logoCNH
letras
bolivar
imprenta

Correo del Orinoco N°39. Angostura, Sábado 11 de septiembre de 1819

Correo del Orinoco 1819 N° 39

BOLETÍN

Del Exército Libertador de la Nueva Granada, del dia 12 de Julio de 1819. [Nº. 1º.]

Instruido S. E. el Presidente de Venezuela del estado lamentable en que violentamente gime la Nueva Granada, resolvió marchar con las Divisiones de los Generales ANZOATEGUI Y SANTANDER, y la Legion Británica à las ordenes Coronel del Rook, à libertar este virtuoso Pueblo, que nos ha recibido con el entusiasmo que inspira la Santa Libertad.

El 4 de Junio, pasó el exército el Arauca, y atravesando cien rios caudalosos, inmensos pantanos, y los Andes por el Paramo de Pisba, llegó à Locha el 6 del corriente, despues de haber batido el General Santander en Paya el 27 del pasado 300 hombres que guarnecian aquella formidable posicion, en la qual pensaba el enemigo detenernos.

El 7 marchó el Comandante Duran con 20 guias de la vanguardia à descubrir el enemigo sobre Corrales, donde sorprendió y tomó un pequeño destacamento que alli habia. En conseqüencia de esto el enemigo evacuó à Sogamoso. El 10 el General Barreyros, que manda la fuerza enemiga de la Nueva Granada, se presentó en dos columnas de 800 hombres, cada una sobre Corrales y Gàmeza.—En el primer punto el Coronel Brizeño, con un esquadron, cargo sobre la descubierta del enemigo, la destruyó completamente y rechazó toda la columna que la seguia. Al mismo tiempo el Teniente Franco, que con 60 hombres observaba en Gàmeza al enemigo, fué atacado y perseguido hasta encontrar con el General Santander, que iba en su auxilio con el primer batallon de Cazadores de la Nueva Granada. El enemigo, al ver nuestro refuerzo, replegó hasta la Peña de Topaga, donde tomó posiciones.- Alli permaneció toda la noche, y reunió la columna de Corrales.

Nuestros pequeños destacamentos replegaron por la noche al quartel general de Aposentos de Tases; y al amanecer del 11, las divisiones Santander y Anzoategui marcharon à encontrar al enemigo que habia ya pasado el rio de Gameza y venia à buscarnos—Apénas observo nuestra marcha el General Barreyros que replegando con una rapidez inaudita repasó el rio y tomó la formidable posicion de la Peña de Topaga. El primer batallon de Cazadores, y tres compañias mas de los batallones de Rifles, Barcelona y Paez, pasaron el puente baxo los fuegos cruzados y vivos del enemigo. Estos Cazadores se han portado con un arrojo que no pudo ménos que aterrar à los contrarios, los quales temiendo ser atacados à la bayoneta, se retiraron al fin à los Molinos de Topaga, posicion mas ventajosa aun que la que antes ocupaban. Nuestras tropas fatigadas de un combate que duró 8 horas con una desventaja de posiciones la mas desigual por nuestra parte acamparon en Gameza. Nuestra pérdida en estos combates se reduce à 12 muertos, entre los quales el Teniente Villegas, y el Abanderado de cazadores Carballo; 76 heridos, y entre estos el Comandante de Cazadores Antonio Arredondo, digno del sentimiento general del exército, por su intrepidez y conducta militar; los Capitanes Guerrero y Gomez, y el General Santander, contuso. La pérdida del enemigo segun los prisioneros excede de 300 hombres entre muertos, heridos, y prisioneros.

Hoy ha vuelto el exército à ocupar sus antiposiciones, à esperar la Legion Britànica, columna del Coronel Perez, y la entrada del General Paez por Cucuta. —Miéntras tanto nuestros soldados, fatigados de marchas y privaciones de que dificilmente se podrà citar otro exemplo en la historia militar, reposa y espera tranquilo la victoria.

Quartel general en Tasco.- El Ayudante. General encargado del Estado-Mayor General.

  1. MANRIQUE

BOLETÍN

Del exército Libertador de la Nueva-Granada, del dia 15 de Julio de 1819. [N.° 2°.]

Luego que se reunieron algunas columnas que no habían concurrido à la jornada de Gameza, se dirigió el Exército al Departamento de Santa-Rosa, son el objeto de poséer este fertil territorio, y dominar el Valle de Sogamoso, en donde estaba establecido el enemigo. Este movimiento lo obligo à abandonar su posición de la Peña de Tópaga, y se retiró à los Molinos de Bonza à inmediaciones de la ciudad de Tunja. El 20, se presentó el Exército al frente de las posiciones enemigas. Su situación era ventajosa por los parapetos y fosos que las paredes y barrancos les proporcionaban. Todos quantos movimientos se hicieron para obligar al enemigo à salir de sus posiciones y dar una batalla, no tuvieron otro resultado que batir siempre las guerrillas que nos venían al encuentro.

