logoCNH
letras
bolivar
imprenta

Correo del Orinoco N° 87. Angostura, Sábado 2 de Diciembre de 1820.

Correo del Orinoco 1820 N° 87

COLOMBIA

Traslación del Gobierno Supremo de la República á la Villa del Rosario de Cúcuta.

DECRETO.

Ministerio del Interior y de Justicia. —Palacio del Gobierno en Angostura à 13 de Noviembre de 1820. —Al Excmo. Señor Vice-Presidente del Departamento de Venezuela —El Excmo. Señor Vice-Presidente de la República se ha servido expedir el Decreto siguiente:

Por cuanto en la Ley Fundamental de la República de Colombia està señalada la Villa del Rosario de Cúcuta para la reunion del Congreso General que segun la misma Ley ha de verificarse el 1.° de Enero de 1821, en cuyo dia, ni en sus vísperas con motivo de la actual campaña puede hallarse allí el Excmo. Señor LIBERTADOR PRESIDENTE para la apertura de las Sesiones, ni para el recibimiento de los Diputados que vayan acudiendo à la nueva Capital del Estado, en donde han de hallarse también presentes los Secretarios del Despacho para el mensage del Magistrado que haya de presidir en la apertura de las Sesiones y para los informes que cada uno de aquellos debe dar en las primeras: por tanto, y mediante que sin residir allí con alguna anticipación el Presidente ó Vice-Presidente no puede tener el mejor efecto la facultad que se le concedió en el artículo 5.º del Reglamento de elecciones para allanar cualquiera dificultad capaz de impedir, ó retardar la instalación del Congreso General de Colombia; he venido en decretar y decreto lo siguiente:

Art. 1.º El Gobierno saldrá de esta Ciudad para la nueva Capital del Estado el dia 20 del corriente:

2º Quedan las tres corporaciones decretadas por el Congreso de Venezuela cuando estaba para ponerse en receso, à saber: la Diputación permanente, la comision de Repartimiento de Bienes Nacionales, y la encargada de liquidar la Deuda nacional:

3º Iran à la nueva Capital cuando lo disponga la Diputación permanente encargada del archivo del Congreso de Venezuela, las actas y demás papeles de su Secretaría, como necesarias, útiles, ó conducentes à las Sesiones del Congreso General de Colombia:

4º Para que por ausencia del Presidente ó Vice-Presidente no se interrumpa, ni retarde el curso de los negocios que siendo propios de las tres corporaciones mencionadas no pueden ser egecutivas sin la intervencion del Gobierno, queda esta delegada en S.E. el Vice-Presidente de Venezuela, en todo lo que sea delegable con respecto á ellas; exceptuando de esta delegación las cuentas y deudas procedentes de contratos celebrados con Agentes del Gobierno en países extrangeros:

5.º. Queda delegada en la Vice-Presidencia Departamental la facultad concedida en el reglamento de elecciones para allanar dificultades capaces de impedir ó retardar la reunion del Congreso General. En virtud de esta delegación está autorizado el Excmo.Señor VícePresidente de Venezuela para remover cualquier obstáculo del nombramiento de Diputados de este Departamento, y de su marcha á Cúcuta:

6.º. También se le delega el uso y aplicación del privilegio concedido al Gobierno Supremo en decreto del Congreso de 28 de Abril del año pasado, relativo á exportacion de Ganados por los puertos mas convenientes y ütiles al servicio de la República:

7º. Se halla vigente lo acordado para el Congreso de Venezuela en favor del Presidente en campaña, à fin de que entregado exclusivamente á la direccion de la guerra, y habilitado entretanto para lo demàs el Vice-Presidente de la República no se distraiga del más importante obgeto. En conformidad ira à la nueva Capital del Estado en sus casos todo lo que no sea del resorte militar:

8º. En las primeras Sesiones del Congreso General de Colombia se le dará cuenta de este Decreto, sometiéndolo à su conocimiento y autoridad:

9.º El Ministro del Interior està encargado de la egecución de este Decreto, comunicándolo

à quienes deba comunicarse, y haciéndolo notorio en la forma acostumbrada. Dado, firmado de mi mano, sellado con el Sello Provisional del Estado, y refrendado por el Ministro del Interior en el Palacio del Gobierno en la Capital de Guayana à 9 de Noviembre de 1820. —Juan G. Roscio. —Por S.E. el Señor Vice-Presidente de la República. —El

Ministro del Interior. —Diego B. Urbaneja. —Lo comunico à V.E. para su inteligencia y que disponga se publique en la forma ordinaria—Dios guarde à V.E..-Diego B. Urbaneja.

PROCLAMA DEL GOBIERNO

A LOS HABITANTES DE GUAYANA.

Al trasladarse à Cúcuta el Gobierno General en obedecimiento de la Ley Fundamental de Colombia, no puede separarse de vuestro seno sin echar una ojeada sobre vuestra patriótica conducta, y sin daros agua testimonio de la estima que se os debe.

Vuestros espontáneos sufrimientos, y vuestra constancia en los años calamitosos que nos han precedido, vuestro conato por el triunfo final de la República, vuestra entera devoción a ella, vuestro patriotismo, han indicado siempre al Gobierno que vuestros esfuerzos no podían tener otro término que el de las necesidades públicas; y aquellos à quienes disteis la direccion de los negocios, siempre han obtenido vuestra cooperacion, siempre se han visto alentados por vuestra confianza y vuestra aprobación.

