Por S.E. el Vice-Presidente de la República. -El Ministro del Interior, Diego Bautista Urbaneja.

DECRETO.

FRANCISCO ANTONIO ZEA, Vicepresidente de la República de Colombia, en ausencia del PRESIDENTE.

Habiendo cesado las circunstancias que obligaron à S.E. el General Arismendi, entonces Vice-Presidente de Venezuela, à exigir el Cuero de cada res, que se matase sin excepción alguna; hé venido en decretar, y decreto lo siguiente: –

Art. 1.º El Decreto de 21 de Setiembre último, exigiendo à beneficio del Estado el Cuero de cada res que se matase sin excepción alguna, queda revocado:

2.º El Ministro Secretario de Estado y del Despacho de Hacienda está encargado de la execucion de este Decreto.

Dado en el Palacio del Gobierno à 6 de Febrero de 1820, 10.º—Francisco Antonio Zea. —Por S.E. el Vice-Presidente de Colombia. —El Ministro de Estado y de Hacienda Joseph R. Revenga.

Continuación de la Memoria Biográfica de la Nueva-Granada.

8.—Doctor García Rubira.

Se ha dicho que le falta constancia al carácter Americano, y que activo al principio en sus empresas, dexa fácilmente de continuarlos. Entre la multitud de exemplos que pueden presentarse para falsificar este concepto no solo de individuos, sino también de Pueblos enteros, el Doctor Rubira es uno de los más à propósito. Educado con él en un mismo Colegio (por que la causa principal fué la de las letras), le vi dedicarse privadamente à varios ramos de instrucción, y superar quantas dificultades se le oponían. Nacido para todo género de conocimientos ora, profundos ó agradables, fué el primer discípulo de la escuela teológica, y uno de los mejores de las aulas de leyes. Descansaba de la aridez de estas ciencias con la amenidad de otros ramos; se exercitaba en las humanidades Latinas, en cuya lengua se perfeccionó, y en tomar del Griego una tintura para hacerse al ménos una idéa de la más bella lengua de los hombres. Aprendió sin maestro el Francés, que se va haciendo el idioma más común, y el Italiano que es el lenguage de las musas. Después se dedicó à la pintura, y luego à la música, llegando à componer piezas delicadas sobre el gusto de Hayden y de Pleyell. Rubira fué uno de los miembros de la sociedad literaria, de que ha hablado en el artículo anterior; y sus discursos fueron premiados muchas veces. Un estilo simple y vigoroso era el carácter de sus escritos.

El fué Abogado, pero practicó poco las leyes; la Catedra de Filosofía del Colegio de San Bartolomé absorbía la mayor parte de su tiempo. El enseñaba à sus discípulos los principales elementos de las Matemáticas, una buena Física, y lo que es menester saber de Metafísica y Moral. -Mucho se ha entendido en Nueva Granada el gusto filosófico, y fué uno de los que más contribuyeron à reformar el plan de estudios. Rubira ha pasado en la revolucion de Nueva Granada por empleos civiles y militares à que su mérito era acreedor, siendo Gobernador del Socorro, miembro del Poder Executivo, y últimamente General. Si tuvo defectos políticos, y sostuvo con demásiado ardor la causa del Congreso contra el sàbio Nariño, y la Provincia de Cundinamarca, le escusa el haber siempre obrado conforme à sus principios, por mantener la dignidad del Cuerpo Nacional. Si cometió yerros como militar, jamás procedieron de falta de valor, ó de ignorancia de las ordenanzas, y de los principios de la guerra, sino de haber carecido de la práctica de algunos años de buenos maestros, y de la escuela de la campaña. La guerra no es un arte para el qual es bastante el conocimiento especulativo, y es raro sobresalir en él quando no se empieza como en todas las cosas desde los grados inferiores, que enseñan los detalles de la disciplina.-Como la buena ó mala terminación de un proyecto decide casi siempre la alabanza, ó el vituperio de su autor, la pérdida de la batalla de Cachiri, posterior a un pequeño triunfo, que habia hecho esperar una victoria general, esta pérdida lamentable, que decidió la suerte del país, excitó el odio contra Rubira en vez de excitar la piedad.-Se le quitó el mando de las reliquias del exército hasta el dia en que volvió à mandar otra acción con los restos de las tropas del Sur, muy inferiores al enemigo, quedando prisionero después de combatir con el mayor honor. El General Rubira es uno de los primeros de aquella lista de proscriptos, cuyas angostas líneas recuerdan à la humanidad los días desgraciados de Sila y Mario, sin renovar la memoria de sus grandes hechos……..

Rubira, el Estudiante, fusilado por la espalda como traidor, es la expresión con que aparece escrita su muerte. Se le da por título de oprobio su carácter de hombre ilustrado, y se le apellida traidor por haber sido fiel à su Patria.

(Se continuará…)

Extracto de una carta de Curazao de 12 de Octubre de 1819.

