logoCNH
letras
bolivar
imprenta

Correo del Orinoco N° 97. Angostura, Sábado 24 de Febrero de 1821

Correo del Orinoco 1821 N° 97

 ESPAÑA

LEY SUPRIMIENDO LAS ORDENES RELIGIOSAS

El Rey se ha servido dirigirme para su circulación la ley siguiente:

Don Fernando VII, por la gracia de Dios y por la Constitucion  de la Monarquía española, Rey de las Españas, à todos los que las presentes vieren y entendieren, sabed: que las Cortes han decretado, y nos sancionamos lo siguiente:

“ Las Cortes, despues de haber observado todas las formalidades prescriptas por la Constitucion, han decretado lo siguiente:

ART. 1 º Se suprimen todos los monasterios de las órdenes monacales; los de canónigos reglares de San Benito de la congregación claustral Tarraconens y Cesaraugustana; los de San Agustin los Premonstratenses; los conventos y colegios de las órdenes militares de Santiago Calatrava, Alcantara y Montesa; los de la de San Juan de Jerusalen los de la de San Juan de Dios, y Betlemitas, y todos los demas hospitalarios de qualquiera clase.

  1. º Para conservar la permanencia del culto divino en algunos santuarios célebres desde los tiempos mas remotos, el Gobierno podrà señalar el preciso número de ocho casas, y dejarlas à cargo de los monges que tenga por conveniente, pero con sujecion al ordinario respectivo, y al prelado superior local que eligieren los mismos y con prohibicion de dar habitos y profesar novicios ; proveyendo à la subsistencia de los individuos por los medios que expresan los artículos 5. º y 6. º y al culto con la cuota que estime necesaria.
  2. º Los beneficios unidos à los monasterios y conventos que se suprimen por esta ley, quedan restituidos à su primitiva libertad y provision Real y ordinaria respectivamente; pero los actuales poseedores de curatos prebendas, encomiendas, oficios ú otras cuales quiera piezas de presentacion Real, continuaràn en el egercicio y disfrute de ellas, y en el pago de pensiones alimenticias con que se hallen gravadas a favor de individuos depositando en tesorerías las de otra naturaleza, previa la correspondiente liquidacion y examen.
  3. º Los méritos contraidos en sus respectivos institutos y las graduaciones que hayan obtenido en ellos los religiosos, seràn atendidos muy particularmente por el Gobierno en la provision de arzobispados, obispados, prebendas y demas beneficios eclesiàsticos. .
  4. º A todo monge ordenado in sacris, que no pase de cincuenta años al tiempo de la publicacion del presente decreto, se abonaràn anualmente trecientos ducados: al que exceda de cincuenta, pero no llegue à sesenta, se le abonarán cuatrocientos, y seiscientos à los mayores de sesenta.
  5. º Los demas monges profesos percibiràn anualmente cien ducados, no llegando à la edad de cincuenta años; y docientos si pasaren. Quedan ademas habilitados para obtener empleos civiles en todas las carreras, asi como estaràn sujetos à las cargas de legos.
  1. º Los dos artículos anteriores se aplicarán respectivamente en su caso à los freires de las órdenes militares é individuos conventuales de obediencia de la de San Juan de Jerusalen, y à los comendadores hospitalarios. A los de S. Juan de Dios, á los Betlemitas y demas hospitalarios, bien sean sacerdotes ó legos, se abonaràn doscientos ducados, sin distincion de edad; y ciento à los donados profesos.
  2. °Las asignaciones señaladas en los tres articulos precedentes cesarán desde el momento en que sus poseedores obtengan renta eclesiàstica d del Estado, mayor ó igual à la de la pension; pero si fuese menor, continuaràn percibiendo la diferencia.
  3. º En cuanto à los demas regulares, la Nacion no consiente que existan sino sujetos à los Ordinarios.
  4. º No se reconocerán mas prelados regulares que los locales de cada convento, elegidos por las mismas comunidades.
  5. º Si el Gobierno considerase conveniente la concurrencia de la autoridad eclesiástica para la mas facil egecucion de los dos artículos anteriores, dictarà al efecto las provídencias oportunas.
  6. º No se permite fundar ningun convento, ni dar por ahora ningun hábito, ni profesar à ningun novicio.
  7. º El Gobierno protegerà por todos los medios que esten en sus facultades la secularizacion de los regulares que la soliciten, impidiendo toda vejacion ó violencia de parte de sus superiores; y promoverá que se les habilite para obtener prebendas y beneficios con cura de almas ó sin ella.
  8. º La nacion darà cien ducados de congrua à todo religioso ordenado in sacris que se secularice, la cual disfrutarà hasta que obtenga algun beneficio ò renta eclesiàstica para subsistir.
  9. º El religioso que quiera secularizarse, se presentará por sí ó por medio de apoderado al gefe superior político de la provincia de su residencia, para que le acredite la cóngrua de que habla el artículo anterior.
  10. º No podrá haber mas que un convento de una misma órden en cada pueblo y su término, exceptuando el caso extraordinario de alguna poblacion agrícola que haga parte del vecindario de una capital, y que à juicio del Gobierno necesite la conservacion de algún convento que hubiese en el campo, hasta que se erija la correspondiente parroquia.
  11. º La comunidad que no llegue à constar de veinte y cuatro religiosos ordenados in sacris se reunirà con la del convento mas inmediato de la misma órden, y se trasladara à vivir en él; pero en el pueblo donde no haya mas que un convento, subsistirà este si tuviere 12 religiósos ordenados in sacris.
  12. º Si la comunidad à que se reuniere la mas inmediata no tuviese rentas suficientes para mantener a los individuos de entrambas, deberà el Gobierno asignarla sobre el Crédito público el situado que juzgue necesario.
  13. º El Gobierno resolverà las dudas sobre supresion ó permanencia de algunos conventos, á que pudiesen dar lugar los dos artículos anteriores, consultando siempre la conveniencia del público y la de los mismos religiosos.
  14. º Por ahora y hasta que el Congreso resuelva sobre los planes de instruccion pública y de misiones, los clérigos reglares de las escuelas pias y el colegio de misioneros para las provincias de Asia que existen en Valladolid, quedan exceptuados de lo dispuesto en el artículo 17º y de la parte del 12º que prohibe dar hàbitos y profesar novicios. Y la sujecion al Ordinario, de que habla el arúculo 9º. se entendera para con los Esculapios, sin perjuicio de la traslacion de maestros de una casa à otra, y demas relativo a su régimen económico-literario, segun lo exija el mejor desempeño de su instituto, y juzgue conveniente el Gobierno.
  15. º Los artículos 9º. 10º, 12° y 13º se extienden tambien à los conventos y comunidades de religiosas en su caso y lugar; y cada una de las que se secularicen disfrutará doscientos ducados anuales de pension.
  16. º Los ducados de que hablan el artículo anterior y los artículos 5º. 6º. y 14º se en tenderán pesos fuertes para las provincias de Ultramar.
  17. º Todos los bienes muebles é inmuebles de los monasterios, conventos y colegios que se supriman ahora ó que su suprimieren en lo sucesiva en virtud de los artículos 16º, 17o, 19º y 30° quedan aplicados al Crédito público; pero sujetos como hasta aquí à las cargas de justicia que tengan, asi civiles como eclesiàsticas.
  18. º Si alguna de las comunidades religiosas de ambos sexos que deben subsistir, resultase tener rentas superióres ó precisas para su decente subsistencia y demas atenciones de su instituto, se aplicaràn al Crédito públi co todos sus sobrantes.
  19. º Todo regular que se secularice, d cuya casa quede suprimida, podrà llevar consigo los muebles de su uso particular.
  20. º El Gobierno podrà destinar para establecimientos de utilidad pública los conventos suprimidos que crea mas à propósito.
  21. º Los gefes políticos custodiaràn todos los archivos, cuadros, libros y efectos de biblioteca de los conventos suprimidos, y remitiràn inventarios al Gobierno, quien los pasarà originales a las Córtes, para que estas destinen à su biblioteca lo que tengan por conducente, segun el reglamento aprobado por las ordinarias.
  22. º Serà cargo del Gobierno aplícar el residuo de los efectos mencionados en el artículo anterior à las bibliotecas provinciales, museos, academias y demas establecimientos de instruccion pública.
  23. º Queda al arbitrio de los respectivos Ordinarios disponer en favor de las parroquias pobres de su diócesis de los vasos sagrados, alhajas, ornamentos, imàgenes, altares, organos, libros de coro, y demas utensilios pertenecientes al culto.
  24. º Los Ordinarios eclesiàsticos podrán, con la aprobacion del Gobierno, habilitar interinamente, y hasta la nueva division de parroquias, las iglesias que resulten vacantes, y se juzguen precisas para la cura de almas. Madrid 1.º de Octubre de 1820.”