Vuestras virtudes os proporcionaron la gloria de que se reuniese entre vosotros el Segundo Congreso de Venezuela; y vuestra posición geográfica la de ser el punto de donde

se transmitiesen a las demàs Provincias los medios de adquirir y comunicar la libertad. Vuestra participación en el establecimiento de Colombia, es digna de envidia; y aunque todos anhelaron igualmente por este suceso que decidió la grandeza, la gloria, la felicidad de la nación, fuisteis los primeros á quienes fué dado celebrarlo.

¡Habitantes de la Provincia de Guayana! Corresponded siempre à los votos que dirigíais al Cielo cuando vuestros Representantes sancionaban este acto augusto, que tanto nos ha engrandecido, este solemne garante de la prosperidad y de la gloria nacional. Ningún Patriota retrogradó jamas en la carrera de la gloria; y en Cúcuta, o en la nueva ciudad que

los Legisladores de Colombia harán levantar en honra del LIBERTADOR, el Gobierno General reposará siempre en vuestro patriotismo y contará con vuestras virtudes para cicatrizar las heridas, y remediar los males que han sido inseparables de la lucha en que hemos ganado nuestra libertad. —Palacio del Gobierno en Angostura, a 14 de Noviembre de 1820. 10.º

       JUAN GERMÁN ROSCIO.

VOLUNTARIOS EXTRANGEROS.

Oficio del Sr. Ministro de la Guerra á S.E. el Vice-Presidente de la República.

Considerando S.E. el LIBERTADOR PRESIDENTE que las fuerzas militares de la República no necesitan por ahora nuevos refuerzos, y que los que vienen de los países extrangeros, además de ser extremamente gravosos por los costos de su transporte y habilitación, sufren enormes pérdidas por efecto del clima, ha tenido a bien declarar:

1.º Que no se admitan en adelante nuevas tropas ni oficiales extrangeros al servicio de la República.

2.° Que à los oficiales que hayan venido hasta ahora à tomar servicio y no hayan sido admitidos todavía por S.E., no se les dé si su graduación fuere superior à la de Teniente-Coronel que es la mayor en que las facultades de S.E. le permiten admitirlos.

3.° Que haga V.E. publicar en el Correo del Orinoco esta declaración, y que se comunique à nuestros Agentes y Enviados en los países extrangeros para que les sirva de gobierno. lo comunico à V.E. de órden de S.E. el Libertador para su inteligencia y cumplimiento. Dios guarde à V.E. muchos años. El Ministro de la Guerra. = Pedro Brizeño Méndez.

CARTAGENA.

El 1.º de Setiembre hizo el Gobernador de dicha Plaza D. Gabriel Torres una salida contra Turbaco, puesto avanzado de nuestra línea. Agitado de la desesperación, é indignado de la

firmeza de las Tropas Republicanas que le tienen reducido à la calamitosa situación que él mismo encarece en su Proclama, inserta en nuestro núm. 81, emprendió aquel secreto movimiento; pero viendo frustrado su principal designio, cebó su saña devoradora en los indefensos ancianos, en las inermes mugeres, y en los inocentes niños, siendo la mayor parte de los que, expulsados por él de la ciudad, habían encontrado en la generosidad de los sitiadores el amparo, y sustento que se les negaba. Mas de ciento perecieron; y aun habría continuado el sacrificio, si acudiendo nuestra caballería, no hubiesen huido cobardemente los enemigos à sepultar en los muros de Cartagena la ignominia de sus crímenes atroces. Con la sangre de estas víctimas desgraciadas han salpicado las páginas de la Constitución, haciendo un memorable ensayo de la excelencia de ese Código decantado, que la España ofrece à Colombia como el Bien Supremo; pero que Colombia rechaza como el don más ominoso à su felicidad. Delirio seria creer que, aun suponiéndole dictado por una inteligencia sublime, ó bajado del Cielo mismo, fuese capaz de obrar el estupendo prodigio de transformar el carácter de los Españoles, é infundirles aquellos dulces y benévolos sentimientos que ennoblecen à la especie humana. No: sus corazones, como los del Tigre y de la Hiena, jamas se despojarán de su fiereza natural; y la Constitución parece que solo ha servido para empedernirlos más y hacerlos eternamente odiosos à los ojos del Universo. ¿Qué partido, pues, resta para evitar la reproducción de las escenas de Turbaco, en que el insigne Expedicionario Torres imitó las de su Maestro y predecesor Boves en Calabozo, y las de su actual modelo vivo, Morillo, en Cundinamarca ? La Independencia, repiten todos los labios, suspiran todos los corazones en los ángulos más ignorados de Colombia: la Independencia; porque ella sola puede ser el galardón de sus heroicos sacrificios, y el ancora inmutable de su felicidad.