A las 5 de la mañana del día de hoy marchó el Exército por el camino del Salitre de Paypa, con el objeto de atacar al enemigo por su espalda ó forzarlo à abandonar sus parapetos. A las 10 del día, acabó de pasar el Exército el rio de Sogamoso; y à las 12, encontró con el enemigo que se había movido sobre nosotros.

Las circunstancias nos obligaron à tomar una posición notablemente desventajosa, y fuimos atacados con denuedo por todo el exército Español de la Nueva-Granada. El batallón 1.º del Rey, con otras compañías del 2.º, se dirigió por nuestra izquierda à ocupar las alturas que nos dominaban, y se le opusieron los dos batallones de vanguardia: luego movió el enemigo por nuestro frente los batallones 2.º y 3.º de Numancia, los restos del Tambo, y el Regimiento de Dragones de Granada, y fueron atacados por una columna de retaguardia, à cuya cabeza estaban unas compañías de la Legión Britànica, y cargó con tanta intrepidez sobre el enemigo, que al momento fué batido y dispersado. Por una reacción vigorosa que hizó empeñó el combate de nuevo con desesperación: se apoderó de las alturas, y nuestro Exército casi envuelto sufría un fuego horroroso por todas partes. Otras tropas, que no hubieran sido las de la República, habrían dexado escapar una victoria tan brillante como la que han obtenido. Una columna de caballería, llevando à su frente al bizarro Comandante Rondón, ha destruido una parte de la infantería enemiga, à tiempo que la nuestra hacía otro tanto en las alturas de nuestra espalda, y otra parte de la caballería, conducida por el Teniente Carbajal, cargaba sobre la del enemigo por el camino principal.

El exército Español fué desalojado de todos los puntos que ocupaba, y si su destrucción no fué total, lo debió solo à la aproximación de la noche, y à la buena posición à que se acogió el resto de su caballería. El combate duró hasta la noche, sostenido con una tenacidad, y con un encarnizamiento de que no hay idea. El enemigo perdió en muertos y heridos 500 hombres de sus mejores tropas, y dexó en nuestro poder multitud de prisioneros, fusiles, lanzas, caxones de municiones, caxas de guerra, cornetas, y dos estandartes del Regimiento de Dragones de Granada, sin que podamos calcular el número cierto de sus dispersos.

Nuestra pérdida ha consistido en 104 hombres entre muertos y heridos. En la División de vanguardia el Teniente de Cazadores Mateo Franco muerto; el Ayudante de Cazadores Pedro Torneros, y los Subtenientes Manuel Linares y Manuel Lara, y el Capitán Encarnación Ruiz de caballería, heridos.- En la División de retaguardia, el Coronel Justo Brizeño, el Teniente-Coronel Arturo Sandes, el Capitán Manuel Terron, el Ayudante-Mayor Manuel Crespo, el Teniente Vicente Velandia, y los Subtenientes Nonato Freytes, Pantaleón Ortiz, y Juan Silva de infantería, heridos.-El Teniente-Coronel José Ximenez, Capitanes Ramón Garcia y Manuel Orta, muertos; y el Teniente Manuel Delgadillo, el de igual clase José Rico, y el Alferez Meliton Escalona, heridos en la caballería 3 y en la Legión Britànica, el Teniente Casel y muerto, y el Coronel Jayme Rook y el Subteniente Mac Munup, heridos.—Y el Capitán Daniel Florencio O’Leary, Adjunto al Estado-mayor de la División de retaguardia, herido.

Todos dos cuerpos del exército se han distinguido, pero merece una mención particular la conducta del Comandante Rondón y del Teniente Carbajal, y la de las compañías Britànicas, à las que S.E. el Presidente de la República, sin embargo de ser la primera vez que combaten baxo nuestras banderas, les ha concedido la Estrella de Libertadores en premio de su constancia y de su valor.

Somos dueños de toda la Provincia de Tunja, à excepcion de la capital; y las del Socorro y Pamplona estàn enteramente libres, y el resto del pais en insurreccion. Los pueblos de Nueva-Granada han recibido al Exército Libertador con el mas extraordinario entusiasmo. Todos se presentan determinados à ser libres, y nada falta al exército rodeado de pueblos tan patriotas y tan decididos.

Quartel-general en las alturas de Vargas.- El Ayudante-General encargado del Estado-Mayor-General- M. MANRIQUE.

AMÉRICA DEL SUR.

(Extracto de la Gazeta de Lóndres The Times.) Tratado especial entre los Estados de Buenos Ayres y Chile.

S.E. el Supremo Director de las Provincias Unidas del Rio-de-la-Plata, y S.E. el Supremo Director del Estado de Chile, revestidos de los poderes que les confieren las Constituciones provisorias de sus respectivos Estados, deseando poner término al dominio tirànico del Gobierno Español en el Perú, y dar à sus habitantes aquella libertad é independencia de que tan injustamente se hallan privados, y con la mira de prestar aquel auxilio que los habitantes de Lima han solicitado de ambos Estados contratantes, han resuelto concluir el presente Tratado.