LEY SOBRE VINCULACIONES.

Don Fernando VII por la gracia de Dios y por la Constitucion de la Monarquía Española, Rey de las Españas, à todos los que las presentes vieren y entendieren, sabed: Que las Cortes han decretado, y Nos sancionamos lo siguiente.

“Las Cortes, despues de haber observado todas las formalidades prescritas por la Constitucion, han decretado lo siguiente:

Art. 1. º Quedan suprimidos todos los mayorazos, fideicomisos, patronatos, y cualquiera otra especie de vinculaciones de bienes raices, muebles, semovientes, censos, juros, foros ò de cualquiera otra naturaleza, los cuales se restituyen desde ahora á la clase de absolutamente libres.

º Los poseedores actuales de las vinculaciones suprimidas en el artículo anterior podràn desde luego disponer libremente como propios de la mitad de los bienes en que aquellas consistieren; y despues de su muerte pasarà la otra mitad al que debia suceder inmediatamente en el mayorazgo, si subsistiese, para que pueda tambien disponer de ella libre mente como dueño. Esta mitad que se re serva al sucesor inmediato no serà nunca responsable à las deudas contraidas ó que se contraigan por el poseedor actual.

  1. º Para que pueda tener efecto lo dispuesto en el artículo precedente, siempre que el poseedor actual quiera enagenar el todo ó parte de su mitad de bienes vinculados hasta ¿hora, se harâ formal tasacion y division de todos ellos con rigurosa igualdad, y con intervencion del sucesor inmediato; y si este fuere desconocido, o se hallare bajo la patria potestad del poseedor actual, intervendrà en su nombre el procurador síndico del pueblo donde resida el poseedor, sin exigir por esto derechos ni emolumento alguno. Si faltasen los requisitos expresados será nulo el contrato de enagenacion que se celebre.
  2. º En los fideicomisos familiares, cuyas rentas se distribuyen entre los parientes del fundador aunque sean de líneas diferentes, se harà desde luego la tasacion y repartimiento de los bienes del fideicomiso entre los actuales perceptores de las rentas à proporcion de lo que perciban, y con intervencion de todos ellos; y cada uno en la parte de bienes que le toque podrà disponer libremente de la mitad, reservando la otra al sucesor inmediato para que haga lo mismo, con entero arreglo à lo prescrito en el artículo tercero.
  3. º En los mayorazgos, fideicomisos o patronatos electivos, cuando la eleccion es absolutamente libre, podràn los poseedores actuales disponer desde luego como dueños del todo delos bienes; pero si la eleccion debiese recaer precisamente entre personas de una familia ó comunidad determinada, dispondràn los poseedores de sola la mitad, y reservaràn la otra para que haga lo propio el sucesor que sea elegido: haciéndose con inter vencion del procurador síndico la tasacion y division prescrita en el artículo tercero.
  4. º Asi en el caso de los dos precedentes artículos como en el del segundo, se declara en las provincias d pueblos en que por fueros particulares se halla establecida la comunicacion en plena propiedad de los bienes libres entre los cónyuges, quedan sujetos à ella de la propia forma los bienes hasta ahora vinculados, de que como libres puedan disponer los poseedores actuales, y que existan bajo su dominio cuando fallezcan.
  5. º Las cargas asi temporales como perpetuas à que esten obligados en general todos los bienes de la vinculacion sin hipoteca especial, se asignaràn con igualdad proporcionada sobre las fincas que se repartan y dividan, conforme à lo que pueda prevenido, si los interesados de comun acuerdo no prefiriesen otro medio.
  6. º Lo dispuesto en los articulos 2, 3, 4, y 5, no se entiende con respecto a los bienes hasta ahora vinculados, acerca de los cuales pendan en la actualidad juicios de incorporacion ó reversion à la Nacion, tenuta, administracion, posesion, propiedad, incompatibilidad, incapacidad, de poseer, nulidad de la fundacion, ó cualquiera otro que ponga en duda el derecho de los poseedores actuales. Estos en tales casos, ni los que les sucedan, no podràn disponer de los bienes hasta que en ültima instancia se determinen à su favor en propiedad los juicios pendientes, los cuales deben arreglarse à las leyes dadas hasta este dia, o que se dieren, en adelante. Pero se declara para evitar dilaciones maliciosas que si el que perdiese el pleito de posesion ó tenuta no entablase el de propiedad dentro de cuatro meses precisos contados desde el dia en que se le notificó la sentencia, no tendrá despues derecho para reclamar, y aquel en cuyo favor se hubiese declarado la tenuta ó posesion serà considerado como poseedor en propiedad, y podrá usar de las facultades concedidas por el artículo segundo.