En Cumaná se nos presenta otra prueba relevante del inflexible carácter Español, en que ninguna mudanza han producido ni su revolución, ni sus nuevas instituciones. Los infelices que lograron sobrevivir al exforsado Coronel Gutierrez después del combate naval

que tuvo con el execrable Guerrero, y cayeron en manos del enemigo, fueron inmediatamente aplicados al trabajo de obras públicas en aquella Ciudad, cargados de pesados hierros y cadenas. Pero, ¡qué contraste tan asombroso! Esto sucedía al mismo tiempo que se daba una entera libertad á los prisioneros conducidos à Margarita por los corsarios de la República, segun se evidencia del siguiente oficio que dirigió a la Vice Presidencia de Venezuela S.E. el General en Gefe de las armas de la mencionada Isla:

Excmo. Señor: Después del último correo que à esta fecha debe haber llegado à esa Capital, no ha ocurrido otra novedad digna del conocimiento de V.E. sino la desgracia sucedida à la flechera corsaria particular de la República titulada Flor de la Mar, en el combate que tan gloriosamente sostuvo en frente de Barcelona contra un falucho y un esquife enemigos mandados por Guerrero que murió de un lanzazo que le dió el Comandante de la flechera siendo de advertir que aquellos estaban rendidos ya con más de 40 hombres muertos, y que al momento de abordarle para tomar posesión de ella, se zozobro, con cuyo accidente el enemigo se reanimo, y empezó à asesinar y recoger los que quedaron en el agua; entre los cuales cayó el mismo Comandante de dicha flechera el benemérito Señor Capitan de Navio Francisco J. Gutierrez, y otros oficiales, à quienes dieron muerte alevosamente después de haberlos tomado nadando desarmados, al mismo tiempo que en esta Isla se daba libertad à más de cien prisioneros españoles introducidos por varios de los corsarios de la República: emito molestar la atención de V.E. con un detal más circunstanciado de este acontecimiento porque me hago cargo de que está fatal noticia habrà llegado ya à sus oídos, mediante que los que se escaparon llegaron felizmente à Cumanacoa, de donde han regresado á esta Isla.

La República ha perdido en esta jornada uno de sus mejores y más acreditados oficiales, y su muerte se hace tanto más sensible por la felonía con que fué egecutada: los que cayeron prisioneros permanecen en Cumaná limpiando las calles con cadena y grillete al pie: semejante conducta clama venganza, y yo espero las órdenes de V.E. sobre el particular, para arreglar la mía cuando vuelvan prisioneros à la Isla. A noche llegaron al puerto de Pampatar cuatro individuos del batallón de Clarines que desertaron de las banderas del Rey en Carúpano para unirse à las de la Patria. Dios guarde á V.E. muchos años. Margarita Octubre 10 de 1820-Excmo. Señor-Juan Bautista Arismendi.”

Sus nombres merecen el mismo honor que se ha hecho à sus compañeros en la lista inserta en nuestro núm. 82, y son los siguientes,

Sargento 2.º Pedro Flores . . . . . . de Cagua.

Soldado, de premio, Juan Castro (uno de los principales autores de la insurrección) Santa María de Ipire.

Idem Francisco Figueras . . . . . . . . Píritu.

Idem Pedro Figueras . . . . . . . . . . Idem.

CUMANA.

El 24 de Octubre se presentaron al Comandante-general de la Provincia en su cuartel de San Francisco dos oficiales. El uno pasado de dicha Plaza es el teniente del batallón de Cachiri, Ciudadano Ramon Farías, natural de Maracaibo, y el otro que lo verificó de Barcelona es el C. José Ignacio López, teniente de milicias de esta ciudad que se hallaba destacado en Pozuelos con diez hombres, los cuales trajo también consigo. Recibidos por sus hermanos con la afectuosa consideración que merece su conducta; dió Farías entre otras noticias, la de que Cumaná se hallaba en la mayor fermentación, y un gran número de hombres dispuestos à pasarse en primera oportunidad, añadiendo que el Gobernador de aquella Plaza decía públicamente: “que de ningún Criollo hacía confianza.” (Santa palabra: tiene su Señoría sobradísima razón por que son muy recientes y amargos los egemplos de los Torrealvas, de los Navarros, y de los Reyes Vargas que están haciendo ya la guerra à los Españoles).

En una de las varias cartas que el Coronel Montes ha recibido de sus amigos en Cumaná se leen los siguientes notables pasages: “Le incluyo á V. copia de un oficio publicado aquí en bando real y salva de artillería en todas las baterías (cualquiera otro que los Españoles tendría vergüenza de gastar pólvora en publicar tantas mentiras.) Dicho oficio ha venido de la Guaira no como dirigido à este Gobierno, sino por carta particular, y à su tenor he visto varias otras que dan las mismas noticias. Le digo más que en el bando se publicó la derrota de la Division que opera en la costa de la Guaira, dada por dos compañías de Castilla (esto se entiende en los valles de Curiepe, Rio-Chico, &c. donde obra el Coronel Mazero: en este número, ó en el siguiente haremos ver á lo que le reduce esta derrota; advirtiendo de pase que entre los Españoles derrota se aplica a cuando les dà gana.) También se publicó que Calzada ha sido reforzado con una Division de 3000 hombres bajados del Perú (si ellos digeran bajados del Cielo, podríamos creerlo acuérdense de la Expedicion de Chile contra aquella capital.)

Como cada General, cada Comandante y aun cada soldado Español tiene un sistema de impostura suyo propio, así también en cada egército, en cada ciudad, y hasta en cada garita forjan las mentiras con que deben apoyarlo.—En la Guaira se ha disfrazado à gusto el oficio de S.E. el LIBERTADOR PRESIDENTE sobre armisticio y de un modo diferente del que se manifestó en nuestro número anterior

Oficio publicado por bando real en Cumaná con salva de artillería y repiques de campana.

Aunque he extrañado que en las proposiciones dirigidas por S.E. en Cúcuta no se hubiese dado por base el reconocimiento de la Independencia: aunque el considerable Egército de la República, podría prometerse ocupar el resto de Venezuela y establecer sus dominios hasta Quito. Las grandes erogaciones que ocasionan no puede sufragarlas el país y deseando yo proporcionarle toda la felicidad, aunque sea à costa de la República, y no pudiendo tratar de Independencia desde luego haré proposiciones de paz y reconciliación desde mi cuartel general de San Fernando donde me hallaré el 23 del próximo de Octubre continuándose entre tanto las operaciones, y dándose las garantías y rehenes que pida como bases de esta proposición. —Simon Bolívar.”

