logoCNH
letras
bolivar
imprenta

Correo del Orinoco N° 37. Angostura, sábado 21 de agosto de 1819

Correo del Orinoco 1819 N° 37

Continuación del Discurso del Señor Méndez sobre la naturaleza del Senado Constitucional

Estas barreras impenetrables estan, en mi opinion, en nuestras manos si evitamos dos extremos, ruinosos ambos a la República, que trata de constituirse, y sabemos reducirnos a la mediocridad, liberalidad y franqueza mezquindad y ruindad : he aqui los dos polos funestos a estas instituciones, si una temprana prevision no combina con delicadeza y sabiduria los absolutos derechos del hombre con él uso moderado y prudente, que de ellos se debe hacer en el estado de asociacion, desprendiéndonos de unos y re teniendo los otros: baxo este temperamento esta cifrada nuestra dicha para que ni la tirania, ni la anarquia, tengan entrada en nuestra República, ni se rompan con facilidad los vínculos sociales.

Hay en las sociedades Republicanas empleos cuya perpetuidad es peligrosa y funesta a los pueblos que se gobiernan por sus maximas; y hay que por su naturaleza estan mejor administrados quando no estàn sujetos a mutaciones y variaciones: del primer género creo es el Poder Executivo que desempeña en el proyecto de Constitucion el Presidente del Estado y los Representantes del pueblo; y del segundo el Supremo Poder Judicial y el Senado.

El Poder Executivo concentrado en unas solas manos, tiene unos incentivos muy poderosos para abusar de su autoridad, usurpar las funciones de los demas poderes, y erigirse en un despóta y tiraño: él esta en aptitud y aun en inminente peligro de echarse sobre el pueblo como que tiene con él un roze y contacto que lo exàspera y provoca él tiene a su devocion la fuerza armada, se forma criaturas por la distribucion de ciertos empleos, y, en una palabra, él cuenta con todos los recursos del Estado, como que estan baxo su direccion y dependencia este primer Magistrado, pues, tocado de las :.miras ambiciosas con que le alhaga el mismo mando, tiene gran facilidad para llevar al cabo y poner en execucion los mas perversos designios que haya proyectado contra el Estado.

Los Representantes del pueblo son los que forman las leyes que deben regir en la sociedad; el modo pues de evitar el que estas se hagan parciales y sean útiles a la comunidad, es que à su vez los mismos que las han formado, vengan à practicarlas 7 a confundirse con los deemàs Ciudadanos; por tanto con respecto a los empleado s en estos dos departamentos es conveniente y aun necesario que se varien los funcionarios y tomen estos empleos entre los individuos de la sociedad que sean capaces de execerlos; por que perpetuados en unas solas manos peligra la libertad del pais, y se pueden dar gravosas a la comunidad : para con estos funcionarios debemos ser mezquinos y no prodigarles nuestros derechos.

No sucede asi con los Ministros del Poder Judicial; estos, destinados à la aplicacion de las leyes, quanto mas versados estén en el ramo de su administracion, con tanto mas acierto las aplican, tanto mas las han meditado y profundizado su espíritu sus juvicios seràn mas rectos y conformes, y sus delibevaciones mas acertadas la perpetuidad de estos empleados léxos de ser perniciosa en los Estados, es de grande utilidad, pues ademàs de la razones dichas la pràctica y experiencia les facilita la mas pronta expedicion de los negocios, de que resultan grandes ventajas ; por que ni se veran aglomerados y eternizados los pleytos en los tribunales, ni los campos y manufacturas privados de aquellos brazos, que tanto necesitan para su fomento de cultura por lo que por mas liberales que con las instituciones de un Estado, no habra quien no conozca que semejantes Magistrados deben ser vitalicios y perpetuos: bien que quando hablo de esta qualidad solo me contrahigo à aquellos jueces que cumplen exactamente con los deberes de su encargo; pues para los demàs las leyes deben prevenir su destitucion y castigo, quando la colusion: cohecho, barateria, y otros artificios los hacen delincuentes y prevaricadores en la administracion de justicia.