  7. * Tambien se declara que las disposiciones precedentes no perjudican á las demandas de incorporacion y reversion que en lo sucesivo deban instaurarse, anunque los bienes vinculados hasta ahora hayan pasado como libres à otros dueños.
  8. º Entiendase del mismo modo que lo que queda dispuesto es sin perjuicio de los alimentos ó pensiones que los poseedores actuales deban pagar a sus madres, viudas, hermanos, sucesor inmediato ú otras personas, con arreglo à las fundaciones ó á convenios particulares, ó à determinaciones en justicia. Los bienes hasta ahora vinculados, aunque pasen como libres a otros dueños, quedan sujetos al pago de estos alimentos y pensiones mientras vivan los que en el dia los perciben, ò mientras conserven el derecho de percibir los, excepto si los alimentistas son sucesores inmediatos, en cuyo caso dejaràn de disfrutarlos luego que mueran las poseedores actuales. Despues cesaràn las obligaciones que existan ahora de pagar tales pensiones y alimentos; pero se declara que si los poseedores actuales no invierten en los expresados alimentos, y pensiones la sexta parte líquida de las rentas del mayorazgo, estàn obligados à contribuir con lo que quepa en ella para dotar a sus hermanas, y auxiliar à sus hermanos con proporcion a su número y necesidades; é igual obligacion tendràn los sucesores inmediatos por lo respectivo à la mitad de bienes que se les reservan.
  9. º La parte de renta de las vinculaciones que los poseedores actuales tengan consignada legítimamente à sus mugeres para cuando queden viudas, se pagará a estas mientras deban percibirla, segun la estipulacion, satisfaciéndose la mitad à costa de los bienes libres que deje su marido, y la otra mitad por la que se reserva al sucesor inmediato.
  10. º Tambien se debe entender que las disposiciones precedentes no obstan para que en las provincias ó pueblos en que por fuero particular se suceden los conyuges uno à otro en el usufructo de las vinculaciones por via de viudedad, lo egecuten asi los que en el dia se hallan casados por lo relativo à los bienes de la vinculacion, que no hayan sido enagenados cuando muera el conyuge poseedor; pasando despues al sucesor inmediato la mitad integra que le corresponde, segun queda prevenido.
  11. º Los títulos, prerogativas de honor, y cualesquiera otras preeminencias de esta clase que los poseedores actuales de vinculaciones disfrutan como anexas à ellas, subsistiran en el mismo pie, y seguiràn el orden de sucesion prescrito en las concesiones, escrituras de fundacion, ú otros documentos de su procedencia. Lo propio se entenderà por ahora con respecto à los derechos de presentar para piezas eclesiàsticas ó para otros destinos, hasta que se determine otra cosa. Pero si los poseedores actuales disfrutasen dos ó mas Grandezas de España ó Títulos de Castilla, y tuviesen mas de un hijo, podrán distribuir entre estos las expresadas dignidades, reservando la principal para el sucesor inmediato.
  12. ” Nadie podra en lo sucesivo, anunque sea por via de mejora, Li por otro título ni pretexto, fundar mayorazgo, fideicomiso, patronato, capellanía, obra pia, ni vinculación alguna sobre ninguna clase de bienes ó derechos, ni prohibir directa ni indirectamente su enagenacion. Tampoco podrà nadie vincular acciones sobre bancos ú otres fondos extrangeros.
  13. º Las iglesias, monasterioscoventos y quales quiera comunidades eclesiásticas, asi seculares como regulares, los hospitales, hospicios, casa de misericordia y de enseñanza las cofradias, hermandades, encomiendas y quales quiera otros establecimientos permanentes, sean eclesiàsticos ó laicales, conocidos con el nombre de manos muertas, no puedan desde ahora en adelante adquirir bienes algunos raices ò inmuebles en provincia alguna de la Monarquía, ni por testamento, ni por donacion, compra, permuta, decomiso en los censos enfitéuticos, adjudicacion en prendapretoria ó en pago de réditos vencidos, ni por otro titulo alguno sea lucrativo u oneroso.
  14. º Tampoco puedan en adelante las manos muertas imponer ni adquirir por titulo alguno capitales de censo de cualquiera clase impuesto sobre bienes raices, ni impongan, ni adquieran tributos, ni otra especie de gravamen sobre los mismos bienes, ya consista en la prestacion de alguna cantidad de dinero, ò de cierta parte de frutos ó de algun servicio à favor de la mano muerta, y ya en otras responsiones anuales. Madrid 27 de Septiembre de 1820.”