El Comandante general para desengañar á los habitantes de Cumaná, que pudieren llegar á creer el famoso bando, les dirigió la siguiente nota:

Cumaneses: Con dolor he visto la trama española estampada en el supuesto oficio del Excmo. Señor Libertador Presidente fecho el 24 de Setiembre en San Cristoval; y para satisfaceros de las intenciones de vuestros opresores que solo quieren engañaros, diré que el 24 de Setiembre aunque S.E. estaba en San Cristoval no intentaba moverse sobre Apure, sino sobre Cartagena, como lo acredita la gaceta núm. 84, hallándose S.E. en Barranquillas, y que S.E. de ningún modo podría resolver la destrucción de Colombia, entregándola à la tiranía sino consultar y decretar su felicidad. Independencia ó muerte es la divisa de S.E: es la de los Americanos y à ella se sacrificará Colombia siendo necesario. Desengañaos, los Españoles mismos confiesan que el Egército de la República es considerable y agregan que no pueden sufrir grandes erogaciones en el país; pero vosotros estáis bien satisfechos que poseemos los llanos, y, que tenemos abiertamente la protección de los comerciantes de Lóndres. Leed con atención la gaceta num.83, y en ella veréis estampados sentimientos de los Republicanos comunicados por el Señor General Urdaneta y el Señor Coronel Brizeño a los Enviados por el General Morillo en contestación à sus proposiciones.- Tened presente que cuando se emplea la mentira y la seducción no se pueden esperar ningunas ventajas.—Vosotros os culpáis con creer la sentencia que de vuestra ruina dictan vuestros verdugos.—San-Francisco y Noviembre 4 de 1820.—Armario.”

BARCELONA.

Oficio del Señor General Monagas á S.E. el Vice-Presidente de Venezuela.

Cuartel-general Divisionario en Barcelona à 19 de Noviembre de 1820. —Excmo. Señor:

Tengo el honor de anunciar à V.E. el feliz éxito de las tropas que dejé en Quiamare al efecto que anuncié á V.E. en mi oficio fecha 5 del corriente, bajo el número 116, que ha sido el habersele presentado al comandante de ellas Capitan Antonio Tomàs Rojas, los oficiales que constan en la lista que incluyo, y todos los soldados y vecinos que acompañaban al pérfido Francisco Guzmán; habiendo sido muerto éste el 12 por una partida que lo perseguía por haber hecho una obstinada resistencia; en este concepto y en el de que en el interior de esta Provincia no ha quedado un solo individuo que pueda perjudicarla, verà V.E. que está enteramente realizada la libertad de ella.—Dios guarde à V.E. muchos años. Excmo. Señor. – José T. Monagas.

Lista de los oficiales presentados de las tropas de Quiamare:

Clases. Nombres.

Capitan . . . . . . Francisco Pandales.

Teniente . . . . . Lorenzo Guevara.

Idem . . . . . . . ..Carlos Guzmán.

Alférez . . . . . . Antonio Rojas.

Idem . . . . . . . Domingo Guzmán.

TRIUNFO DE LA LIBERTAD.

El Ciudadano REYES VARGAS, Coronel de los Egércitos de Colombia, Comandante general del departamento de Carora, y en Gefe de la Expedicion sobre Coro.

A sus Conciudadanos y antiguos Compañeras de Armas, Hermanos y Amigos:

Estos títulos tan sagrados para todo corazón honrado y sensible han despertado en mis todos los sentimientos que un vano fanatismo logro sofocar en mi pecho momentáneamente. Nací Colombiano y soy Colombiano segunda vez; gracias al Dios de la verdad que me ha inspirado con el tremendo grito de la justicia. Si: extraviado por la senda de nuestros enemigos comunes, empuñé un arma liberticida que no debió emplearse sino en defensa del suelo patrio. Mas los trastornos de nuestra antigua metrópoli me han dado lecciones luminosas del derecho de los hombres. La España misma me ha enseñado que un Rey no es más que un súbdito del pueblo, y que el Pueblo es el verdadero soberano. Cuando yo enagenado de la razón pensé como mis mayores que el Rey es el Sr. legítimo de la nación, expuse en su defenza mi vida con placer. Ahora que los inmortales Quiroga y Riego han descubierto con sus armas libertadoras, los títulos imprescriptibles de la nacion, he logrado convencerme de que tanto el pueblo Español como el Americano tienen derecho para establecer un Gobierno segun su conciencia y propia felicidad.

Antiguos compañeros de armas: La Constitucion española os excluyo à los más de vosotros à pretexto de Africanos de los legítimos es que nos concede la CONSTITUCION DE COLOMBIA. Allá se nos trata como seres, nulos en la sociedad. Acá somos los primeros Ciudadanos de la República. Creedme, amigos, nuestras armas se han empleado en nuestro daño: volvedlas à nuestra Patria legítima; que ella os acogerá con la indulgencia que à mí. Yo fui su mayor enemigo: ya soy su primer defensor: viva Colombia: morir por ella será mi gloria. Cuartel Divisionario de Carora a 21 de Octubre de 1820.

REYES VARGAS.

Oficio con que se acompañó la anterior Proclama.