El Poder Judicial aunque esta en bastante contacto con el pueblo, ni tiene los atractivos del mando y administracion absoluta, ni un influxo directo sobre su masa : los casos de recursos privilegiados que se conocian en la legislacion Española con el nombre de casos de Corte, son los únicos que lo ponen en roze con algunos individuos de la sociedad de consiguiente su autoridad jamàs puede ser funesta a la comunidad siendo un cuerpo colegiado tiene gran dificultad de que se adunen sus miembros para proyectos bastardos, y siendo deliberativo, tiene mas lugar de reflexionar y bruxulear los obstaculos que tiene que superar: sus funciones no tienen una tendencia inmediata sobre las acciones del pueblo que lo puedan exásperar: le faltan pues todos los alicientes, estimulos y medios para que se pueda entronizar, absorver los demàs poderes, y tiranizar al estado por via de usurpacion; por manera que debe estimarse un cuerpo nulo para llegarlo a imaginar con miras ambiciosas capaces de trastornar el órden.

¿Y qué diremos del Senado? Este debe ser un cuerpo adiaphoro que neutralize las inquietudes del pueblo, siempre propenso à sacudir todo yugo por gozar de urna libertad desenfrenada que degenera en licencia ; y las miras ambiciosas del Gobierno que aspira siempre a dominar como Señor absoluto: un cuerpo intermedio que modere las agitaciones del pueblo, al paso que reprima la arrogancia del Gobierno, tocado por lo comun del deseo de oprimir, esclavizar y entronizarse un cuerpo neutro que detenga las fluctuaciones é inconstancias del pueblo, y paralize los procederes arbitrarios del Gobierno: un cuerpo que sea el contraste donde se estrellen los impetus y furores del uno y las maquinaciones del otro : un cuerpo en fin con un poder aislado de que puede y debe usar para hacer mucho bien à la sociedad, y del qual ni ella, ni sus individuos deben racionalmente temerse algun mal : un cuerpo, por último, grande, magestuoso, y poderoso para obrar el bien; nulo, impotente, é insignificante para el mal: un cuerpo de estas qualidades y quilates es un cuerpo sólido y estable, y el único que puede dar, à mi entender, solidez y firmeza à la Constitucion del Estado: el que puede conservar sin detrimento su harmoniosa estructura, asegurarnos en lo posible su duracion, y el goze de los derechos que no hayamos enagenado : para que tenga estas ventajas debe ser el Senado vitalicio y hereditario. Con respecto pues à los funcionarios de estos dos ramos conviene seamos francos y liberales.

Por que un Senado facticio, versàtil, y de turno es un cuerpo imbécil é incapaz de acallar los desbarros de un pueblo, ó su Gobierno, que avanza cada qual por su parte à traspasar las barreras que demarca à cada uno la Constitucion del Estado; y esta imbecilidad viene à ser el funesto origen del trastorno de la sociedad : la fugacidad del empleo de Senador hace mirar à esta augusta dignidad como una cosa transitoria que hoy es, y mañana desaparece : baxo este punto de vista el Senado no tiene un interés en conservarla: el lapso solo del término que designa la ley hace caducar sus funciones, y mañana aquel que hoy se dexa ver con todo el esplendor de su dignidad, queda destituido de ella, reducido a la clase de simple Ciudadano, confundido con el resto del pueblo.

Si hubiese quien asegurase este órden periódico y permanente en las Republicas, yo aprobaria esta igualdad de principios; pero estos son unos principios puramente filosóficos, unas idéas liberales y placenteras que son buenas para tiempos de calma y tranquilidad ; pero que estan en contradiccion con los intereses de la comunidad en tiempos turbulentos. Y debiéndose buscar medidas de seguridad para quando se desquicien ó traten de desquiciarse los fundamentos de la sociedad (casos que son muy freqüentes en las Repúblicas), debemos criar un cuerpo magestuoso que pueda fixar las incertidumbres del Estado sin peligro de su libertad: este no puede ser otro que el Senado Vitalicio y Hereditario.