Por tanto mandarnos à todos los tribunales, justicias, gefes, gobernadores y demas autoridades, asi civiles como militares y eclesiàsticas, de cualquiera clase y dignidad, que guarden y hagan guardar, cumplir y egecutar la presente ley en todas sus partes. Tendréis lo entendido para su cumplimiento y dispondreis se imprima, publique y circule—Està rubricado de la Real mano.—En Palacio à 12 de Octubre de 1820. A.D. Manuel Garcia de Herreros.

PERÚ.

El Excmo. Sr. D. JOSE DE SAN MARTIN, Capitan General y General en Gefe del Ejercito Libertador del Perú.

Encargado de promover y afianzar la libertad del  Perú, es un deber mió poner en practica todos los medios que puedan contribuir al logro de tan importante objeto, no menos que el hacer una declaracion formal del espiritu que me anima en esta empresa.

No dudo que el Ejercito Libertador darà à la opinion en el Perú el movimiento que está preparada á recibir, y que no puede contenerse yà. Ahora conoceràn los tiranos que es inútil luchar contra el amor de la libertad, que la naturaleza misma ha grabado en el corazon del hombre, y rebelarse contra el espirítu del tiempo, primer poder que gobierna à los humanos. Mi mision es proteger al inocente oprimido, favorecer al desgraciado, restablecer à los habitantes de esta interesante region en el goce de sus derechos, y promover su felicidad, arrancandolos para siempre del yugo Español. Para esta bella obra me acompañan tropas acostum bradas á vencer y à una diciplina severa, é inclinadas à tratar como hermanos, à todos los que no se manifiesten enemigos nuestros. A ellas y à vosotros hijos del Perú està igualmente recomendada la conservacion del órden mas perfecto, garante de la felicidad, y el amigo nato de las instituciones liberales.

Revestido de la autoridad suprema por el imperio de las circunstancias en estos momentos difíciles, y responsable à los ojos de la Patria del ejercicio de ella, me abstendre, por sentimientos y por deber, de ser tirano y de ser debil. Mas como el deposito que se me ha con fiado es tan precioso, exige en todas mis operaciones un grado de energía, capaz de producir el bien ; y por tanto, despues de una meditación detenida haré ejecutar irrevocablemente las medidas que me hubieren parecido oportunas, y à las cuales protesto que presidiràn siempre la moral y la Justicia.

Pero en medio de los trabajos de una eampaña es imposible dictar nada de estable porque seria muy dificil y moroso conocer la voluntad de los pueblos: asi todo cuanto fuere establecido por mi, se considerarà solo provisional hasta que concluida la guerra, puedan ellos pronunciar sobre sus futuros destinos. Un gobierno y sus instituciones no tienen fuerza ni duracion sigo mientras estan sostenidas por la opinion publica. Asegurada la independencia, nos queda tiempo para pensar en la consolidacion del orden social.

Entretanto, como el cambiamento necesario que produce este nuevo orden de cosas exige que las personas encargadas de funciones administrativas sean dignas de la confianza pública, y capaces de cooperar al fin propuesto, portanto decreto.

  1. En todos los puntos que ocupe el Ejercito Libertador del Perú, o estén bajo su inmediata proteccion, han fenecido de hecho las autoridades puestas por el gobierno Español.
  2. Sin embargo, para que se conserve el órden en dichos puntos, deben continuar interinamente en sus funciones civiles à nombre de la Patria, y bajo el nuevo órden de cosas, las mismas personas, hasta que, en vista de su conducta y de las circunstancias se resuelvan las alteraciones oportunas para la conveniencia pública.
  3. Dichos mandatario han de estar precisa mente sugetos à las ordenes é instruciones que se les comunicaren por mi, a por mi secretario de gobierno.

Dado en el Cuartel General del Ejercito Libertador del Perú, en Pisco, à 8 de Septiembre de 1820, Primer dia de la libertad del Perü.

JOSE DE SAN MARTIN.

Juan Garcia del Rio, Secretario del Gobierno.

(Imprenta del Exercito Libertador. )

El Excmo. Sr. D. JOSE DE SAN MARTIN, Capitan General y en Gefe del Exercito Libertador del Peru.

Por cuanto ha llegado à mi noticia que algunos negros de las haciendas que han sido abandonadas por sus amos, han cometido en ellas excesos que son contrarios à mis intenciones por el buen orden y felicidad de todos los habitantes del Pais: por tanto, he resuelto hacer las declaraciones siguientes.

  1. El Ejercito Libertardor protegerá la libertad de todos los esclavos que quieran tomar las armas en defensa de la America.
  2. Todo esclavo, ò cualquiera otra persona que abusase de esta libertad para destruir las haciendas y propiedades de los que fueron sus amos, serà juzgado militarmente y pasado por las armas.
  3. Los Comandantes de partidas cu àn de la aprehension de los que quebrantasen el articulo anterior y los remitiràn à este Cuartel General.