Amigo y compañero: Antes te dixe que aguardaba la decisión de la instancia hecha por mi muger, reclamando con documentos legales su dote, que yo recibí judicialmente, y estaba incorporada à lo que se me embargo, y nominando especies que le están adjudicadas: más se ha negado en virtud de una órden de Morillo à la Audiencia en Junio último, en que le previene que por privilegiados que sean los bienes, que se hayan embargado, no se entre en à ninguna persona que los reclame………..

Morillo destruyó las leyes y el indulto, pues los que se aprovecharon de este, no han tomado sino una partesita de bienes; y ahora la Audiencia los empareja con esta orden.

Hé visto las gazetas hasta Setiembre con todos los partes de la toma de Santafé, y no dexan que desear, sino que el Ser Supremo dé también su rescate à esta parte de Venezuela. En las gazetas, y demás impresos de Caràcas, no se pone una letra sobre guerra, exército, posiciones, ventajas ó padecimientos, porque Su Excelencia el Apacentador lo ha prohibido rígidamente, después que perdieron al Reino: de modo que por lo que se miente por ambos partidos aquí, y las cartas, se infiere lo que sea probable. Ellos dan en sus cartas, y aquí lo divulgan sus compañeros, por tomada à Guayana todas las semanas, y ahora agregan el Reino, porque creen que con decirlo está hecho. R*** me aseguró anoche que mañana se publicaría en la gazeta ordinaria de aquí que Calzada estaba en posesión de Santafé, que habia derrotado à Bolívar, y que al mismo tiempo se apoderaron de la Guayana, cuya noticia vino por Coro, y la esparció aquí Zavalon, ó la fraguó, que es lo más cierto, pues está tan fatuo como siempre. Los Republicanos se divierten con tales noticias.

Vayan las de Maracaybo hasta Cartagena. En estos puntos están consentidos en que à la Guaira llegaron 6000 fascinerosos de España, porque el S**** lo ha hecho creer, y que con este número marchaba al Reino. Así es que ha 20 días que en Cartagena lo hacían en Pamplona: de Santa Marta y Maracaybo dicen lo mismo, contrayéndose à comunicaciones oficiales, que han sido publicadas por bando en Maracay El Virrey los divierte con 6000 hombres que llegan con Morillo, y que él sube con bongos, que dice se construyen à toda priesa; pero no hay gente, pues, de un imparcial que ataba de llegar, y lo vió todo, sé que entre Mompóx, Santa Marta, y Cartagena no hay 1800 soldados; que es espantosa la escasez de víveres en Cartagena, por que el Choco y Antioquia hicieron un espontaneo sacudimiento, luego que el Libertador tomó à Santafé ; y que pasados, o prófugos todos los del Sinú, Ciénega, Barú, &c., quedaron desiertos aquellos lugares, de donde se proveía la capital.

Lo principal falta. Morillo comunica à toda la Provincia de Caràcas que han llegado à Cartagena 6000 hombres! así anda el cuento: y la Ninfa, y la Baylen, marcharon à la Habana por socorros de todo.

Morillo està en Barquisimeto—el quartel general en el Tinaco: se asegura que evacuó à San Fernando, y reunió todas sus fuerzas. -Una lloviznita sobre Coro, y seria allanado: àntes te lo he dicho.

Triunfos de Los Principios Liberales.

CONSTITUCION EN WURTENBERG.

Stutgard, Setiembre 21 de 1810.

El dia de ayer serà celebrado siempre en los anales del Reino: era el dia señalado para la entrega de nuestra carta constitucional. Àcia el medio-dia llegó el Rey al Castillo de Luisburgo, precedido de sus Ministros y del Consejo de Estado. Una Diputación de los Estados fué luego introducida à la Sala del Trono, y presento al Rey el Acta Constitucional firmada por todos los Miembros de aquellos, y habiendo seguido todos à la gran Sala llamada la Sala de Ordenes, y sentándose el Rey sobre el trono, arengo à los Estados, y entre otras cosas les dixo:

‘‘Recibid mi sanción y solemne ratificación de la Constitucion del Reino, establecida por el libre consentimiento del pueblo: y sea este dia la época desde que empieze la felicidad del pueblo. Lo serà, si prevalece el espíritu de orden, de moderación, y de verdad; si el patriotismo y un verdadero espíritu municipal desarrollan el germen contenido en esta carta, y mejoran las imperfecciones que pueda haber en ella. He conocido la importancia del periodo en que vivimos, y no me he disfrazado las dificultades que hay para conciliar las opiniones, y satisfacer deseos y esperanzas diferentes: más mi resolución ha sido tomada en virtud de consideraciones de mayor peso………

Una Constitucion solo es buena à medida que ella adhiere más cada Ciudadano à su país, al Soberano, y à las instituciones establecidas. La adhesión à la moral y al país es calculada principalmente para promover aquel patriotismo, que produce vigor y valor capaces de qualquier esfuerzo; y yo confió en el buen espíritu de mi pueblo. La nueva Constitucion que està fundada en las costumbres, é idéas particulares de la nación, será una nueva garantía de órden, y del cumplimiento de todos los deberes. Vosotros, Representantes, habeis correspondido noblemente à mi confianza en esta importante ocasión, y con gozo os doy este testimonio de ello à la paz de la Alemania. El Rey os da las gracias à nombre de la nación, y vuestra misión queda ahora terminada. Pronto convocaré à la Dieta del Reino, y ella obrará de un modo consecuente à la confianza que siempre he tenido en los habitantes de Wurtemberg.”