Ministerio de Guerra. —Cuartel-general de Trugillo à 40° de Octubre de 1820. —Al Excmo. Señor Vice-Presidente de Venezuela, &c. &c.

Puedo retribuir á V.E. su comunicacion oficial del 30 de Agosto con una noticia de la misma especie y complaciente hasta lo sumo.

El Coronel Reyes Vargas ha jurado en Carora las banderas de Colombia, apoderándose de armas, municiones, y demàs artículos de guerra que existían allí, con las cuales ha levantado un cuerpo respetable de caballería é infantería, con que ha invadido el territorio enemigo y obtenido ventajas.

El Coronel Tello, comandante-general de la tercera división española pensó distraer la resolución del Coronel Vargas, por una carta seductiva, que es un testimonio de oprobio y vilipendio al egército español. El oficial que la conducía cayó en poder de nuestras guerrillas y sin embargo que por las leyes de la guerra debiera ser egecutado, la franqueza con que este oficial español ha manifestado el engaño que le hizo su gefe, de que lo enviaba con una correspondencia oficial en la clase de parlamentario, ha movido la generosidad del LIBERTADOR para conservarlo como prisionero y tratarlo con una dignidad, à que no es acreedor ninguno de ellos.

Tras de esta carta enviaba Tello 300 infantes y 50 caballos que cortasen el movimiento de Carora, transcendental ya à muchos pueblos.

El Coronel Vargas los ha batido completamente, y los habrà destruido del todo, si le han llegado en oportunidad los refuerzos que se le enviaron para proteger su resolución.

La reputación y el influjo del Coronel Vargas en el Occidente, las tropas que el ha levantado, el patriotismo y la desesperación de los pueblos cansados de las vejaciones de los españoles, y la aproximación del Egército Libertador hacen la reacción del Occidente sin costarnos un hombre, miéntras los españoles pierden muchos. Este triunfo de la opinion es más brillante que el de la fuerza. El Coronel Vargas se ocupará de la toma de Coro, à cuyo efecto se prepara la marcha de un cuerpo respetable, y se le remiten armas, municiones, &c.—Dios guarde à V.E. muchos años. —Excmo. Señor.—El Ministro Interino.= Antonio José de Sucre.

EL GOBIERNO DE COLOMBIA

A los Habitantes del Departamento de Venezuela.

Venezolanos: Nuevas tramas urden contra vosotros, el enemigo de vuestra libertad, y de vuestro bienestar: nuevos lazos tienden para enredaros otra vez en una guerra civil más cruel y desastrosa que la de Boves. No quieren las tropas españolas embarcarse y venir à pelear contra una causa más justa que la que ellas mismas proclamaron en su país; y el digno sucesor de Boves quiere suplir esta falta con Venezolanos: pretende armar criollos contra criollos, hermanos contra hermanos; pretende que os degolléis mutuamente para que desapareciendo de vuestro país su fuerza natural sea dominado à discreción por una manga de facinerosos.

En la ciudad de Caràcas à 14 de Setiembre se ha trazado este plan infernal en una junta de génios todos vomitados del averno para afrenta del género humano: ellos y sus semejantes son los que han encendido la tea de la discordia entre vosotros: ellos la soplan y artizan: ellos son los que han desterrado de la Costa-firme la paz, la felicidad y el bien: ellos son los agresores; y todos los males de su inicua agresión los achacan siniestramente à los justos defensores de Colombia. So color de paz, de felicidad y de bien acordaron las medidas más funestas del mal, decretaron la paz de los desiertos y cementerios: echaron el resto de su malignidad, igualándoos con las huestes francesas invasoras de la península.

Venezolanos: Duro sería creer este rasgo de malevolencia si no apareciese estampado en la atroz acta de 14 de Setiembre. Perdido el pudor para obrar el mal, sus autores la dieron a la prensa, y la han circulado descaradamente. Ocupáis en ella, patriotas de Venezuela, el mismo lugar que ocuparon las tropas de Napoleón en los decretos de las Córtes de 9 de Setiembre 1811, y 8 de Junio de 1813. Dejaron de valer estos decretos desde que dejó de existir la guerra con la Francia; pero Morillo y su junta escandalosa los reproducen contra vosotros, usurpando facultades que no tienen. Y ¿quién no se irritará contra estos legisladores espurios al verlos poner en igual balanza al francés que invade con notoria injusticia y perfidia, y al Venezolano que se arma en defenza de sus mas caros derechos contra la opresión y tiranía?

¡Malvados que componéis esa junta tan monstruosa Se acabó el tiempo del imperio de la ilusión: desatada y rota la benda que ligaba y cubría los ojos del Americano del Sur, no serán de los opresores de su Patria: su envejecida ignorancia, su preocupación y fanatismo desaparecieron del territorio de Colombia, ¡y no os servirán ya de apoyo en vuestras bárbaras y sanguinarias medidas! No os canséis en prometer lo que à vuestra Constitucion no es dado conceder: demasiado conocida en Venezuela desde 1812, es detestada de cuantos la vieron en manos de Monteverde, Boves y Morales sobrepujando à la caja de Pandora, y derramando sobre este desgraciado suelo todas las calamidades del infierno. Vuestra maldita juntaba formado el propósito de renovarlas.

Venezolanos: A vosotros toca desbaratar el designio de vuestros enemigos la cosa es hecha, con tal que no os dejéis engañar. Unid vuestras fuerzas, vuestra opinion y voluntad alrededor del Pabellon Soberano de Colombia, y la paz será con vosotros: acabad de lanzar de vuestro país a estas fieras carniceras; y empeoréis entonces à coger en abundancia los frutos de vuestra Independencia y Libertad. Angostura 2 de Noviembre de 1820. 10.º

JUAN GERMAN ROSCIO.