La perpetuidad de los empleos les concilia indefectiblemente el respeto y la veneracion pública, quando su amovilidad les quita estas consideraciones y este influxo, que convie. E tengan los Senadores : el interés individual ó familiar es el que puede empeñar a los Semadores a tomar medidas extraordinarias en las oscilaciones de la República; si no se presenta este cebo, sus esfuerzos no pueden ser sino efimeros para restituir el orden quando goza per funtoriamente de esta dignidad ; lo contrario debe decirse quando la mira como una propiedad a que esta vinculada su felicidad y la de su familia : este es el pabulo verdadero que anima, vivifica, y esfuerza al hombre a empresas extraordinarias : creer que obrara de otra suerte en los casos que bambanee el edificio politico, es no conocer la condicion del hombre que apénas se mueve por otro muelle que por el del interés individual; por que aunque no se puede dudar que el honor, la virtud, el amor a la patria, el bien comun y otros hechizos de esta naturaleza comprometen a los hombres a cosas portentosas; tampoco se puede desmentir que estos motivos de obrar son solamente propios de ciertas almas elevadas y raras, que no deben con fundirse, ni buscarse en el comun de los hombres; este es el verdadero talisman que tiene un imperio absoluto sobre nuestros corazones, y casi el resorte universal de sus operaciones. ¿Qué incentivos pues presentamos a los Senadores, que puedan arrastarlos a sacrificios penosos duros, y extraordinarios, quando su dignidad es precaria y fugaz? Yo no los veo, ni me puedo persuadir que los haya : las convulsiones del Estado son para el Senador punto ménos que indiferentes: él sabe que sea qual fueré la suerte de la República, la suya se reduce a quedar nivelado con el resto de los individuos que la componen; le importa poco que las cosas muden de semblante : no sucede asi quando su dignidad es perpetua y transcendental a su familia: la perpetuidad le da estimacion, , consideracion é influxo para con el pueblo, ó el Gobierno y su mediacion sera fructuosa: le da tambien interés, y baxo este aspecto sera eficaz: estas consideraciones son de un peso irresistible para dexar la dignidad Senatoria a merced de elecciones y periodos.

Por otra parte yo considero las Repúblicas en tres tiempos: el de la efervesencia de la libertad que es el de su nacimiento: el tiempo medio, en que esta amortiguada, y el último en que queda muerta ó casi exánime : la primera edad es peligrosa por que precipita en la anarquia, como la última en la tiranía: un pueblo que rompe las cadenas, es facil quiera llevar las cosas al extremo : un Gobierno que comienza a cimentarse, es débil y falto de vigor y energia ; en tal estado es de temerse que el pueblo se sobreponga al Gobierno, se pierda el equilibrio, y quede sepultado en los luctuosos y funestos males de la anarquia que es el término le sus locuras: la senectud de los Estados llega quando es suma su opulencia y engrandecimiento entónces el espiritu repúblicano se apaga o queda tan imbécil que provoca a la usurpación del mando absoluto, bien sea por el incentivo de la Prosperidad ; bien por el adormecimiento en que estàn los Ciudadanos quando ha llegado esta época desgraciada: entonces es que un ambicioso, aunque no sea sagaz, aprovecha sin oposicion ni resistencia esta favorable coyuntura para erigirse en un despóta y tirano: todo conspira a hacerlo caer en esta peligrosa tentacion: el deseo de dominar, innato al corazon humano, despues de la caida del primer hombre: el sopor en que se mantiene el Pueblo por la corrupcion de costumbres a que arrastra la abundancia y la prosperidad, y el mismo estado de grandeza y representacion que tiene la República, todo, todo, es un aliciente poderoso que incita a destruir la libertad: nadie podra negar que en estas dos edades es muy conveniente y aun necesario que haya un cuerpo intermedio é independiente, capaz de reducir a sus limites al pueblo al Gobierno que se avanten a traspasar la Constitucion, y este no puede ser otro que el Senado con las calidades de Vitalicio y Herditario ; mas yo añado que aun el tiempo medio que parece ménos expuesto, necesita tambien de este cuerpo conservador del órden y de la Constitucion, aunque con ménos urgencia.