Al efecto ambas partes han nombrado por Plenipotenciarios, à saber:

De parte de S.E. el Director Supremo de las Provincias-Unidas del Rio-de-la-Plata à Dora Gregorio Fagle, Ministro de Estado en los departamentos de Gobierno y negocios extrangeros:

Y por parte del Supremo Director del Estado de Chile al Coronel Don Antonio José Irizarri, oficial de la Legion del Mérito, y Ministro de Estado:

Quienes habiendo cangeado sus plenos poderes, y hallándolos en buena y debida forma, han convenido en los siguientes artículos:- Art. 1º.—Ambas partes contratantes condescendiendo con el deseo manifestado por los habitantes del Perù, especialmente pero los de Lima su capital de que les auxilien con una fuerza armada à fin de expulsar el Gobierno Español, y establecer el que sea mas análogo à su constitución física y moral, se obligan à emprender una expedición que para el efecto esta ya preparada en Chile :

2º.—El Exército combinado de las Provincias Unidas y de Chile dirigido contra las autoridades actuales de Lima, y en auxilio de sus habitantes, cesarà de existir en aquel país, desde el momento en que se haya establecido un Gobierno por la libre voluntad de ellos, à ménos que solicitándolo el mismo Gobierno y conviniendo à las circunstancias de ambas partes contratantes, los tres Estados de Chile, las Provincias-Unidas y lima, deliberen que el exército permanezca por un periodo en el mismo territorio. En tal caso los Generales apoderados para este fin, ó los otros Ministros de Chile y de las Provincias-Unidas trataràn sobre este punto con el Gobierno que se establezca en Lima, quedando siempre sujeta la execucion de estos Tratados à la respectiva ratificación de las Supremas Autoridades de Chile y de las Provincias Unidas:

3º.—A fin de evitar toda causa de desavenencia entre ambos Estados contratantes, y el nuevo que ha de formarse en el Perù à cerca del pagamento de los gastos de la Expedicion Libertadora, y con el deseo de remover para lo sucesivo todo pretexto que formen los enemigos de la América, atribuyendo à dicha Expedición motivos interesados que le son enteramente extraños, ambas partes contratantes convienen en no tratar de reembolsar estos gastos àntes de quedar liquidados con el Gobierno independiente de Lima, observando el exército combinado hasta entonces y aun subseqüentemente una conducta conforme à su objeto que es proteger y no hostilizar à su habitantes, con respeto à lo qual ambos Gobiernos darán órdenes expresas à sus Generales:

4°.- Las cuentas de gastos de la Expedición Libertadora y de la Esquadra Chilena que la conduce desde el tiempo que entre en el mar Pacifico para aquel intento se presentaran por los Ministros ó Agentes de los Gobiernos de Chile y de las Provincias Unidas al Gobierno Independiente de Lima, ajustando con él amistosa y cómodamente las cantidades, plazos y modos de los pagamentos:

5º,—Las dos partes contratantes mutuamente garantizan la Independencia del Estado que se formare en el Perú quando se liberte su capital:

6º.—El presente Tratado serà ratificado por S.E. el Supremo Director de las Provincias-Unidas del Rio-de-la-Plata, y por el Supremo Director del Estado de Chile en el espacio de sesenta dias.

Dado y firmado en la Ciudad de Buenos-Ayres à 5 de Febrero de l819.

ANTONIO JOSÉ IRIZARRI, GREGORIO FAGLE.

ARTICULO COMUNICADO.

Memoria Biográfica de la Nueva-Granada, escrita por un Miembro de su último Congreso.

Jtsi enim flemus, cum legimus, tamen non miserabiliter vir clarus emoritur.

CICEA. R. Tuscul. 1.

Voy à tratar de algunos de mis compatriotas sacrificados inhumanamente por la crueldad del Gobierno Español para prestar à su memoria el tributo que le es debido, y enjugar las làgrimas de sus deudos y amigos con el recuerdo de sus virtudes. La simplicidad será el mérito de esta relación, y un dolor justo todo el ornamento de su estilo. Si doy algún consuelo à las familias huérfanas de estos ilustres desgraciados, y logro excitar un odio eterno à los feroces agentes de la tiranía obtendré el fruto que deseo.

1º.—Doctor Camilo Torres.

El Doctor Torres nacio en la ciudad de Popayan, capital de la Provincia de este nombre, de padres de escasa fortuna y de una familia distinguida. Recibio su educacion primera en el pais de su nacimiento y tambien los principios clasicos de latinidad y filosofía que se enseñaban en el Colegio por Doctos profesores, particularmente la segunda dictada por el Doctor Restrepo, tan versado en las Matemàticas como en las ciencias naturales. Tambien se dedicó al conocimiento de la lengua Griega, baxo la direccion del Doctor Grijalva, sabio conocido de la Universidad de Lima hasta adquirir suficiente instruccion en todos estos ramos.