Publiquesé por bando, fijese y circulese. Da do en el Cuartel General del Ejercito Libertador, en Pisco á 16 de Septiembre de 1820.

                                                                        SAN MARTÍN.

(Imprenta del Ejercito Libertador. )

El Excmo. Sr. D. JOSE DE SAN MARTÍN, Capitan General y en Gefe del Ejercito Libertador del Perú.

Por cuanto, al tiempo de proteger la libertad de los esclavos en el Perú, no ha sido nunca mi intencion atentar a las propiedades de sus amos, y si solo amparar à los que voluntaria mente quieran tomar las armas en defensa de la Patria; por tanto, he resuelto declarar lo que sigue.

  1. Todos los propietarios de esclavos, que hayan tomado servicio en el Ejército Libertador, o en su ausencia los mayordomos, pueden acudir al Gefe de mi Estado Mayor General, quien les darà un documento en virtud del cual tendran derecho dichos propietarios à ser reintegrados del valor equitativo de los esclavos, luego que se establezca en el Perú un Govierno Nacional.
  2. En el Estado Mayor General se llevara una razon exacta de los documentos que se ex pidieren, numerandolos y tomando otras precauciones para evitar cualquier fraude. Publiquese por bando, fijese y circulese. Dado en el Cuartel General del Exercito Libertador, en Pisco à 20 de Septiembre de 1820.

SAN MARTIN,

(Imprenta del Ejercito Libertador. )

El Excmo. Sr. D. JOSE DE SAN MARTIN, Capitan General y en Gefe del Exercito Libertador del Peru.

Por cuanto las familias y habitantes pacificos de este vecindario se vieron precisados por la fuerza a abandonar sus hogares, en los momentos mismos que se presento el Exércio Libertador, cuyas intenciones y objeto hàn sido y séran siempre la conservacion del orden y prosperidad de los pueblos: por tanto, y a fin de dar una nueva garantia à todos los vecinos, que hasta hoy permanecen ausentes de sus casas; ordeno y mando lo siguiente.

  1. Todo vecino ó habitante de esta ciudad y su distrito podrà restablecerse al seno de su familia bajo la seguridad de que sus personas seràn respetadas, y el menor atentado contra ellas se castiga à conforme à los bandos anteriores.
  2. Todo vecino ó habitante tiene derecho à reclamar qualquiera de sus propiedades en el momento que se presente, ó à ser imdemnizado por ellas, siempre que se hayan destinado al servicio del Ejercito.
  3. Ningun individuo és ni puede graduarse delincuente por la conducta que haya observado antes de la llegada del Ejercito Libertador; pero toda agresion contra el orden, diciplina, y seguridad del exército serà castigada en lo sucesivo conforme à las circunstancias, y transcendencia.

Y para que llegue a noticia de todos publiquese por bando circulese, y fixese. Dado en el Cuartel General del Ejercito Libertador, en Pisco a 22 de Septiembre de 1820.

SAN MARTIN.

(Imprenta del Ejercito Libertador.)

 

DOCUMENTOS INTERESANTES.

REPRESENTACION AL REY FERNANDO VII. POR

EL CABILDO DE PUERTO CABELLO.

(Continuacion del número anterior.)

Asi es que el Ayuntamiento no hizo mas que indicàr la ilustracion difundida por tódas las clases, el conocimiento generàl de la Constitucion y las leyes, y el espíritu público contrario à unas novedades tan extraordinarias. Se reduxo principalmente el Ayuntamiento á exponér los daños que resultarian á esa plaza en particular, de efectuarse el proyecto destructor: Quiso que los demas pueblos hablaran á su modo y desarmaran como pudieran à un gefe politico que ha manifestado tanta ignorancia ó tanta malicia ó tanta confabulacion con el General Morillo. Dejó el Ayuntamiento à un lado la Constitucion y las leyes comunicadas por la misma oficina del gefe politico que autorizan à estos establecimientos importantisimos para reclamàr el òrden; y en suma no hizo uso en aquellos escritos de toda la fuerza de las armas legales que tenia en sus manos, por la persuasion de que son las mas irritantes contra las almas que en sus operaciones prescinden de lo decente y lo bueno. Así quiso el Ayuntamiento evitàr mayores males, y en medio de esta moderacion no esta libre de experimentar la altanera contradiccion y aun la odiosa fuerza de unas gentes tan desnaturalizadas.

Por que, Señor si a toda la fuerza, irresistible de argumentos que se puede oponér contra la violacion y los violadores del sagrado Codigo, se agregara un cuadro fiel de los hechos que han aumentado en Venezuela las calamidades producidas por la revolucion atroz é insensata, ¿ que dirian estas autoridades tan injustas, tan aturdidas y tan faciles en sus determinaciones? La misma irresistible verdad exáltaria su colera, y cual gente perdida echaria mano de los recursos mas extremos para aniquilar. Por que, Señor, aunque en concepto del Ayuntamiento de Puerto-Cabello el General Morillo, no posea una alma inficionada capáz de realizar ideas atroces, su natural poco precavido, el lugar que concede a detestables consejeros, es bastante para conducir lo a consagrar los mas crasos errores : No es evidente que durante el absoluto mando que se le concedio y tubo por algun tiempo, huviese en otras manos producido grandes cosas por la razón de que un regimen arbitrario jamas o pocas veces las produce; pero si lo és que en ese periodo de autorídad ilimitada, y antes y despues, se cometieron considerables errores. Estos se quieren canonizar con acometér la Constitucion, atribuyendola toda especie de defectos ; pero es una impostura comprobada facilisima mente. Ademas, ¿ porqué se ha de hacer una injuria a ese precioso Codigo, cuando el mismo General nunca, por urgentes que fuesen las circunstancias publicas echo mano de gentes establecidas que fuesen útiles en sus labores a la causa pública ni juzgó que podia abiertamente echar mano dela propiedad particular? Entonces dexó de hacer lo que comprometiese gravemente su persona y reputacion, y ahora quiere hacerlo por el pueril principio de que se comprometa la representacion y crédito de la Constitucion. Este manejo no dexa de ser odioso en extremo grado, y lo seria mucho mas mirado por otros respectos de que aparta la consideracion el Ayuntamiento por no acriminar sin pruebas evidentes. Este Gefe sabe que los Españoles Constitucionales y buenos se han de oponér à la execuciòn de medidas como las comunicadas por el Gefe político con fecha 14 de Septiembre y es facil de aqui acusar à la Constitucion de males de que no puede ser causa, del entorpecimiento de las operaciones militares, y de una infinidad de inconvemientes que sin regir nuestro apreciable contrato existian y existiran por desgracia miéntras no se varie de conducta política y militar; en aquella para inspirar confianza en el reinado de las leyes, y en esta para que haya mas eficaz deseo de que se arruine el partido de la rebelion; en lo que se puede notar menos viveza de accion que la que el bien de la patria necesita.