EGERCITO DE ORIENTE.

Oficio del Señor General en Gefe del Egército de Oriente a S.E. el Vice-Presidente de Venezuela.

Excmo. Señor: Ayer he sido informado por mis espías que mantengo sobre el enemigo de Calabozo que Morillo habia llegado à aquel, y que de paso en el Sombrero habia pasado por las armas a una infeliz muger, sin otro motivo que el de haberse desertado su marido sin su conocimiento. Que Morillo habia destinado varios comisionados à los pueblos à recoger cuantos hombres y muchachos de diez años encontraran y conducirlos à Calabozo, sin exceptuar de esta recluta hombres ancianos y enfermos.

Luego que lleguen las espías que he destinado y empeñado al Sombrero, Calabozo y demàs partes daré à V.E. una noticia más circunstanciada de la venida de Morillo à aquellos Pueblos. —Dios guarde à V.E.—Cuartel-general en el Terron a 15 de Octubre de 1820.—Excmo. Señor – el General en Gefe del Egército.—José Francisco Bermúdez.

Oficio del Comandante de Guanape al Señor General en Gefe del Egército de Oriente.

Señor General: Por los informes hechos por el Señor Coronel Mazero relativos à sus operaciones, verá V.S. cumplido todo como se lo propuse àntes de empezarse por este sitio las operaciones militares. La Division es la más brillante que se puede apetecer, solo careciendo del auxilio tan necesario de ganados. Aquí se construyeron ocho cajas de guerra, y el armero que tenía ha estado componiendo fusiles para la columna; lo que aviso á VS para su inteligencia. —Es imponderable el gozo que me acompaña al ver resplandecer las armas de la República, y que à los habitantes de estos terrenos unidos conmigo nos haya convencido la razón y la justicia que los asiste para defender nuestro país y libertarnos del Gobierno déspota que nos tiranizaba. Pero gracias al Todo-Poderoso que nos ha ilustrado y separado del error á que nos conduxeron los perturbadores de nuestra tranquilidad. —Dios guarde à V.S. muchos años. —Guanape 12 de Octubre de 1820. =Calisto Vicente de Armas.

Señor General José Francisco Bermúdez.

Oficio del Señor Coronel Mazero al Señor General en Gefe del Egército de Oriente.

Columna de operaciones. —Señor General. —Después de mi entrada à Tacarigua reuní los botes y establecí la pesca. A las 2 de la tarde se pasó un soldado enemigo, y este nos impuso que en la boca del Tuy solo había 40 hombres, y que en este pueblo se hallaba Ferrón con la demàs tropa, por lo que dispuse marchase el Señor Coronel Cova con el batallón Bravo Orinoco, lo que verificó dicho gefe con la prontitud que acostumbra. Los enemigos que observaban de cerca marchaba sobre ellos una columna compuesta de cerca de 400 hombres, sin tirar un tiro de fusil huyeron cobardemente abandonando las trincheras y una pieza de artillería calibre de à 12. El Señor Coronel Cova siguió sus marchas con el mejor órden al puerto de Garrapata, y de allí à este pueblo donde se favorecieron los enemigos de los bosques, y huyen por los montes dispersos; entre las tropas enemigas habia 70 del regimiento de Castilla, que reunidos siguen sus marchas sobre la capital por el camino de Curiepe, y los he mandado perseguir. En este pueblo he encontrado veinte y seis fusiles nuevos aun encajonados, 50 inútiles, una pieza artillería de à 4, 2000 cartuchos de fusil con bala, 2500 piedras de chispa, 5 cajas de guerra, algunos morriones y cartucheras, 94 machetes de cazadores encajonados, una fragua completa, alguna herramienta de carpintería, treinta y dos potes de metralla de à 12, doce balas del mismo calibre, una armería, setenta y nueve barriles galleta, quince barriles de carne del Norte, y uno de tocino, cuatro sacos de arroz, veinte y cinco damesanas de aguardiente de España, cinco botijuelas aceite de Castilla, veinte y cinco piezas de coleta, veinte y seis fresadas, ochenta cordevanes, diez y nueve medios de zuela, 200 fanegas de cacao, una balandra, tres faluchos, tres botes y un gran número de mochilas de geniquen, y algunas botijuelas de alquitrán. Todo lo que he tomayo las medidas más eficaces para asegurarlo, poniéndolo à bordo de los buques. La mayor parte de los vecinos se han presentado y sigue haciéndolo el resto. La columna se aumenta en hombres y armas de modo que se ha formado ya un cuerpo respetable. Los músicos de la columna se han aumentado hasta el número de 21 entre cornetas, clarines, pitos y tambores. Los papeles más útiles que he encontrado les remito á V.S. por lo que pueda convenir. Dígame V.S. que conducta debo observar con las esclavitudes, pues según informes los españoles estan poniéndolos sobre las armas.  La extrema necesidad que tengo de oficiales me ha obligado a habilitar algunos sargentos primeros para que hagan el servicio como oficiales, lo aviso a V.S. para su conocimiento. —Dios guarde à V.S. muchos años. Cuartel de Rio Chic Octubre 8 de 1820.- El Coronel Comandante en Gefe de la columna. Felipe Mazero. – Señor General en Gefe del Egército de Oriente, J. Francisco Bermúdez.