Como la enseñanza de las facultades mayores, y la autoridad de conferir grados, eran peculiares de los Colegios y Universidad de Santafé, Torres dexo su país, para ir à aquella capital con el fin de concluir su carrera: cultivé el estudio de la Jurisprudencia Romana que fue siempre su objeto favorito, aprendió los cánones y el derecho Español hasta cumplir el tiempo señalado para graduarse en estas facultades. Doctor en la primera practicó las leyes para ser Abogado, y es notable que el tiempo de quatro años que otros ocupan en placeres, mas que en adelantar sus principios, y en que por lo común nada se adquiere, y mucho se disipa, el Sr. Torres lo empleaba ya en procurarse un nombre, en ganar una decente subsistencia, y en mantener decorosamente à su virtuosa madre en la ciudad de Popayan.

El título de Abogado añadió poco à su reputación; había sido maestro desde la clase de discípulo, conservando puras y austeras las costumbres de su tierra natal, y perfeccionando las luces de su espíritu. Obtuvo del Gobierno comisiones honrosas, fué Asesor algún tiempo del Cabildo de Santafé, y catedrático muchos años de derecho civil; y aunque mirado por los Oidores y Virreyes con particular distinción, jamas humilló su carácter al ascendiente de la autoridad.

Si me atrevo à decir que el Señor Torres era el primer Jurisconsulto de la Nueva-Granada, sin temor de ofender à muchos otros dignos émulos de su mérito, doy mi opinion particular unida al voto de multitud de inteligentes; y creo que si hubiera vivido en una capital de Europa teniendo un teatro en que exercitarse mas proporcionado à sus talentos, ciertamente hubiera brillado al lado de d’Aguessean y de Linguet; ojalà que algun amante de la eloqüencia para comprobar este juicio, haya conservado sus alegatos que honraban el foro!

El Sr. Torres siguió la causa de su patria desde el día de su revolución, con aquella constancia y firmeza que era su carácter peculiar. Desde luego ocupó los primeros puestos hasta ser Presidente del Congreso, y fué siempre el sugeto de mas influxo en las deliberaciones de aquel cuerpo.

Yo no sé si me engaño; pero me parece que el Señor Torres no había nacido para ser gran  político, no por que le faltasen las luces de muchos libros excelentes de esta materia que hacían parte de su escogida biblioteca, ni por que careciese de datos estadísticos ó topográficos de nuestro país, mas no conocía por experiencia las pasiones humanas; no era lo que se llama un hombre de mundo, ni tenia las miras atrevidas de un Ministro de Estado; su inflexible carácter le adquirió el nombre de Catón dado con burla por sus enemigos; ¡es raro que no los tengan los hombres de mérito! Y debe confesarse que tocaba en tenacidad y no cedía à las circunstancias, siempre que la  prudencia lo requería, como si se gravasen o su alma las impresiones con carácteres indelebles. En lugar de dar à su Patria un Gobierno propio de su presente situación física y moral fué uno de los que mas contribuyeron à Copiar casi literalmente el sistema federativo del Norte de América, hasta que una triste y tardía experiencia hizo conocer su mala aplicación, y concentrar las fuerzas y el poder. Pero sean quales fueren los defectos políticos del Sr. Torres, eran de entendimiento, no de corazón; y como el arte de gobernar ha sido tan nuevo entre nosotros, él como los demás funcionarios públicos estaban expuestos à error.

También poseía conocimientos generales, sabiendo bien las relaciones de la jurisprudencia con los ramos que otros descuidan, y era versado en las bellas-letras, con la lectura de buenos modelos Griegos y latinos en sus propios idiomas: el estilo de sus escritos respira dignidad, llevando el sello de su carácter naturalmente fuerte; y su juicio era tan seguro en materias de literatura, que se tenia su voto por decisivo.

Yo no necesito hacer el elogio de sus virtudes públicas y privadas para aquellos que lo han conocido. Buen hijo, buen padre, buen esposo, y mejor ciudadano, jamas desmintió la probidad de sus costumbres, ni se puede citar un rasgo de su vida que haya degradado su reputacion, à pesar de que no le faltaban enemigos como sugeto de mucho mérito.

Tal era el hombre que fué conducido como delinqüente à la presencia del General Morillo, y que un consejo de asesinos creado por este monstruo, destinó al patibulo, à donde marchó conservando siempre la firmeza de su caràcter, y llevando impresa en su frente la serenidad de la inocencia. Se ha afirmado que el odio del Gobierno Español se ha cebado hasta en su cadáver, levantando sus miembros y poniéndolos en escarpias para aterrar al pasagero; mejor se hubiera dicho, para inspirar horror contra los tiranos, y extinguir acia ellos la última centella de afecto que pudiera quedarle à algun mal patriota: por solo este crimen mereceria acabarse en estos paises la dominacion Española, aprobado como lo esta con otros semejantes por el despotismo del trono. Yo conozco bien à mis conciudadanos; aman la virtud, y son sensibles à su propio honor. Exhalando suspiros con tan doloroso espectàculo, ellos habran jurado vengar la causa de la virtud y al martir de la Patria, —¡y quantas veces no habran cubierto de osculos y de làgrimas à los pequeños hijos de este grande hombre, consolando su desgraciada viuda!