Los raptos de libertad se van insensiblemente evaporando, y nadie sabe a punto-fixo quando pasan, ni quando comienza el sopor: desde estos momentos las empresas del Poder Executivo son temibles, por que hay hombres para todo: hombres que cogen los frutos en agraz, y hombres que los cogen en sazon: mas en sazon estan sin duda los politicos quando la República esta ya en el lleno de su engrandecimiento, y casi exánime el espíritu Repúblicano; pero tampoco son despreciables los que se pueden coger en este intervalo. La ambicion no conoce limites: el tiempo pasa sin hacer ruido, y no es facil advertir los momentos en que cesa el primer peligro, ni quando se acerca la República a su ocaso: todo es incierto en el particular; mas demos que no lo fuese, y que se pudiesen distinguir perfectamente los tiempos en que no hay riesgo para que el Senado sea electivo. En este caso pregunto. ¿Hay algunos inconvenientes para que continue como comenzo vitalicio y hereditario ? Se me dira que se violan los sagrados derechos de Soberania é igualdad : el primero en no poder nombrar para unas de las primeras magistraturas, y el segundo en que no circulan estas en la República entre todos los Ciudadanos, permaneciendo estancadas entre algunos individuos y su familias. Confieso que son poderosos los cargos, mucho mas en unos pueblos zelosos de sus derechos ; pero voy a satisfacerlos, diciendo primeramente que no por esto queda excluido el mérito, la virtud, y los talentos: el número de Senadores debe aumentarse a proporcion del incremento del de los Representantes : deben tambien vacar las plazas de los provistos quando en las familias no se encuentran idóneos para tales empleos: en estos casos, pues podran ser premiados los beneméritos con esta recompensa, por que el proyectono propone que se siga ciegamente el órden natural de las sucesiones, de suerte que esta dignidad sea rigurosamente hereditaria; casi no hace mas que recomendar para las elecciones, como de un derecho preferente, a los de la familia, y a mi ver no sin fundamento, por que por una parte el mismo proyecto propone una educacion especial para los hijos de los Senadores; ¿y quien no sabe quanto influye esta en la conducta del hombre público, quando es conforme a los fines de su institucion? por otra, si no se puede revocar en duda que las acciones morales que tienden al bien individual merecen una recompensa eterna, ¿ qué motivo hay para que las politicas, recomendables 7 transcendentales, no sean tambien recompensadas mas alla del sepulcro en los caros y tiernos renuevos de aquellos ilustres varones, que brillaron como astros luminosos en el firmamento de la República quando la dieron su existencia ? ¿ Ignoramos acaso quanto refluye esta política, sino es justicia, en bien de la sociedad ?— y quanto alienta a los padres a empresas extraordinarias, y a los hijos y descendientes a no desmentir el concepto público, que justamente merecieron sus gloriosos progenitores? ó convengamos, pues, que estos sentimientos de pundonor son connaturales al orgullo y altivez del hombre, y se difunden de generacion en generacion; ó desmintamos descaradamente lo que sobre este particular nos ha transmitido la historia de todas las edades (Se concluirá)

—–

Extracto de la Carta citada en el artículo de la Emigración a la América el Sur

Freqüentemente he llamado la atencion de V. à lo que esta pasando sobre el Continente vecino. Ahora le incluyo una coleccion del Correo del Orinoco, y le pido que observe en la continuacion del Discurso sobre la Mediacion el estado actual de la opinion pública con respecto a lngleses e aquel pais. Nunca puedo suficientemente expresar à mis Conciudadanos que estos favorables sentimientos no son la obra del momento, sino que por lo ménos son coetaneos con el establecimiento de la factoria Inglesa que hubo en Caracas conocida con el nombre de Asiento, y erigida y fundada por medio de un tratado entre la España y la Gran-Bretaña, cuya liberalidad formó en la experiencia de los Venezolanos un contraste notable para el monopolio de la compañia Española de Güipuzcoa. Hablando de los Franceses con quienes ellos estaban tan estrechamente aliados por el pacto de familia, era una distincion comun sobre el Cotinente Español alabar la urbanidad de los Franceses, y la probidad de los Ingleses. Esta inclinacion hereditaria à formar lazos mas estrechos ha sido fortalecida por la reciente ayuda que los comerciantes de la Gran Bretaña han subministrado à los Patriotas tan liberal y espontaneamente que puede muy bien decirse de esta clase de nuestros paisanos que como nego ciantes libres llevan la riqueza y la libertad à donde quiera que ellos van, sin pretender el goze exclusivo de ninguna de ellas.