CARTAS DE UN PATRIOTA.

Proyecto del Gabinete Francés sobre establecer en Buenos-Aires un Rey de la familia de Borbón.

CARTA PRIMERA

Por las gacetas que incluye veras el proyecto descubierto en Buenos-Aires. El Ministro francés Des-Cases proponía à nombre de su Gobierno coronar por Rey de la América del Sur (Buenos Aires y Chile) al Príncipe de Etruria, actual Duque de Luca de 18 años de edad, hijo de una hermana de Fernando 7º. Su tío Luis 18 le ofreció todos los auxilios necesarios en marina, soldados y dinero para realizar el plan y que se casará con una Princesa del Brazil para reunir los intereses de las dos casas reinante en esta parte del mundo, y que el Rey del Brazil renunciase á sus pretensiones sobre la Banda-oriental del Rio-de-la-Plata, sin otra compensación.

Parece que el partido Aristócrata de Buenos-Aires, habia adoptado este proyecto sin embargo que una comision del Congreso habia manifestado su opinion contraria. Esto, traslucido por el partido que llaman Federal, ocasionó la última revolucion, en que todos los empleados fueron depuestos y debían ser juzgados. Pueyrredón ex-Director y su Secretario se escaparon y se pasaron a los Portugueses en Montevideo.

Si este plan se hubiese realizado la América del Sur habría quedado por muchos años y quizá por algunos siglos tributaria de la Francia, el Perú sin esperanza de sacudir sus cadenas y Colombia muy expuesta a una recaída mortal. Pero afortunadamente los pueblos, esos pueblos, cuya ignorancia é incivilidad se vocifera tanto, hasta el punto de declararlos incapaces de gobernarse a sí mismos, han manifestado que no lo son tanto, que ellos conocen perfectamente sus verdaderos intereses y que saben sostenerlos contra todas las tramas de la Europa y las intrigas de muchos de sus hijos desnaturalizados.

Ahora es que puede entenderse la causa de haberse retardado siete años la publicación de la Independencia de Buenos-Aires, las dificultades para obrar sobre el Perú, el empeño de destruir à Artigas, y la conducta del Señor Laforet en Norte América, cuando tuvo la impudencia de declarar que la España por su derecho de soberanía sobre Buenos-Aires, podía aspirar a ciertas preferencias en el comercio, y que aquel gobierno debería acordárselas en perjuicio de las Otras naciones amigas.

Algunas habían creído antes de ahora que allí habia un proyecto de monarquía; pero sospechaban que fuese confinado a la casa del Brazil, y mirándola ya como indígena quedaría à lo ménos libre de mezclarse en la política de la Europa, que es la primera y tal vez la mayor ventaja de la Independencia americana. ¿Pero qué haria el tal niño con un tutor como Luís 14? Él se vería precisado a mantener una fuerza que lo hiciera respetar exterior é interiormente, es decir una fuerza para oprimir unos pueblos tan decididos por la libertad; y para pagar esta fuerza y sostener el tren de la Corte con todas sus anexidades no bastarían todas las propiedades de aquel territorio. ¡Buen negocio! Se crearía desde luego una Deuda nacional, se solicitarían empréstitos, se estipularían condiciones siempre ruinosas al pueblo, y en lugar de una cadena que antes los ligaba à la España recibirían ciento, que los atasen al carro de la Francia. ¡Excelente cambio!

¿Y todo esto porqué………porqué ellos no saben gobernarse a sí mismos no se han gobernado ya por diez años? Pero hay discordias, no hay confianza, ni se ha podido consolidar un sistema. La causa de todos estos inconvenientes no ha sido otra que estos mismas pretensiones, en una palabra la ambición de unos pocos Aristócratas, el deseo de oírse llamar Duques y Condes, y la equivocación del pueblo en haber creído buenos y virtuosos à los únicos viciosos y corrompidos que habia entre ellos, que son esos pocos magnates que todo lo quieren para sí y nada para la parte sufriente, la más digna y virtuosa en realidad.

Me iba extendiendo demasiado, aunque nunca podrá decirse todo lo que ofrece esta materia, y si tú me lo permites, te prometo quitarte otros es con las reflexiones que me ocurran sobre la aplicación de este suceso de Buenos-Aires al estado actual de Colombia. —UN PATRIOTA.

(Se continuará.)

CARIACO LIBRE.

Acaban de recibirse oficios del Comandante general de Cumaná en que participa la interesante noticia de haberse enarbolado en Cariaco el Pavellon de la República, à las 8 de la mañana del dia 12 de Noviembre. Los Patriotas que han promovido esta reacción contra el despotismo, y que han tenido la dicha de verificarla sin efusión de sangre y sin otro accidente, que haber salido herido gravemente el Subteniente Damián Mexia, marcharon inmediatamente sobre Carúpano, en donde se cree con razón que ya también estará proclamada la República. Luego que lleguen los por menores de estos sucesos, se publicarán para satisfacción de todos.

SITUACION DE MORILLO.

Fragmento de una carta escrita de Santómas.

Las noticias, que hemos recibido de Carácas hasta fines de Setiembre, manifiestan que hay un gran abatimiento en el partido realista: el comercio está totalmente paralizado, las facciones se chocan con el mayor descaro, y el Gobierno no se respeta, por que ha faltado el primer resorte para que lo obedezcan, que es la confianza. Morillo, Latorre y dicen que Morales estaban en Caracas, y el primero ha pedido una contribución y un contingente de hombres para continuar la guerra, protestando que de lo contrario abandonará el país con sus tropas: esto ha producido mil contiendas en las Municipalidades; pero al fin parece que se le ha concedido una contribución de 100,000 pesos fuertes, y 3000 hombres de contingente: yo creo que nada de esto podrá conseguir, pues el país está en disolución.