Lejos Señor, el Ayuntamiento de explicarse con acrimonia sobre las dificiles operaciones de Campaña solo apoya su opinion en una cierta falta de tino que constantemente se ha notado en la adopcion de medios para hacér la guerra : una absoluta falta de sistema en las partes y en el todo ha producido los indecibles males de que se resienten estas provincias. En vano se pretende atribuir estos males à causas muy subalternas. El pays sin duda era felicisimo antes de la desastrosa revolucion. Era puramente agricultór y pastór; y las guerras causadas por la malignidad de los sediciosos no podian menos de destruir las fuentes de la riqueza pública. ¿ Que dificultad se presenta para penetrarse facilmente de este principio, y obrar en consecuencia como el demandaba ? Sin embargo se ha pretendido que la parte pacificad del pais sobrellevase todo el peso destructor de una guerra dispendiosa por todos sus respectos. Cuando una rigurosa y bien entendida economia en la aplicación de los medios que existian hubiera contribuido à minorar los males, no se ha querido ni que estos medios se sugetasen à cuenta y razon, de que és prueba evidente lo escandalosamente sucedido con el intendente Arambarri. Cuando el erario de de estas provincias necesitaba acreditarse de fiel para que se le prestase confianza, se hacia que anulase con torpeza increible los pactos ó convenios que habia estipulado con el publico, por solo un golpe de autoridad arbitraria; y esto en medio de haber sido siempre uno mismos los derechos del que contribuia con sus haberes para las urgencias publicas. Cuando el interes comun ha reclamado el mayor tino en la conservacion de la confianza y la union en el pais pacificado, afianzando la opinion sana, y atrayendo a ella à las tibios y aun à los manifiestamente disidentes, parece que ha habido un empeño de chocar con todos y aumentar los motivos de censura y quexa por medio de ruidosos golpes de autoridad ciega é ilimitada: el militar ha despreciado al paisano; y como si aquel fuera de una esfera sobre natural y privilegiada ha exigido tributos y sacrificios mucho mas odiosos por el modo con que se demandaban : no habra sido, como en todas las demas cosas general este porte, pero ha sido demasiado por nuestra desgracia; los sacrificios y miramientos que de derecho se deben al mérito calificado, se ha querido se tributen a un merito muy dudoso, Cuando la reunion de hombres de probidad, y luces, desapasionados reclamaban el mejor orden de las cosas se han forma do partidos y parcialidades en que privase el in teres individual sostenido por una perniciosa adulacion. En fin Señor, Cuando la complicacion y dificultad de los negocios de Venezuela, requerían un orden en la administracion meditado y seguido con la mayor madurez, el dictamen de un Auditor del exercito, quien solo obraba por opinion propia, y esta menos sana ha sido por mucho tiempola suprema ley en estas desgraciadas provincias. El plan arbitrario és alhagüeño para gentes de menos pureza, y se conoce clara mente que tendria muchos proselitos: aun los que han sido disidentes de nota lo han adoptado, porque para entrar en él no se necesita mas que falta de delicadeza y mucha lisonja. Semejantes desgraciados principios han prolongado los males de Venezuela, y puede el Ayuntamiento, asegurar à V.M. que si suprime muchos por menores se debe a la moderacion de principios que se ha impuesto. Lo que el Ayuntamiento detesta és la ruin maquinacion de atribuir al sagrado Código Español, los males de que és imposible sea origen. Es verdad que prohibe los confiscos y los secuestros; pero por lo mismo és mas admirable, porque quita la ocaasion al inmoral manipulante de exercér los médio reprobados de abusar de la confianza pública. Confiscos y secuestros hubo cuando vino la expedicion del General Morillo; pero ningun bien produxeron, cuando administradoslos bienes con rectitud y con càlculo meditado debieron contribuir en gran manera a las urgencias del estado en estas provincias.

Satisfecho, Señor, el Ayuntamiento, de haber depositado sus sentimientos en el Real seno de V.M. con motivo de las novedades escandalosas hechas por las autoridades de la Capital, y constan en las adjuntas cópias, queda con la mayór confianza de que recaerà una severa desaprobacion contra los infractores descarados de la Constitución y las leyes. Dígnese V.M. aplicár un remedio que contenga las tentativas de los opresores, en el firme concepto que aunque el estado de los negocios de Venezuela és complicado y desagradable, el remédio no és imposible manando de la sabiduria de V.M. y del Congreso Nacional, las admirables providencias que an de calmar las pasiones, destruyendo los desordenes. Dignese confundir à los intrusos legisladores de este pais, en el firme concepto de que al inconcebible arrojo de sus determinaciones se agrega una esencial incapacidad de producir ningun bien.