El Rey entregó luego al Presidente una copia de la Constitucion firmada por él, y el Presidente le dio las gracias à nombre de los Estados y del Pueblo.

Lóndres, Nov 20 – Hemos recibido diarios recientes de Hamburgo y de los Países-Baxos: los primeros dan cuenta de la llegada del Rey de Suecia à Upsal, y de la instalación del Príncipe, su hijo, en las funciones de Canciller de la Universidad de aquella ciudad. En contestación al discurso dirigido al Rey por el Rector, S.M. prometió que el Príncipe Real pasaría en la Universidad todo el tiempo que no le fuese necesario en otra parte, y que así aprendería los verdaderos principios de la moral pública y de patriotismo: añadió La moral tiene reglas no ménos conocidas que las de las ciencias y siempre debe ser guiada por la antorcha de la razón. El órden y la constitución de los establecimientos públicos han de estar siempre de acuerdo con los derechos del Ciudadano, y con la dignidad del hombre.”

CAUSA DE LA AMERICA,

Extracto de la gazeta de la Isla de San Cristoval del 14 de Diciembre de 1819.

Se dió un espléndido banquete en Dublín al General Devereux, en Julio último, y la materia del dia fué la libertad de la América Meridional, para cuyo servicio reclutaba à la sazón aquel General una Legión de 5000 hombres. Habia más de 200 personas de mesa, y estaba à la cabeza de esta el Lord Cloncurry. Levantados los manteles, se dieron varios brindis: y habiéndose brindado à la salud de “Carlos Phillips y la Isla Esmeralda.” Mr. Phillips, que era uno de los del banquete, respondió en estos términos:

My Lord y Señores—Os lo agradezco bien sinceramente: merecer un acuerdo, quando mis paisanos estàn celebrando la causa de la libertad y de la humanidad, no puede dexar de ser satisfactorio; y lo es aún más el obtenerlo en ocasión en que se festeja à un amigo personal y querido. Permitidme añadir, que si algo puede aumentar el placer de tales sentimientos es la convicción de que nuestra reunión no puede causar à ninguno ofensa justa. Ha habido ocasiones demásiado frecuentes entre nosotros en que por desgracia diferían nuestras opiniones; y en que el silencio habría sido un crimen, e infausto el habla más en esta à la verdad no hay secta ni partido opuesto; y qualquiera puede en toda la extensión del país tomar la mano de otro con afecto fraternal, y sentir y gloriarse de la comunicacion eléctrica. Romper los grillos del esclavo, y arrancar el cetro al déspota, erigir un altar sobre el sepulcro de la Inquisición, elevar à un pueblo à la actitud de libre, fundar templos ciencias y al comercio, y crear una Constitucion, baxo cuyo anchuroso arco qualquiera criatura humana, no importa de qué secta, color, o clima, pueda mantenerse erguido y sublime con la dignidad de hombre, son los objetos gloriosos de esta empresa: y ha de estar embrutecida el alma, y petrificado el corazón, que en tal ocasión no sienta una noble simpatía. ¿Hay por ventura esclavo tan abyecto que se atreva à negarla? —¿Hay algún estadista que abra los anales de la América Española, y se compadezca de la decadencia de la España? La tiranía de esta ha sido desde su principio allí una mancha indeleble al cristianismo y à la Europa; nació en el fraude, fué bautizada en sangre, y nutrida de rapiñas. Ella blasfemó de quanto habia sagrado, y gangreno quanto era feliz. Ni los hábitos más simples, ni las más sagradas instituciones, ni las costumbres más caras e inocentes pudieron evitar la violencia del atroz invasor: y quando los cándidos hijos del Sol confiaron por un momento en la promesa de un cristiano, ¿qué miraron?, Oh vergüenza de la España ó horror del cristianismo, ¡y eterna mancha del nombre de la Europa! -Miraron el saqueo de sus fortunas, la desolación de sus penates, las cenizas de sus ciudades, su prole asesinada sin distinción de sexo, los ministros de su culto expirante entre tortura la persona de su Inca, de su amado de su sagrado y heroico Inca estremeciéndose con las convulsiones de la muerte sobre una hornilla, y la más natural y más excusable idolatría, su sacra luz del Sol nublada por el asqueroso humo de una Inquisición, que rebozaba de sangre humana, y que habia sido plantada sobre las ruinas de quanto tenían por sagrado.