TRINIDAD.

Extracto de una carta escrita desde dicha Isla por un amigo de Colombia.

Antes de ahora habrà V. sin duda visto la gaceta de esta Isla en que el Gobernador publicó una pretendida carta de S.E. el General BOLIVAR al General Morillo pidiendo la paz, y proponiendo por base que Colombia vuelva à ser vasalla de la España. La intención de esta calumnia ha sido evidentemente debilitar la confianza del pueblo de Inglaterra en el General BOLIVAR, y en el feliz éxito de la contienda en que ustedes se hallan empeñados.

El Coronel Leyster que llegó de esa ha pocos días ha sido tratado muy infamemente por el Gobernador. A esta noticia debe dársele toda publicidad, à fin de impedir que venga á esta Isla persona alguna conexionada con la República. Sus oficiales son aquí constantemente insultados y mal tratados: sus súbditos muchas veces han buscado en vano un asilo contra la salvage ferocidad de sus enemigos; y algunos pocos à quienes llego à concederse este favor fueron privados de sus esclavos única propiedad que les quedaba à pretexto de un acto del Parlamento de la Gran-Bretaña de que debían estar enteramente ignorantes, y así se han visto reducidos al más abatido estado de penuria y de miseria.

EUROPA.

Revolucion de Portugal. —Triunfo de los principios liberales.

(Extracto del Morning Chronicle.)

Acaba de manifestarse en Portugal otro egemplo de la propagación de los principios constitucionales, y los militares de aquel país han seguido el egemplo de los de España determidos à no sufrir más tiempo un poder arbitrario. La revolucion rompió en Oporto el 24 de Agosto, y segun el siguiente despacho telegráfico de París parece haberse extendido hasta Lisboa en donde ha tenido también un éxito feliz después de una corta efusión de sangre.

Despacho Telegráfico, Calais Setiembre 9.— Ha habido una gran revolucion en Oporto y Lisboa, en cuya consecuencia se ha proclamado la Constitucion de las Córtes de España, se han depuesto las antiguas autoridades, incluyendo las inglesas empleadas allí, se ha establecido un nuevo Gobierno provisional con la mira de reunir las Córtes, y egercer interinamente la suprema autoridad. Todo esto se ha hecho a nombre del rey Juan, con la mayor tranquilidad, excepto alguna sangre derramada en Lisboa.

Se continuarán publicando los por menores de este acontecimiento, y las piezas más interesantes que se encuentren en los periódicos extrangeros. Igualmente, se dará noticia de la revolucion que antes de la de Portugal sucedió en Nápoles, con el obgeto de establecer la Constitucion de España.”

AVISO OFICIAL.

CONGRESO DE COLOMBIA.

Por los Colegios Electorales de las Provincias de Cumaná y Barinas han resultado Electos

Diputados los siguientes:

CUMANA —Principales.

  1. Intendente de Egército Fernando Peñalver.

General de Brigada Antonio José de Sucre,

Coronel Diego de Vallenilla.

José Gabriel Alcalá.

Dr. Juan Martínez.

SUPLENTES:

Licenciado José Grau.

Andrés Caballero.

Teniente Coronel Ramon Machado.

Presbítero Jacobo Laguna.

Rafael Mexía.

BARINAS —Principales.

  1. Licenciado Francisco Jabier Yanes.

Dr. Ramon Méndez.

Dr.-Antonio María Brizeño.

Dr. Nicolás Pumar.

Coronel Pedro Brizeño Méndez,

SUPLENTES:

Dr. Francisco Soto.

Dr. Andres Narvarte.

General de Division Rafael Urdaneta.

Coronel Juan Nepomuceno Brizeño

Licenciado Agustín Chipia.

AVISO OFICIAL

-Habiéndose traspapelado un libramiento que giro contra las Cajas Nacionales el Coronel Mariano Montilla por la suma de cuatro mil trescientos cincuenta y cuatro pesos fuertes, importe de una partida de harina que tomó para las tropas en Rio-Hacha, favor de Mr. William Low, capitán y suprecargo de la goleta Betsy-Ann, quien lo endosó à Mr. Schwartz, presidente de la compañía de seguros de Chesapeake, y éste comisionó para su cobro y percepción al Sr. Dr. Forsyth, de este comercio, y habiéndose ya ordenado su pago, declara el Gobierno per nulo y de ningún valor y efecto el expresado libramiento en cualquiera parte que se presente.

ESTADISTICA

Capital de Guayana.

NACIDOS:

Nov. 15. Manuel María, hijo de Margarita Rondón.

  1. Juan de la Cruz, id de Clemencia Araujo.

MUERTOS:

Nov. 27. María Camila, hija de María de la Cruz Morales … … … … … … … … 1 año.

  1. Juan Bautista, hijo de Teresa López… …………………………………… 3id.

María Rosalía Abren, viuda de Juan Rodríguez: ……………… … … … … … … 63 id.

Manuel Felipe Venicio, hijo del sr. General Sedeño ………………… … … … … … 4 meses.

Dic. 1. María del Carmen Carreño, viuda de Antonio Solano…… … … … … … 24 años.

Angostura: Impreso por ANDRES RODERICK. Impresor del Gobierno, calle de la Muralla.