(Se continuarà.)

ARTICULO COMUNICADO.

Señor Redactor

El Gobierno Español siempre cruel y perfido en su política secreta, ha echado todo el resto de su crueldad y perfidia en la guerra de la conquista de la América y en la presente. No entro en inquirir los principios que le dan esta excelencia, y solo trato de presentar á los Venezolanos y à todo buen Americano uno de los muchos decretos de esa política infernal para desengaño de los ilusos que la siguen y son instrumentos de ella, y para que se desconfié de todo hombre que de qualquiera suerte contribuya à retardar el impulso que debe derrocar ese imperio de sangre, de horror, y de inmoralidad.

Entre varios papeles públicos del Gobierno de Chile, y de materias muy interesantes, se halla inserta en el periódico, El Duende de Santiago, número 17 del Lunes 30 de Noviembre de 1818, la Real Orden de 22 de Abril del mismo año, dirigida al Virrey del Perà, y encontrada en la fragata de guerra Maria Isabel, de 50 cañones, que con toda la expedicion que comboyaba de 2000 hombres para auxilio de la tiranía, fué apresada por la Esquadra Chilena cerca de sus costas, y es como sigue:

MINISTERIO DE GUERRA

(Reservado.)

Excelentísimo Señor:

El estado à que han llegado las cosas en la funesta rebelión de las Provincias de Chile y Buenos-Ayres, ha hecho conocer à S.M., que es mas fàcil atraher à los rebeldes à la observancia de sus antiguos deberes por medio de la política que por el de la fuerza; en la que por desgracia estan yà aquellos Gobiernos ilegítimos demasiado adelantados; y como nada puede traer peores conseqüencias para la pacificación de esa parte de la Monarquía, que à estrecha unión de los rebeldes, será el primer cuidado de V.E. promover la desconfianza mutua entre ellos, fomentando aquel, ó aquellos partidos que naturalmente se presenten en el curso de los sucesos ocurridos en los países rebelados, valiéndose para el efecto de quantos medios y arbitrios son necesarios en tales casos, hasta echar mano de los fondos del Erario para fomentar las desavenencias de los dichos partidos.

El antecesor de V.E. el Señor Marques de la Concordia prestó à S.M. mejores servicios con los manejos de destreza política con los rebeldes de Buenos Ayres y Chile, que con los exércitos puestos en esos países; y observarà V.E. que tuvieron mas felices resultados la protección concedida à los Carreras por el General Gainza en Chile, después de la capitulación simulada, y los recelos sembrados en Buenos-Ayres contra la primera Junta, que la guerra formal sostenida en Venezuela y Santafé por el General Morillo.

En el dia segun se advierte en la carta de V.E. de Diciembre del año anterior, se presenta la mejor oportunidad para debilitar las fuerzas de Buenos-Ayres y Chile, protegiendo los partidos de los Carreras y de Alvear, que resentidos eon los actuales dominantes de aquellos paises, no deben dexar de obrar en su contra, y haràn tanto mayores esfuerzos, quanta mas sea la oposicion que encuentren; debiendo conocer que la situacion en que se hallan aquellos hombres fuera de su pais y relaciones, es la mas ventajosa para sacar de ellos el partido mas conveniente.

Si V.E. pudiese, valiéndose de manos diestras, auxiliar abierta ú ocultamente à estos sugetos, no escusará diligencia, ni sacrificio para conseguirlo; asi como pondrà à disposicion del Ministro de S.N.I. en el Brazil las cantidades que para este objeto le pidiere; teniendo advertido que àntes de ahora se le han dado à aquel Ministro las instrucciones Convenientes.

De Real Orden lo comunicó à V.E. para su cumplimiento.—Dios guarde à V.E. muchos años.—Madrid 22 de Abril de 1818.

EGUIA.

Señor Virrey del Perú.

[Se reservan para el nº. siguiente las Observaciones del autor de este artículo.]

CORRESPONDENCIA PARTICULAR.

(Extracto de la Gazeta de Londres The Times.)

París 10 de Junio de 1819.