En el presente estado de despoblacion de aquel hermoso pais en consequencia del terremoto de 1812, y de la guerra à muerte sostenida rigorosamente por los Españoles, particularmente contra las primeras clases, es necesario que el deficit sea suplido por una nueva poblacion Europea; y los favorables sentimientos de los habitantes de toda clase para con los Ingeses y la tolerancia de opiniones religiosas sacaran necesariamente una gran parte de su nueva poblacion del sobrante de la nuestra. No sentiremos nosotros este emprestito quando de aquellas favorables regiones se deriven à la nuestra en retorno de nuestra empresa unas riquezas que habilitaran à las clases manufactureras de nuestro pais à proveer mas comodamente à la naciente generacion de sus hijos. El estado actual de poblacion de la Gran-Bretaña despues de haber sostenido tantas guerras sangrientas y tantas emigraciones à los Estados Unidos y otros establecimientos extrangeros, comparado con lo que ella era un siglo hace, es ademàs una garantia suficiente contra qualesquiera temores sobre este particular.

A don e quiera que emigren los Ingleses baxo de una comunicacion libre con la madre patria, ellos llevan sus habitudes, sus costumbres y preocupaciones en favor de sus propias manufacturas. De aqui aumenta la Inglaterra el consumo de estas por medio de cada individuo que yendo à la América del Norte ó del Sur adquiere medios de atender mejor à sus necesidades ó de añadir à sus comodidades.

Ellos por fortuna para aquellos paises llevan tambien consigo su industria su actividad y empresa con todas las artes útiles de la vida ; de aqui es que la emigracion viene à ser mutuamente ventajosa. Los Estados-Unidos son un monumento sobervio de esta verdad.

Este prospecto de conseqüencias probables de la América del Sur es digno de la consideracion de todos los hombres del Reyno-Unido, pues él afortunadamente abraza los intereses de todos. A los emigrados abre un rico Continente en donde ellos pueden elegir su clima y procurar con moderada diligencia todas las comodidades y luxo de su pais natal, sin ser turbados por el fanatismo 6 persecucion de los Inquisidores de ninguna secta. Ellos solo tendràn que respetar en otros aquella honesta libertad de conciencia que ellos mismos quieren para si.

¡Que contraste ofrece en esta pintura la posesion de la América del Sur por los Españoles à la Inglaterra y al resto de Europa no ménos que à los Americanos del Sur en las manos de una nacion deseosa de monopolizar el cielo y la tierra, todas las avenidas de aquellas productivas regiones estaban custodiadas por el mas detestable Instituto que jamás afrentó los anales de la historia—la Inquisicion : una maquina de Estado pronta en todos tiempos à robar y destruir los individuos à quienes aquel Gobierno iniquo deseaba aniquilar.

Asi como un insensible miembro del tribunal revolucionario de la Francia le dixo à un maestro de armas aquien él habia acabado de condenar “parez-moi ce coupl la I” asi tambien puede decirse que el hombre mas sabio y virtuoso baxo el Gobierno Español es incapaz de quitarse los insidiosos golpes de esta secreta farsa de justicia. Ella es el seminario de las mas odiosas pasiones que deshonran el corazon y el entendimiento, que destruyen el uso de la razon y de la caridad Christiana y que agravian la religion que tanto se precia de proteger este instituto inquisitorial por los mas viles intereses, mundanos. Y ¿ La civilizada Europa ayudarà à privar del sobrante de su poblacion à un Continente como este en donde se goza de un comercio libre asegurado por la misma naturaleza del pals, para sostener un Gobierno opresivo, por consideracion de un permiso efimero de comercio, el qual como el contrato de Asiento puede acabarse por la pri mera guerra, por un pacto de familia ó qualquiera otra oportunidad favorable? Es el genio de la Nacion Britânica mirar por la posteridad y proveer à la felicidad de una creciente poblacion, extendiendo su lengua y sus conexiones hasta las mas remotas partes del globo. ¿ Cambiarà ella repentinamente esta política y perderà el amor de un pueblo nuevo y naciente por favorecer á un viejo y zeloso vecino que ha llegado à ser decrepito por los vicios de su misma constitucion? No, yo no puedo créerlo. La duracion de los tratados y alianzas depende mucho de las circunstancias que la Inglaterra no puede contrarrestar para permitirse la preferencia de estipular ventajas debidas à su industria por la benéfica mano de la naturaleza, y que ningun poder es capaz de impedir, à ménos que ella coopere en su propio daño.