Dios guarde la importante vida de V.M. muchos años para felicidad dela Monarquia. Puerto Cabello 6 de Octubre de 1820. Señor. L. R.P. de V. M.

Luis Manuel de Galardi.—Juan Illas.—Jose Bto. Austria.- José Ross.—Hermenegildo Fermin de Haro.—Antonio Bauzà y Vila.—Juan Francisco de Altuna.—Jose Bila de la Roca.—Sebastian Paz.—Miguel Miura. —Ilario Maria de Zabala.—Juan Carbó.

Simon Burgos, Secretario.

(Conclusion.)

____________

(Continuacion del numero anterior.)

Verificandose como se hà de verificar este mal si no se presenta otro orden de cosas, dexa el  Ayuntamiento à la consideracion de V.S. si serà posible que el comercio tenga vida, ni los demas ramos dexen de padecer, es decir dexa à la consideracion de un gefe de notorios conocimientos economicos las resultas generales de tan extraordinario acontecimiento—El Ayuntamiento que el presente negocio mira con viva intencion de ideas deberia difundirse en importantes reflexiones sobre las consecuencias que traheria precisamente la realizacion del plan comunicado V.S. pero la urgencia del negocio, y la notoriedad de los hechos sobre que recaerian lo hacen economizar un tanto las palabras, protestando si, que solo un inminente peligro de experimentar indecibles males lo obligaria à manifestar la menor pugna con lo que V.S. dispone. Tenga V.S. la bondad de dar entero asenso à lo que el Ayuntamiento no hace mas que indicar por lo mucho que le ofende el solo vaticinar males, de la consideracion que deben temerse. El solo principio de que este comercio và à quedar en esqueleto sin la menor duda: el dolor indecible que debe causar ver separarse los amigos y los parientes: la destruccion del orden de las casas. ¿ No seria una verdadera calamidad? El Ayuntamiento lo considera asi, y cree firmemente que nuestro paternal Monarca, el Augusto cuerpo legislativo y toda persona sensata de la Monarquia miraria el acontecimiento como una ocurrencia y solo podria atribuirse à la fatalidad. Dignese pues V.S. por una providencia propia de su zelo poner al Ayunta miento en estado de inspirar confianza à estos habitantes en la firme persuasion de que constantemente este cuerpo contribuirà con el mayor zelo à que tengan efecto las providencias de V.S. analogas á las circunstancias en que se halla la Nacíon y este pais; y con la mira de acreditar el Ayuntamento à S.M. la parte este. Cuerpo toma en la presente grave ocurrencia, no há, podido menos de acordar que se eleven á su Real consideracion las miras que le asisten de contribuir de todos modos á que no se aumenten los males en un pais que tanto há padecido.—Dios guarde a v.s. muchos años. Puerto Cabello Septiembre veinte y siete de mil ochocientos veinte—Luis Manuel de Graladi.—Juan Illas.—José Benito de Austria—Hermene gildo Fernandez de Haro.-Antonio Rauza y Vila…—Juan francisco de Altuna.—José Milá de la Roca.—Sebastian Par—Mgiuel Miura —Hilario Maria de Zavala…—Juan Carbo—Señor gefe superior politico de estas Provincias. Es copia à la letra de la que existe en la Secretaria del Ayuntamiento de mi cargo, de que certifico. Puerto Cabello Octubre 6 de 1820.

SlMON BURGOS, Secretario.

(4) Luego que recibi la orden de Vs de 14 del corriente para la publicacion y efectivo cumplimiento de los artículos de Constitucion y soberanos decretos á que se re fiere el acta de la Junta celebrada aquel mismo dia por todas las autoridades superiores de la Provincia, determiné, convocar Ayuntamiento extraordinario para enterarle inmediatamente de dicha orden con arreglo al articulo 20 del decreto de las Cortes generales y extraordinarias de 23 de Junio de 1813.—Como hubiese recibido en el mismo pliego otra orden particular de vs. de igual fecha que la anterior, para tener á disposicion de S.E. el general en gefe todos los mozos solteros del distrito, y observando la gravisima entidad de este negocio, me parecio conforme á prudencía que VS. me encarga en la execucion el poner igualmente de manifiesto al mismo cuerpo Constitucional por V.S. en este asunto, para que bien enterado de todo, y cumpliendo con la obligacion contenida en el 2º parrafo del articulo 3 º de la Constitucion Politica de la Monarquia, me a… e con su consejo, con su autoridad y con su influxo. He visto en el Ayuntamiento los mas vivos deseos de verificarlo. Le hé visto convencido de la Justicia con que el Excmo. Señor General en Gefe , pide auxilios para el exército Nacional de su mando, de la oportunidad y  de la rectitud con que las autoridades superiores difieren á los conatos de Excelencia Finalmente hé visto bien y dignamente representadas por todos y cada uno de los municipales la generosa lealtad de este pueblo, su disposicion à hacer sacrificios, su decidida voluntad de coadyuvará los deseos de su Exelencia. —Mas por otra parte han detenido al Ayuntamento constitucional en el cumplimiento de la orden particular de V.S. las mas graves consideraciones. La adjunta representacion que tengo la honra de elevar a manos de V.S. le impondrà desde luego de las mas principales; y yo al acompañala con este oficio no puedo dexar de informar à V.S. de que en efecto es conforme à verdad y justicia cuanto contiene la exposicion del Ayuntamento dictada ciertamente por la mas sana intencion. Los individuos de esta corporacion representan con suma prudencia que de la execucion de lo mandado por V.S. debe resultar no un inconveniente momentaneo, sino la entera ruina de este comercio, la emigracion de los blancos, el desorden en las Castas, el trastono civil y la impotencia politica de un pueblo merecedor de mejor suerte. Exponer otra cosa hubiera sido faltar à sus deberes mas sagrados, no responderá la confianza con que hà honrado este vecindario à sus representantes, y no ser organo fiel de la opinion pública; en la cual sellega á discutir la legalidad, la justicia de estas providencias y su conformidad con la Constitucion, siendo manifiesta la desaprobacion general asi como la imposibilidad de llevarlas al cabo—Esta imposibilidad me pondrá à cubierto ante VS. si resultase alguna morosidad en el cumplimiento de sus ordenes: bien que espero todos los auxilios de su autoridad y todas las luces de su superior prudencia en caso de que se desestime la exposicion del Ayuntamiento.—De todos modos debo concluir manifestando à V.S. con la mayor sumision que no puedo conformarme con la translacion que hace de su autoridad en cuanto á hacerme responsable ante el Excmo. Sr. General en Gefe, pues aunque no tengo motivo de temer por parte de S. Excelencia ninguna opresion ni injusticia, estoy convencido de que no seria arreglado à las  Leyes mi sometimiento en esta parte; y por consecuencia deberé usar de mi derecho en lugar y sazon.—Dios guarde à VS. muchos años.—Puerto Cabello Septiembre s8 de 1820.—Luis Manuel de Galardi. Señor gefe politico superior de estas Provincias. Es copia á la letra de la que existe en la Secretaria del Ayuntamiento de mi cargo, de que certificio—Puerto Cabello Octubre 6 de 1820,