Ved aquí las proezas de España en la América Meridional Ved qual es el imperio despótico, en cuyo d solicita un execrable tirano la neutralidad Británica La Irlanda al ménos hà dado su respuesta: una Legión armada, y compuesta de su más brillante juventud va à llevarla con el estrepito del trueno; y ya empiezan à hincharse las velas de los transportes. O importa que la tiranía fuese allí mil veces más artificiosa, más vigilante, y más feroz de lo que es: quando todo un pueblo lo quiere, su libertad es inevitable: sus propios castigos no serán convertidos en instrumentos para el triunfo; la sangre que ellos derramen servirá para escribir la Constitucion, y de sus cadenas harán armas de emancipación. Si todavía fuese posible alentarlos más, bastara que piensen en el tirano contra quien van à combatir; en esa odiosa concentración de qualidades, al mismo tiempo las más opuestas, y las más despreciables—tímido y sanguinario—afeminado y feroz—impío y supersticioso-que borda ahora un zagalejo, y luego encadena à un héroe; que se arrodilla hoy ante el Dios de mercedes, y enciende mañana la infernal hoguera de la inquisición-que abraza por la mañana al Ministro Alcahuete, y salta de la cama por la noche, atormentado de un sueño, a fulminar su destierro—victima alternativa de su furor d de sus temores—y fiel tan solo al infiel y doloso fanatismo, que excita su terror, y se alimenta de sus crímenes, y afecta dorar al esclavo ungido, al mismo tiempo que este tiembla entronizado sobre los huesos de sus bienhechores. ¿Quién puede sentir simpatía àcia tal monstruo? ¿Quién podría ver tranquilo à un poderoso imperio enlazarse en los brazos de este humano Boa? Mi propio corazón desfallece dentro de mí al pensar en los millares de mis valientes paisanos, que perecieron por coronarle con esa sanguinosa diadema; quando me acuerdo de quanto escribió el genio, quanto habló la elocuencia, quantos valientes combatieron, quantos leales murieron por él, mientras que él probaba las amarguras de un cautiverio; y que la restauración de este ingrato ha convertido à su reino en un desierto, donde la viuda y el huérfano se lamentan de su vasallaje, y en donde el cetro se mueve no para gobernar sino para afligir y derribar. Jamás, mi lord, jamás marcharon guerreros à contienda más sagrada, ya contemplemos el bien que tienen que efectuar, a el mal que corregir. El suceso que tengan es aún incierto; más no es incierto que todas las edades y todos los climas bendecirán su memoria, porque su espada va adornada de guirnaldas de la libertad, y que el patriotismo le da un lustre inmortal, y la piedad da à su ambiente una fragancia duradera…—Amenace en horabuena el tirano, y ladren sus mercenarios, ¿qué importa? Las proezas de estos guerreros seràn registradas donde quiera que la cristiandad se prosterne, d se respire libertad; y quando sus honradas cenizas se unan à las de sus padres, los millones que hayan redimido seràn sus doloridos, y su monumento todo un hemisferio emancipado. —Parte, pues, Soldado de la Irlanda (volviéndose decía el General Devereux), parte à donde te llama la gloria. El espíritu de Montezuma, a, Montezuma desde la hoguera, y al cabo de tantas edades te pide venganza: las Cortes patrióticas invocan desde profundas mazmorras la debida retribución; y los sepulcros de tus camaradas, hollados por la tiranía en la misma tierra donde murieron por la libertad, llaman contra el naub-zhor, y plantar las banderas de la esperanza sobre la cima de los andes Oxalá, que la victoria las guie siempre, y las siga la piedad Si triunfares, el resultado serà libertad; y sí perecieres en tal contienda, perecerás como los mártires, rodeado del esplendor de tu propia gloria.- Si; caerás, como se pone el Sol de los Peruvianos, à quienes vas à libertar, en medio de un pueblo adorador, y de las lágrimas de un mundo; y volverás à levantarte reanimado, resplandeciente e inmortal.”

MARINA DE CHILE.

Publicamos hoy los primeros Oficios del Lord Cochrane al Gobierno de Chile, con respecto a sus operaciones Navales en el Pacífico: y es sensible que la falta de comunicaciones directas retarde tanto el conocimiento de sucesos que nos importaría saber mucho más temprano. Esta correspondencia refiere puramente a la atrevida empresa decir a reconocer las fuerzas Españolas surcasen el Callao, y que habían sido representadas por el enemigo como garante seguro de la victoria La Esquadra Chilena dió principio a sus operaciones por la ocupación de las baterías é isla de S. Lorenzo, en donde rescató á veinte y nueve Americanos, que estaban allí prisioneros, é hizo luego algunas presas. El Almirante Cochrane baro luego hasta Paita, y apreso allí el convoy que iba de Panamá más encontrando d su regresa que el bloqueo del Callao, sancionado por el Gobierno de Chile, habia sido levantado sin su orden, siguió d Valparaíso d aumentar sus fuerzas, y di concertar con el Supremo Director medidas que impidiesen en lo adelante la renovación de semejantes sucesos. El Gobierno aprobó su conducta y planes futuros; y él estaba al partir otra vez (el 27 de Julio) para la costa del Perú con los siguientes buques; el O’Higgings de 44 cañones, San Martin de 52; Lautaro de 50; Independencia de 32; Chacabuco de 26; Araucano de 20; Galverino de 20; Macho de 18; y el Pescador de l8. Las Españoles tenían en el Callao las fragatas Venganza y Esmeralda; las corvetas Sebastiana, Cleopatra, Resolución Veloz ; los bergantines Potrillo, Pezuela, Maypa y Aranzazu, y 29 cañoneras.