Hablar de un comercio libre con las colonias de un Gobierno despótico, caprichudo y monopolizador, es absurdo. Debe tener poco conocimiento practico de semejantes Gobiernos el hombre que no sepa quan fàcil les es hacer nula una concesion que debe resultar injuriosa à la madre patria. Semejante concesion es un mero expediente momentaneo para atraher à la inactividad à los incautos hasta que se pierda la oportunidad de mejorar la condicion de una gran parte de la especie humana sobre principios concordantes cn nuestro interés, con nuestra humanidad y nuestras instituciones. civiles y religiosas: en una palabra sobre principios concordantes con los intereses de la Europa en general y del nuevo mundo.

Por fortuna este asunto ha venido à ser mas familiar al pueblo de la Gran-Bretaña por medio de la Prensa libre; y el argumento de “Tua res agitur, paries cum prorimus ardet, sostenido por los Españoles, es perdido quando indistintanmente se aplica à un Gobierno libre como el de Inglaterra y à uno opresivo como el de España. Hombres que nada tienen que desear, y hombres que todo lo han de esperar de una mudanza, de ninguna manera se hallan en igual situacion. Un Inglés nacido baxo el pabellon de su patria, qualquiera que sea el lugar à donde emigre, tiene los ojos de su alma convertidos hacia Inglaterra como la fuente de donde él espera preteccion y los incalculables bienes que resultan de la libertad. Un Americano del Sur que no aparta sus ojos de la Peninsula ó no se prepara à protegerse contra un enjambre de opresores deses frenados, armados de la espada de dos filos la Iglesia y el Estado, debe ser con respecto a los intereses políticos de su patria una mera inquina o a lo mas el autómata de aquellos que se empeñan en retirar todos los conocimientos útiles con el fin de conservar el espíritu de persecucion en la religion y el de la obediencia pasiva al peor sistema de Gobierno, por cuya estrecha coalicion ningun hombre esta de un calabozo, si él incurre en el caprichoso desagrado del principe o del Sacerdote. Ningun sistema hubo jamàs tan malo que no hallase defensores: ninguno hubo jamàs tan malo, que no fuese de tal suerte modificado por honbres sabios y buenos en su administracion, que apénas se percibiese. Pero, principia non homines es lo que nosotros esperamos de la Inglaterra, y lo que justamente merece el vasto Continente de la América del Sur.

———

Quartel general de Paya a 30 de Junio de 1819. 9º. Simón Bolívar, Presidente de la República, Capitan-General de los Exércitos de Venezuela y de la Nueva-Granada,

&c. &c. &c

Al Excmo. Señor Vice-Presidente del Estado:

Desde Guazdualito, donde tuve la satisfaccion de escribir à V.E., no habia ocurrido novedad importante en el exército. Todas nuestras operaciones se limitaban à marchar por pais , amigo hasta el 27 del presente en que atacó la vanguardia al destacamento de 300 hombres que tenia aqui el enemigo. Este suceso ha dado principio à la campaña de la Nueva Granada, y si los primeros sucesos pueden ser presagio del resultado de una empresa, el de la nuestra serà el mas feliz: 300 hombres de la mas selecta infanteria enemiga han sido desalojados de esta posicion, tan fuerte por la naturalaza, que 100 hombres son bastantes para detener el paso a 10,000. La ventaja de nuestra victoria se reduxo a la ocupacion del puesto sin haber podido perseguir al enemigo porque pasó el puente del rio Paya que no da vaxo, y lo cortó. Se le quitaron los pocos viveres que tenia aqui, y se le mataron algunos hombres.