SIMON BURGOS, Secretario.

(Conclusion.)

______________

CONGRESO DE COLOMBIA.

Las Provincias de Cundinamarca han hecho las siguientes elecciones para el futuro Congreso General conforme al Reglamento de la materia.

(Continuacion del número anterior.)

LA DEL CAUCA EN 24 DE AGOSTO.

Al Dr. Manuel María Quixano. Al Dr. Francisco Pereyra. Al Dr. Ignacioio Herrera Presidente del Tribunal de Justicia del Departamento. Al Dr. José Antonio Borrero-Letrado.  Al Dr. Vicente Lucio Cabal.

SUPLENTES.

Al Dr. Agustin Barona-Letrado. Al Dr. Miguel Domingues. Al Dr. José Cornelio Valencia. Al Dr. Mannel Escobar, Gobernador Político del Cauca. Al Dr. Mariano Campo Larraondo Eclesiatico

LA DE NEYBA EN 11 SEPTIEMBRE.

Al Coronel Domingo Cayetano. Al Dr. José María del castillo-Letrado. Al Dr. Joaquin Borrero. Al Dr. Miguel Tovar-Procurador General d Partamento .Al Sr. José Antonio Barcenas.

SUPLENTES.

Al Dr. Diego Fernando Gomes. Al Dr. José. Antonio Leyva. Al Dr. José Maria Hinestrosa-Letrado.  Al Dr. José María Dominguez-Letrado. Al Dr. José Ignacio Pariz.

(Continuará.)

CAPITANIA DE PUERTO.

ENTRADAS:

Feb. 21. Goleta Nacional Antonio Manuela, Capitan Brown, de San Tomas y Martinica con mercancias, sal y rom.

22 Guayra Nacional Victoria, Patron Juan Antnonio Beria de Trinidad en lastre.

  1. Lancha Nacional Fortuna, Patron Jose Francisco Brito de Trinidad con mercancias.

SALIDAS :

Feb. 18. Goleta Nacional Amistad, Capitan Julian Damian para Colonias con mulas.

  1. Balandra Nacional Carmen, Capitan Jose Antonio Bracho para Trinidad con mulas.

Id. Guayro Nacional San Antonio, Patron Luis Faxardo para Trinidad con mulas.

  1. Fragata Rusa Nicolas Paulowitx, Capitan Myers, para San Tomas, con tabaco, algodon y cueros.

Angoetura Febrero 24 de 1821.—El Capitan de Puerto. -Jose Tomas Machado.

ESTADISTICA.

Capital de Guayana.

Nacidos y bautizados durante la semana.

Varones………3 Hembras………4

CASADO……………….1

MUERTOS:

Varones: 1 de 1 año                                                    Hembras. 1 de un mes…                                                                                                                        1 de 2 meses.                                                              1 de trece años

1 de 16 días.                                                               1 de 4 días.

3                                                                                 1 de un año.

1 de 40 años. viuda.

1 de mes y seis dias.

———- 6

PARA FILADELFIA POR VIA DE GUADALUPE

El BERGANTIN UNICO HIJO

Capitan HALL, darà la vela hàcia mediados de Marzo para FILADELFIA por vía de GUADALUPE.—Tiene excelente acomodo y tomàrá pasageros. Para Flete 6 Pasage ocurran en casa del Sa. CLark ó al Capitan à bordo.

El Capitan declara que ninguna deuda contraida por su estipulacion serà pagada por el.

Febrero 24, 1821.

PARA SAN TOMAS Y FILADELFIA.

El BERGANTIN Goleta Nacional, META, su Capitan GUILLERMO WILKIE, dará la vela el 1de Marzo: para Flete ó pasage, ocurran en casa del Sr. ALDERSON, ó al Capitan abordo.

Febrero 3, 1821,

AVISO.

LA persona que desee comprar el MORICHAL. que era de Mr. Smale, puede ocurrir para tratar de su ajuste à la casa de Mr. James Tulley, ó à la del C. Juan Antonio Machado.

Febrero 10, 1821.

ANGOSTURA: Impreso por Tomas BRADSHAW, Impresor del Gobierno, Plaza de la Catedral.