A bordo de la O’Higgings, al frente de San

Lorenzo à 27 de Febrero de 1819.

Muy Señor mío: Nada importante ha ocurrido a la Esquadra de mi mando, desde que partir de la costa de Chile hasta ahora: sin embargo, considero de mi deber el tranquilizar al Supremo Director, enviándole noticia circunstanciada de lo que creo que merezca su conocimiento. La corveta Chacabuco se me unió a la mañana siguiente a mi salida de Valparaíso, y la envié por las provisiones que esperaba de Santiago, con órden de reunírseme en la latitud de las Hormigas, a donde habia enviado a cruzar al bergantín, Araucano. El mismo dia se reunieron el San Martin y Lautaro (navíos rebaxados), y nos dirigimos al oeste. Mi primera idéa fué tocar en la isla de Juan Fernández, no solo para hacer algunos reparos necesarios a los buques, sino también para completar nuestra aguada más encontrándome el 19 demasiado al norte, creí preferible no perder camino, y por ello, así como por otras razones importantes determiné seguir al oeste.

Aproximarme à la costa Peruana, antes de haber llegado al Callao, no habría dexado de alarmar y sin producir ningún bien habría hecho más difícil qualquier ventaja al momento de nuestra aparición. La Esquadra además no estaba todavía en estado de combate tanto por la situación de los buques, como por la inexperiencia de las tripulaciones; era pues necesario emplear algún tiempo en ordenarlo todo y disciplinar los marineros, antes de buscar la oportunidad de arriesgar el honor de nuestra bandera. Era también prudente mantenernos, en quanto fuese posible, dentro de las aguas de los buques Españoles, que navegan de Callao para Europa; y de este modo sin perder de vista el objeto principal, tenía yo suficiente tiempo para disponer de todo lo demás.

Las noticias recibidas de algunos buques balleneros, que abordamos, confirmaron mis calculos; pues los que salían del Callao me aseguraron que estaban allí las fragatas Esmeralda. y Venganza, y que la con veta San Antonio estaba al punto de partir para Cádiz, con cuyo motivo habían cerrado el Puerto. Cierto de esto, y hallándome el 28 de Enero en la longitud de 80° 28′. Cambié de rumbo, y me dirigí àcia Lima, cota animo de cruzar en sus cercanías hasta la partida de aquel buque. Se hicieron entretanto los reparos necesarios à los buques, se exercitaron y disciplinaron las tripulaciones de un modo eficaz, y se distribuyeron a los buques, conforme à su fuerza.

Cruzando el 10 de Febrero frente a las Hormigas observamos el convoy Inglés que salía del Callao. Tomándolos por Españoles, y preparados para el combate, les di caza, y presto reconocí la Andrómaca. Al dia siguiente determiné, con aprobación de los demás Comandantes, esperar al San Antonio hasta el 21 ó 22, manteniendo buenos gavieros ; y por fin el 23, que era el último del Carnaval, y en que creía todos los habitantes de Lima entregados a los placeres del dia, determinaba entrar en el puerto, y sí era posible, tomarlo por sorpresa. La O’Higgings y Lautaro parecían Angloamericanos, que se esperaban allí, y la San Martin. Debía permanecer detrás de la isla, para obrar conforme a las circunstancias, mientras que las otras abordaban a la Esmeralda y Venganza.

Concertado así el plan, preparado todo, y alentadas las tripulaciones, sucedió que hubo tan espesa niebla el 21 que los buques se separaron, é ignoraban sus posiciones respectivas. Aclaró algo el 22; unióse la Lautaro, y mientras que su Capitan estaba a bordo de la O’Higgings, volvió la niebla, más tan densa, que no pudimos vernos por quatro días los buques compañeros; y fué, así frustrado el proyecto para el 23.

Aunque nos extraviamos, no desesperé del feliz suceso de mi designio; y el 26 hice rumbo àcia el Callao, con la esperanza de encontrar allí a los otros buques. Aclarando la atmósfera, descubrí la isla de 8. Lorenzo, y poco después buques, dándose caza mutuamente y haciendo fuego. Eran estos la San Martín con una presa española procedente de Chiloé, la Lautaro, y (por la primera vez) la Chacabuco, con un ballenero, a quien hicimos alexar de la costa.