Aquí no queda ya vestigio de ilusión, como no lo hay en ese país, acerca de la inevitable Independencia del Sur América; pero debe temerse que algunas consideraciones secundarias de alianzas de familia ataran nuestras manos para no seguir los consejos de la política. Si aun existen dudas sobre las respectivas posiciones de los combatientes; la consolidación de los Estados-Unidos de Buenos-Ayres—la conquista de Chile—la pacifica Proclama de la República de Venezuela—la centralización de su Gobierno—la reunión de su Congreso—y las formas magestuosas de que se halla rodeada, resolveran la qüestion de un modo que venza la incredulidad mas obstinada mucho mejor que los esfuerzos de algunos periodistas caramente, asalariados por la España. No fué huyendo delante de Morillo que se instalaron ellos mismos sobre las orillas del Orinoco, con tanta solemnidad. Un General en Gefe batido y perseguido, como tantas veces se ha representado à Bolivar, no podría ser honrado con semejante homenaje, ni el pueblo le hubiera dado una prueba tan singular de gratitud. El mismo no se hubiera atrevido, si sus asuntos se hubieran hallado en mal estado, à divertirse de este modo con repetidas ofertas de renuncia. En tal caso, à un General vencido, se le toma su palabra, como ha sucedido muchas veces à nuestra vista, ó se le fuerza otra vez à renunciar. Los Gobiernos mas hábiles y previsivos de Europa, seràn los primeros que sacaran una prosperidad comercia de los manantiales de riqueza que ahora se abren en la América, y aseguraràn para sí aquellas ventajas que las primeras amistades de los nuevos Estados estaràn dispuestas à conceder á los que les presten auxilios.

El Gefe Supremo de la República de Venezuela, SIMON BOLIVAR, nació en Caràcas, y por ningún motivo es un aventurero. Promovedor infatigable durante quince años de la Libertad de su Patria, toma ahora la actitud de un segundo Washington. Descendiente de una familia noble, heredó un patrimonio que le daba 200,000 francos de renta anual, que ha consumido en parte para el feliz éxito de una empresa, cuya idea le impresiono en medio de los placeres y diversiones de París, adonde había venido para completar su educación. Fué muy bien conocido, doce ó quince años hà, en las sociedades de esa Capital. Entonces tenia veinte y dos o veinte y tres años de edad. Su cara era de Español con una expresión muy agradable, ojos negros, vivos y ardientes, facciones regulares, mediana estatura, gran facilidad de locución, brillante imaginación, carácter atrevido que no ha sido jamas afectado por el modo con que fué educado. Habla Francés tan bien como cualquiera Inglés ó Español lo puede hablar. Es activo, ansioso de instrucción, y lleno de los conocimientos de su siglo, habiendo seguido todos los cursos de lectura é iniciàndose en todos los descubrimientos modernos. Incluso amigo del ilustre Humboldt y de Bompland, con quienes viajó largo tiempo, atravesó con el fin de estudiar los hombres, la Francia, la Inglaterra, Italia, Suiza, y parte de Alemania. En estas circunstancias se dió à conocer primero baxo los auspicios del General Miranda, quien puso en sus manos aquel sable que ha sabido manejar tan bien. Los gustos y habitos de su primera vida parece que le señalaban para un destino diferente.

El Ministro de negocios extrangeros de Venezuela, Manuel Palacio, es un compañero antiguo y amigo del Gefe Supremo Bolívar. En Francia vivieron juntos(1). También es este un hombre de un animo sublime é ilustrado.

No puedo asegurar à V. de ningunos otros hechos en las historia de los Gefes Independientes de América; pero puede contar con la exàctitud de los por menores que acabo de someter à su juicio.

(1) Es equivocacion—Fué otro de los actuales Gefes el que vivió en Paris y Londres con el difunto Señor PALACIO.

Extracto del “Morning Chronicle” del 12 de Junio de 1819.

Mr. Marryat deseaba confirmar lo que en otra ocasión había dicho acerca del nacimiento de gracias que Fernando había ordenado quando salieron de España las tropas Inglesas, por haber quedado libre de hereges aquel suelo. — El noble Lord había declarado anoche que nada sabia de la ocurrencia. En contestación solamente podía decirle lo de Horacio: “No hay en el cielo y la tierra otra cosa que los sueños de vuestra filosofía.” Con respecto à otro asunto, à que él había hecho alusión en otra noche, y que había sido contradicho por el noble Lord, señaladamente, la repulsa del Gobernador de Trinidad contra los habitantes de la Costa firme, que huyendo de los Españoles buscaban asilo en aquella isla, referia al noble Lord las palabras del mismo Gobernador que respondiendo à la suplica de ser admitidos en aquella isla, dixo: “Es incompatible con las órdenes que deben arreglar mi conducta con respecto à los habitantes de aquellas partes de las colonias españolas que se hallan en disturbio, el admitir en Trinidad ninguna persona que no sea súbdito natural de la isla.” Este papel tiene la data de Agosto de 1814; y el recurso se hizo à nombre de personas ancianas, y de otras las mas respetables y pacificas, que estaban prontas à dar caucion, y esperaban hallar toda seguridad; pero fueron repelidas. Se fundaba sobre autoridades españolas, francesas, é inglesas; pero él no podía dar los nombres de las personas que le habían subministrado el informe, porque esto seria ruinoso para aquellos à quienes él podia desear servir.