Pero no ha sido esta la victoria que mas satisfaccion ha producido al exército ni la que mas esfuerzos nos ha costado. La principal dificultad que hemos vencido es la que nos presentaba el camino. Un mes entero hemos marchado por la Provincia de Casanare superando cada dia nuevos obstàculos que parece se redoblaban al paso que nos adelantabamos en ella. Es un prodigio de la buena suerte haber llegado aqui sin una novedad con el exército despues de haber atrevesado multitud de rios navegables que inundaban una gran parte del camino que hemos hecho en los Llanos. Esta créo que fuese la principal dificultad de mi marcha y vencida nada me parecia lo demàs, quando he tropezado en obstáculos que solo una constancia á toda prueba pudiera haber allanado. La aspereza de las montañas que hemos atravesado es increible à quien no la palpa. Para formar una idéa de ellas basta saber que en quatro marchas hemos inutilizado casi todos las transportes del parque y hemos perdido todo el ganado que venia de repuesto. El rigor de la estacion ha contribuido tambien à hacer mas pesado el camino; apénas hay dia ó noche que no llueva: al fin aunque no hemos concluido la marcha, podemos lisongearnos de haber hecho lo mas dificil, y de que nos acercamos al término. Dentro de 8 dias lo mas tarde estaré en Sogamoso, y para entónces espero que habra mejorado mucho nuestra situacion. Todas las noticias que recibimos de la Nueva-Granada confirman y alimentan nuestras esperanzas. Unanimemente afirman todos: que en el interior del pais hay multitud de guerrillas que molestan sin cesar al enemigo: que este nos teme al paso que el pueblo arde por vernos llegar: que el General MacGregor amenaza en efecto la costa, y que aun se dice que obra ya en ella. Si estas noticias se confirman podemos contar con que nuestra campaña quedarà tern inada muy pronta y muy gloriosamente. Nada hay que pueda detenernos si el pueblo nos ama. Las fuerzas un enemigo no alcanzan ni para contener à los paisanos.

El Señor General Páez me participa con fecha de 15 del corriente que ha batido la faccion que habia en Guaca; les ha quemado los ranchos y destruido las sementeras con que se mantenian. El iba à marchar sobre Pedraza en solicitud de una division enemiga de 700 hombres que vino hasta alli, y se promete un triunfo completo si tiene la fortuna de encontrarla.

Nada sé de V.E. ni de los negocios del Oriente desde el 1º. de Mayo que es la data del último oficio que tengo de V.E.

Dios guarde a VE muchos años.

BOLÍVAR

——

SIMÓN BOLÍVAR, Presidente de la República, Capitán-General de los Exércitos de Venezuela y Nueva Granada &c. &c. &c.

A los Habitantes de Nueva-Granada :

Granadinos: Un Exército de Venezuela, reunido a los bravos de Casanare à las ordenes del General Santander, marcha à libertaros. Los gemidos que os ha arrancado la tiranía Española han herido los oidos de vuestros hermanos de Venezuela, que despues de haber sacudido el yugo de nuestros comunes opresores han pensado en haceros participar de su libertad. De mas remotos climas una Legion Britânica ha dexado la Patria de la gloria por adquirirse el renombre de Salvadores de la América. En vuestro seno, Granadinos, teneis ya este exército de amigos y bienhechores, y el Dios que protege siempre la humanidad afligida, concederà el triunfo à sus armas redentoras.

Granadinos: Vosotros en los años pasados sucumbisteis baxo el poder de aquellos aguerridos tiranos que os envió Fernando VII. Con el feroz Morillo. Este mismo formidable exército, destruido por nuestros triunfos, yace en Venezuela; vosotros solos sosteneis la crueldad de vuestros tiranos; pero vosotros sois Granadinos, sois Patriotas, sois justos; vosotros volvereis pues contra los Españoles esas armas de maldición que os habían confiado para que fueseis vuestros propios verdugos.

Granadinos: El exército libertador esta convencido de vuestros sentimientos liberales: sabe que vosotros habeis sido mas bien las victimas que los instrumentos de los tiranos. No temais pues nada de los que vienen à derramar su sangre por constituiros en una nacion libre é independiente. Los Granadinos son inocentes à los ojos del exército libertador, del Congreso y del Presidente de la República. Para nosotros no habra mas culpables que los tiranos Españoles, y ni aun estos pereceràn sino es en el campo de batalla.

Bolívar

——-

S.E. El Sr. Almirante al Ministerio de Marina sobre la toma de Barcelona, y otras ocurrencias posteriores.

Tengo la satisfaccion de participar à V.S. las operaciones de la Esquadra ce mi mando hasta esta fecha para que V.S. las eleve al conocimiento del Excmo. Señor Presidente del Estado.