Las circunstancias de nuestro encuentro me hicieron temer que se desconcertase otra Vez, nuestro plan ; pues nuestra aproximación a las atalayas enemigas, y el ruido de la artillería podía haber alarmado a costa, y destruido la importancia de la sorpresa. Compelido así por las circunstancias, y todavía perseguido por la niebla, hice rumbo al puerto, para desvanecerlas sospechas en tierra. —Tengo el honor de ser &c. &c. -Cochrane. —Al Secretario de Guerra. Y Marina, Coronel J. T. Zenteno, &c.

A bordo de la 0’Higgings, al ancla

frente al Callao, Marzo lo de 1819.

Muy Señor mío: La entrada de la Esquadra de Chile en la Bahía del Callao, y el acto de establecer un bloqueo formal y manifiesto de dicho puerto, eran en si simples operaciones; más no correspondían al objeto de la gran causa de la América Meridional, si no estaban acompañadas de algún suceso notable por su importancia, y ventajoso en sus consecuencias. El plan indicado en mi última unía ambas ventajas, y no podía dexar de producir el mejor resultado. Hice pues todos mis preparativos para el 27;pero una nueva y extraordinaria combinación de accidentes me obligó a adoptar otro. Reunida la Esquadra en la tarde del 27 a 20 millas de distancia de la isla San Lorenzo, empezó a soplar una brisa fresca del sur, que nos cubrió de una niebla tan obscura, que fué imposible a los buques guardar sus posiciones. A la mañana del 28 todavía no descubríamos ni los otros buques, ni el horizonte. Creyendo que la San Martin y Lautaro hubiesen hecho rumbo àcia la isla, me dirigí allí, quando a las 9 de la mañana oímos, un cañoneo por aquella parte. Aumentabase a medida que nos aproximábamos; de modo que presumí que aquellas fragatas hubiesen sido forzadas a entrar en la Bahía, y compelidas a batirse con la Esquadra de Lima. Mi inquietud se aumentó a Proporción de que el fuego continuaba, y de que escaseaba la brisa. Por último, à fuerza de velas, descubrí la punta oeste de la isla à eso de las 2 de la tarde, quando ya habia cesado el fuego. Habiendo dado vuelta à la punta, y aclarado algo el tiempo, vi a la San Martin y Lautaro, que se acercaban, al ruido de los cañones, suponiendo también que la O’Higgings estuviese empeñada. Poco después descubría la Chacabuco muy à sotavento.

Sin embargo, de la niebla, observé una vela extraña, y dándole caza, encontré que era una cañonera española. Nos quedaba a sotavento; cedió sin resistencia; y su Comandante y 20 prisioneros fueron trasbordados a la O’Higgings. Tenía un cañon de à 24 y dos pedreros; y la hice tripular con un oficial y doce de nuestros marineros. Supe por los prisioneros, que el fuego que hablamos oído aquella mañana, fué A consecuencia de que el Virrey habia venido de Lima à exáminar las fortalezas y fuerzas navales; y que aún salía a bordo del Maypa, que luego fué descubierto por el San Martin : más hallábase este tan à sotavento, que no pudo cortarlo. Juzgue pues conveniente, ya que la niebla nos encubría, hacer más vela, siguiendo el mismo rumbo, con la esperanza de encontrar algún otro buque enemigo: el Lautaro siguió mis aguas, y de repente nos encontramos a la vista de la Esquadra y baterías del Callao.

El enemigo habia sabido desde el 26 que habia buques extraños sobre la costa; y sin embargo que se hubiese preparado, era tiempo de sostener el honor de la bandera patri6tica.Tambien deseaba yo formar una idéa justa de sus fuerzas, y de sus posiciones, y saber que especie de gente tuviese, y qual fuese la mía, que aún no habia entrado en acción. Disminuí velas, para formar nuestra línea paralela a la del enemigo, que con los buques de guerra que se expresan al margen, y 20 cañoneras habia formado una media luna. Al frente de esta habia una avanzada de buques armados y a retaguardia un número considerable de buques mercantes españoles. Los buques extrangeros estaban al ancla a la derecha de la línea enemiga.

Ordené à la San Martin que siguiese la costa, persuadido de que el rumbo que yo llevaba, enseñaría, al romper el fuego, lo que cada uno de los demás buques debiese hacer. La Lautaro, que era la más próxima a la O’Higgings, nos acompañó de cerca, y yo previne al timonel, que se dirigiese sobre la Esmeralda, que parecía sostener la derecha de la línea enemiga Procuré mantener todavía perplexo al enemigo, à que daba ansa el viage del sobrino y espías del Virrey a Valparaíso en la corveta Ontario: más pronto se descubri6 la naturaleza de nuestros buques y nuestro intento; y la Esmeralda rompió el fuego a eso de las 4 de la tarde, y luego lo hicieron todos los buques y Castillos. El Capitán Guisa de la Lautaro fué herido gravemente muy al principio, y esta desgracia me privió de sus servicios por el resto del combate.