Podrá venir un tiempo en que se hagan descubrimientos, y en que los afligidos se hallen en donde los iniquos dexen de obrar su iniquidad, y los fatigados estén en reposo. Sabia que del mismo Departamento colonial se había comunicado noticia respectiva à ciertas personas que habían sido inducidas à recurrir por una recomendación al Tesorero, y sabia las persecuciones que en conseqüencia ellas habían sufrido. La conducta del Gobernador de Trinidad para con los desgraciados que huían de la opresión española, era tan notoria en aquella parte del mundo, como lo era en este la batalla de Waterloo. También era notorio que personas enfermas, individuos de muy avanzada edad, y de la mas tierna juventud, y que podían dar garantes de su buena y pacifica conducta, no fueron admitidas en la isla. Incitó en seguida al noble Lord à declarar si las instrucciones enviadas por el Gobierno de S. M. eran tales quales había expresado el Gobernador Woodford, señaladamente, para rehusar la admisión de enfermos, de personas de buena indole, y prontas à dar la mas satisfactoria seguridad con respecto à su buena y pacifica conducta. Incitaba al noble Lord à decir si los Ministros de S. M. realmente habían despachado el documento que Sir Ralph Woodford asignaba como una razón para rehusar la peticion que se le había hecho; pues, con esta repuisa, el Gobernador Woodford firmó la sentencia de muerte de los suplicantes. Si el Gobernador Woodford no tuvo semejante autoridad, él incita al noble Lord para que se exija una severa cuenta de un empleado que ha sido reo de un hecho que grava un mancha tan fea sobre el carácter del país.  Procedió después el Honorable Caballero contra la continuación de las leyes españolas en la Trinidad, aunque en 1797 y 1804, los Ministros coloniales de aquel tiempo habían condenado expresamente estas leyes: en 1797 el Gobernador Picton traduxo al Español una carta del Lord Melville, en que describia el Gobierno de las Colonias como impropio para los hombres que vivían baxo de él. La nacion española estaba clasificada en los registros de la historia como exterminadora de los naturales de la América del Sur, y de sus islas. Este Gobierno había llegado à ser tan opresivo, é insoportable, que los habitantes de la América del Sur al fin arriesgaron sus mas caros intereses con el objeto de sacudirlo. Y sin embargo, el Gobierno de este país ha creído conveniente continuar el sistema Español en una Colonia Britànica. El consideraba à este pais en el mayor peligro por dexar à los Ministros esta parte de Gobierno arbitrario; pero él confiaba en que el patriotismo de la Camara rehusaria favorecer sus miras; y en hacerlo así ella daría una leccion útil à los Despótas domésticos y extrangeros.

Traducción de una Carta del Señor HAMILTON à Su Alteza Real el Duque de SUSSEX, &c. &c. &c.

“ANGOSTURA 4 DE JULIO DE 1819.

“Señor-Aunque hace mucho tiempo que no tengo el honor de escribir à Vuestra Alteza Real, nunca he dexado de informarme de su salud, y he sabido con la mayor satisfacción que esta ha sido tan buena, que le ha permitido continuar los dignos esfuerzos, que siempre han distinguido la carrera publica de V.A. Real, y que tanto han contribuido à la felicidad de la Nacion,

“Que el Regulador Todo-poderoso de los acontecimientos humanos conserve à V. A. para que sea como siempre ha sido el único y el protector de la libertad civil y religión -el Controlador de los pobres, y de los afligidos-y el Mecenas de toda Ciencia útil y elegante. Ninguna circunstancia, ninguna distancia podrá borrar mas de una memoria: los números son hechos de condescendencia (me habría atrevido à decir, de amistad) con que me ha honrado ilustre Hijo de mi venerado y amado Soberario, y en la última hora de mi existencia me acordare de ellos con orgullo y entusiasmo.

“El Coronel, ahora General ENGLISH ha referido con los vivos sentimientos de gratitud, lo mucho que debe V. A real, y atribuye en mucha parte el suceso de su empresa à la protección que V.A. R. se sirvió dispensarle. El y mi cuerpo han armado la mayor satisfacción al General URDANETA, baxo cuyas órdenes están; de un dia à otro esperamos la noticia de su desembarco en la Costa de Cumaná; pues según los últimos informes se hallaban inmediatos a ella.

“Muchos acontecimientos muy importantes han ocurrido en este pais despues de la ùltima Carta que tuve el honor de escribir à V.A. R., y el progreso de la Emancipacion Americana, ha sido constante y solido, de lo que habrà sido sin duda informado V. A. R. por los papeles públicos.

“El mas digno de atención es, sin duda, la Instalación del Congreso Nacional en esta Ciudad el 15 de Febrero ùltimo, con cuyo motivo dió el General BOLIVAR una prueba tan brillante de moderación y patriotismo como no se encuentra en los anales de ningún país. El Discurso que pronunció le hace un honor infinito por el buen sentido, la liberalidad, é ideas racionales de Libertad contenidas en él, y no tengo duda de que esto contribuirá à remover las preocupaciones que varias personas de buena intención han conservado contra la Causa. En obsequió de su Excelencia tuve el placer de traducirlo al Inglés, y hace algún tiempo que me tomé la libertad de remitir un exemplar à V. A. R. que espero habrá recibido, y en esta ocasión envió otro.