Lista la Esquadra, compuesta de los buques de guerra y transportes mencionados en la lista nº. 1 se embarco el exército expedicionario al mando del Señor General de Division Rafael Urdaneta el dia l4; y el l5 por la mañana dio la vela con direccion al puerto de Pozuelos Alli fondeó el 16 à las 8 de la noche: el 17 al amanecer se desembarcó el exercito en dos columnas, y n archó sobre la Ciudad de Barcelona a las 3 de la mañana del 18 y la ocupó à las 8 del mismo dia sin oposicion alguna.

Persuadido de que el enemigo de de Cumanà destacaria resfuerzos para el Morro de Barcelona, si le fuese posible, me determine a tomarlo por asalto, sin esperar la cooperación del exército. A este fin destiné una flechera con mis Edecanes, y el Mayor Graham del batallon de infanteria de Marina, para que reconocieran tres puntos de desembarco en la circunferencia del Morro; pero no hallaron sino dos inaccesibles. Dispuse entonces el ataque en dos columnas: la primera de 100 hombres al mando de mi Edecan el Coronel Jackson, y el Mayor Graham: la segunda de igual número al nando de otro Edecan el Coronel Garcin, acompañado del Tenienre Coronel Voigh, tambien mi Edecan, con órdenes de dirigirse aquella rapidamente sobre el Castillo viejo, mientras que esta ganaba las alturas, y tomaba la cuspide. Al mismo tiempo las goletas ranklin y Favorita, quatro piraguas y una Lancha de guerra habian de incomodar al enemigo en el Castillo principal, situado sobre la lengua de tierra al subir el cerro. Preparé en seguida otra columna ce reserva, compuesta de 100 hombres de las diferentes embarcaciones de guerra, y colocada à bordo de las Lanchas Victoria, Libertadora, Brion, y Almirante Brion, armadas de cañones de à 4 al mando de sus respectivos Oficiales.

Me puse à la vela à las 24 de la tarde, por no haberlo permitido àntes la brisa. El desembarco sufrio los fuegos del enemigo emboscado en los cerros; pero nada pudo contrarrestar la marcha rapila de nuestra marineria y tropa. Pase con la esquadra, baupres sobre popa, à la parte del oeste, en donde tenia el enenmigo una fuerte columna. Destiné entónces la reserva à desembarcar a pié del Castillo viejo: entretanto nuestras tropas habian ganado las alturas: los enemigos comenzaron à vacilar, y se retiraban en desorden à sus diferentes fuertes y trincheras. Me acerqué con la esquadra lo nas posible: rompieron un fuego muy vivo todos los buques de guerra sobre estos puestos; y los enemigos no tuvieron tiempo de hacer mas que dos tiros, quando abandonaron sus trincheras y sus fuertes. El Coronel Garcin ganó velozmente la cuspide de un cerro, en donde fué enarbolada nuestra primera bandera ; y sobre la viejo, y en seguida otra fortificacion : entre tanto baxaba el Coronel Garcin sobre la plaza. Viendose cortado el enemigo, la abandonó, arrojando sus fusiles, y embarcàr doses en botes y canoas. En su fuga por la lengua de tierra recibieron un fuego muy vivo del Franklin, Patriota, y Flecheras, quedando muchos tendidos sobre la playa , entre ellos el Comandante del Morro, Maya; los demàs se refugiaron precipitadamerte à los bosques.

Nuestra pérdida ha consistido en un oficial de infanteria de Marina gravemente herido y tres marineros levemente; la del enemigo es de trece muertos, y quarenta prisioneros trece muertos, y quarenta prisioneros. Es admirable la conducta de los oficiales, marineros, y soldados de nmi mando en esta gloriosa accion: jamàs gefe ha sido mejor obedecido, ni la Patria mejor servida: todo era union, valor, é intrepidez: cada uno trataba de aventajarse al otro en el cumplimiento de sus deberes. (Siguen las recomendaciones especiales y remisivas a otra lista: con lo que concluye el parte)

Dios guarde à V.S. muchos años. Morro de Barcelona, Julio 17, a las 8 de la noche de 1819. 9°.

Londres

——

Observada ayer desde la vigía del Morro la esquadra entrega, tome las dis