Procedí a tomar mi puesto, y habiendo enarbolado la bandera de Chile, y echado el ancla, la O’Higgings abrió sus baterías; más como el resto de la Esquadra no hubiese podido llegar, tuvo ella que resistir a todo el fuego enemigo. Si la agudeza del enemigo hubiese igualado a sus preparativos, habría sido temeridad conservar esta posición por un quarto de hora; más la mantuve dos completas sin daño considerable. Conseguido así mi objeto, me hice fuera pausadamente à las seis, y ordené à los otros buques que surgiesen del lado dentro de la isla, pues no temí que les molestasen. El enemigo experimentó alguna pérdida, y tengo la ventura de decir que los míos se conduxeron de un modo digno de la estimación de su país-Tengo el honor, &c. &c.—Cochrane -Al Ministro de Guerra y Marina, &c. &c. &c.

Madrid 27 de Octubre de 1819.

Es asunto del dia, y de que se habla mucho una nota dirigida a nuestro nuevo Primer Ministro por Sir Enrique Wellesley. Hablando de la pacificación de las Provincias de Buenos-Ayres, se dice en esta nota, que el Gobierno de S.M. Británica manifestó ya los principios, en virtud de los quales tomaría sobre si el mediar entre la Madre-patria y las Colonias insurrectas que esa indubitable que el estado de América exigía las más enérgicas medidas pero que el Gobierno Español estaba al mismo tiempo en la necesidad de adoptar un sistema ménos ofensivo à las nuevas idéas é ilustración de la edad presente, para no hacer general las insurrecciones que hasta ahora se habían hecho sin conexión entre sí. El mismo Embajador ha repetido personalmente al Duque de S. Fernando, lo que con frecuencia habia dicho al Duque de S. Carlos, ahora Embajador en Londres, que es de la mayor importancia formar una Administracion cuyos miembros convengan en puntos esenciales, como el establecimiento de una Constitucion adaptada al aumento de luces de la nación; la abolición de la Inquisición, la libertad de los Diputados de Cortes, que estan ahora presos ó desterrados por opiniones manifestadas antes de la vuelta del Rey, &c. &c. &c.

Bruselas, Octubre 30.

El 13 del corriente, se recibieron en Madrid oficios de la Havana, é inmediatamente huvo un Consejo de Gavinete. Nada se sabe aún de su contenido: y esto induce a creer que no sea favorable. A la verdad, empieza a generalizarse en España la opinion de que la causa del Rey en la América Meridional no da ya esperanzas, y que la conservación de alguna parte de ella por Fernando VII. depende enteramente de la buena voluntad y consentimiento de los Estados-Unidos.

Lóndres 29 de Noviembre de 1819.

Pocos acontecimientos relativos a la emancipación de la América Española han sido vistos por el pueblo Inglés con tanto interés, como la ocupación de Santafé por el Presidente Bolívar, no solo por las inmensas ventajas que resultan de este importante y decisivo golpe, sino también por la impavidez y atrevimiento, que distinguieron a la empresa, y por la maestría con que fué executada. Los Españoles habían enviado sus mejores fuerzas al encuentro del Libertador, y esperaban que alexado este tanto, que su retirada era impracticable, cayese en el lazo. Todo lo habían preparado, y fiados en sus medios comparativos de defensa, habían escrito a sus amigos en las islas que contaban con la victoria. Esto nos hizo creer que Bolívar no entraría a la Capital sin una fuerte batalla, de que la de Tunja fuese solamente el precursor más entreveíamos que él vencería.

Habiendo observado atentamente aquella parte de la América Meridional, teatro de las operaciones de Bolívar, puede concebirse por fácilmente qual sería el gozo de los habitantes, al verse libres de las garras de Morillo, y escudados contra la repetición de los horrores, que habían experimentado. Santafé habia sido colmada de ultrages: quanto habia ilustre, quanto habia podido inspirar a Morillo temor ó desconfianza, toda habia sido exterminado. ¡Qué deleite para Bolívar consolar a tantas viudas, y huérfanos ¡Qué triunfo a la memoria de Camilo Torres, y de tantos hombres dignos, a quienes Morillo asesino a sangre fría!

Debe decirse que el aspecto de los negocios en Venezuela y la Nueva-Granada se ha cambiado enteramente. La sangrienta campaña de 1817 no produxo todas las ventajas que se esperaban, más convenció a los Españoles de que sus descendientes no habían degenerado: La campaña de este año en el Apure y en el Arauca fué defensiva por parte de Bolívar, y era más prudente destruir al enemigo en detalle, exponiéndole de continuo a los ataques de una caballería superior, quitándole las provisiones, ¿y obligándolo a marchar constantemente sin conseguir su objeto, que arriesgar una acción general. Cansado, con medio exército ménos, y amenazado de la estación lluviosa, Morillo fué echado de los Llanos, en donde la superioridad de su infantería le habia dado por poco tiempo algún ascendiente. En medio de las atenciones que exigía un plan defensivo de operaciones, fué que Bolívar concibió el gran proyecto de arrostrar la estación. dexar a Morillo en Quarteles de invierno, y penetrar a la Nueva Granada con parte de su exército, atravesando el brazo de los Andes que la separa de la Provincia de Casanare. Sus oficios y boletines manifiestan el glorioso resultado de la empresa :y Morillo que contaba con la destrucción del exército independiente por la inclemencia de la estación, por las fuerzas Realistas en Santa fe, y por las preparaciones hechas, lo ve ahora es posesión de la Capital y recursos de Reino opulento, y rodeado de un pueblo de agradecidos Patriotas, prontos a vengar sus propios agravios, y a completar la libertad de la pequeña parte del país, que llora todavía la presencia del cruel é inveterado enemigo.—(Morning Chronicle.)

Nov. 30. han recibido noticias de Càdiz hasta el 9 del corriente, y se dice que el número de enfermos allí no era ya más que de 6 a 700.

Diciembre 3. —Sabemos que ha llegado a esta ciudad de paso para Madrid un correo de Gabinete que viene del Brazil. Se creer que él lleve la noticia de haberse suspendido las negociaciones que habia pendientes entre las Cortes Española y Portuguesa sobre la posesión de Montevideo, y otros puntos. Esto está de acuerdo con lo que se nos ha escrito de allí, y con lo que publicamos ayer sobre la política de los Gefes militares Portugueses, que ocupan la Banda Oriental.

Gibraltar l 1 de Noviembre de 1819.

Ya habrá sabido V. otro cambio de Ministro que ha habido en Madrid. Lozano de Torres. Ministro de Gracia y Justicia, fué removido con desgracia el 1º del corriente, y el 4 lo fué Imaz. Ministro de Hacienda. Se que al dia siguiente habrán cambiado de Ministro de Guerra, y que el de Estado no durara mucho. Lozano fué el que más se opuso al tratado de las Floridas, y aún se presume que fuese al autor de casi todas las medidas tomadas por el Gobierno con respecto à el. El también negocio el casamiento de la presente Reina, de quien esperaba la mayor protección, y nunca se creía más seguro, ni más firme en su puesto, que a momento de su desgracia. Le sucedió, y se dice que completamente, Mozo Rózales, Marqués de Mata-Florida. Este es un Abogado que fué creado Marqués, y Ministro de Hacienda por el presente Monarca fué miembro de las Cortes, y el que hizo y llevó la representación, firmada por quarenta y tantos que pedían al Rey que disolviese las Cortes, y reinase despóticamente. Decía él al Rey en dicha representación: “V.M. es el supremo arbitro de las vidas y de la hacienda de sus vasallos, y puede de esta aquellas como agradare à V.M.” lo qual dió más que desde entonces se le conozca por el nombre de Rey de los Persas.

A Imaz sucedió Salmon, que es un hombre de 64 años, y tío del anterior Ministre de Estados que sucedió a Pizarro. , Imaz carecía de quanto puede formar a un Diplomático, si no se exceptúa lo que aprendiese de Lozano, de quien era íntimo amigo, y cuya causa sostenía. Se dice que su sucesor es una especie de buen hombre más sin talentos bastantes para desempeñar el empleo, ni energia para saberse mantener en él. Fué anteriormente Cónsul en Tánger (¡bella escuela de libertad!), y luego sobrestante de un fanal, y otros edificios públicos en Tarifa. que es la única oportunidad que le haya presentado el. Rey hasta ahora de adquirir luces sobre la obscura ciencia de Rentas Nacionales.

Cartas de España, recibidas ayer aquí, dícese que ha desaparecido toda esperanza de mutacion de sistema, sin embargo del casamiento del Rey y de los pomposos ofrecimientos de amnistía y olvido de lo pasado, hechos en aquella ocasión. Todo cambio sería considerado, en el presente estado de los negocios, como peligroso à la Iglesia y al Estado.

Noticias recibidas de Irum anuncian que la expedición de Cadiz va a ser reorganizada, y os dice que saldrá para principios del año: pero se añade que no es más que un rumor. Morillo ha sido creado Marqués de la Puerta y Conde de Cartagena. (¿Sera acaso en premio de la campaña de 1819?)

Una carta, de la Havana, de 12 de Octubre último, dice que la fragata Nuestra Señora del Carmen. procedente de Vera Cruz, con 300,006 pesos a bordo, tuvo un combate frente al Cabo. Se dice que esta fué vencida, más no habiendo llegado aún la fragata a su destino, se duda del resultado.

Angostura, impreso por Andres Roderick, impresor del Gobierno, calle de la Muralla,