“El Congreso ha hecho un progreso considerable, discutiendo y adoptando la Constitucion propuesta por el General BOLIVAR, formada sobre el modelo de la de la Gran-Bretaña, que abraza los principios gloriosos de libertad, de Religion; libertad de la Imprenta-y el paladiom de los Derechos Publicos, el Juicio por Jurados.

“He asistido muchas veces à las Sesiones del Congreso, 7 siempre hé observado un grande espíritu de Libertad y de Independencia, que claramente va aumentàndose. Las deliberaciones se hacen con mucho decoro y regularidad, lo que se puede atribuir en parte à la solidez y formalidad del caràcter Nacional. Entre sus Miembros hay varios de talentos eminentes, y algunos de una grande experiencia. El Presidente actual es el Doctor JUAN GERMAN ROSCIO, hombre muy respetable, de alguna celebridad en el mundo literario, y de un espíritu sumamente independiente ilustrado. Es uno de los quatro Diputados à las Córtes, los quales después de haberse escapado de las Cárceles de Ceuta, fueron entregados al Gobierno Espanol, y obtuvieron su libertad por los dignos esfuerzos que hicieron en la Càmara de los Pares Britànicos, los nobles amigos de V.A. R. LORDS GRENVILLE Y HOLLAND.

“En fin el Congreso en cuerpo se compone de hombres moderados y de buen sentido, tienen las mejores intenciones posibles, y manifestan idéas racionales y practicables de Libertad muy diferentes de aquellas teorias desenfrenadas de los Revolucionarios Franceses, que despues de haber humedecido la Europa con tanta sangre humana acabaron por el despotismo mas absoluto.

“Jamas ha obrado el General BOLIVAR à mas políticamente, ni ha dado un golpe tan decisivo al Gobierno Español, como reuniendo la Representación Nacional— à fizado para siempre su reputación, obrando como un hombre grande, y como un virtuoso Ciudadano, y ha excitado y dado tal consistencia al carácter Nacional, que asegurarà muy prontamente à Venezuela su completa independencia.

“Como Britànico, y amante decidido de su Patria no puedo ménos que sentir una especie de orgullo con las alusiones freqüentes à las instituciones Britànicas, y à su historia. Si una Ley, ó un Reglamento debe adoptarse, sus buenos efectos en la Gran-Bretaña se presentan como el mas fuerte argumento, y si una proposicion debe rechazarse se cita la historia Britànica como la razon. Nuestro pais ha llegado à la cumbre de la grandeza terrestre. La Gran-Bretaña se presenta como un exemplo que debe seguirse—es considerada como la protectora de los derechos del género humano, y quando una Nacion lucha por ser libre se dirige à ella como à su apoyo y auxilio.

“Que para siempre permanezca asi, y que su gloriosa Constitucion, fundada sobre los principios que colocaron la Casa de Brunswick sobre el Trono, sea tan perpetua como las rocas que cercan sus costas, y que sus Hijos resistan los atentados de los que quieran subvertirla con tanta firmeza como ellas han rechazado el furor del Oceano tempestuoso.

“El sistema adoptado en esta campaña por el General BOLIVAR à ha producido los mejores y mas importantes efectos; evitando estudiosamente una acción general, con fuerza muy inferior, por su modo fabiano de hacer la guerra ha forzado à Morillo á abandonar las posiciones del Arauca y Apure, y à retirarse con pérdida de toda su Caballería y con su Infantería fatigada, debilitada, y disminuida por los ataques incesantes del terrible PAÉZ, que con sus Lanzeros de los Llanos aparece y desaparece, casi en el mismo instante, por el frente, por los flancos, y à retaguardia.

“La retirada de Morillo, y las ventajas decisivas alcanzadas por el General SANTANDER, han abierto el camino de la Nueva-Granada, para donde ha marchado el General BOLÍVAR. Varias Provincias de aquel Reyno están en abierta insurrección, y por diversas noticias las mas autenticas, la presencia del General BOLÍVAR es suficiente para Ponerlo en posesión de todo el pais. Las crueldades cometidas por los Españoles en la Nueva-Granada han sido tan horribles, y tan atroces, que toda la población se ha levantado indignada, y el extermino total de sus opresores serà el resultado.

“Desde que se interrumpió la comunicación con España, Morillo ha mantenido su exército con los recursos que sacaba de la Nueva-Granada, ahora serà privado de ellos y su expulsión de Caràcas es una conseqüencia natural, sin contar con las divisiones poderosas que se estàn reuniendo y avanzando contra un quartel.

“El 12 del mes ultimo el General MARIÑO derrotó completamente en la Cantaura el cuerpo mas fuerte de tropas que ha tenido Morillo en la Provincia de Barcelona, de 2000 hombres, la mitad quedó sobre el campo de batalla, y el intrépido MARIÑO, que en aquel dia hizó prodigios de valor personal, conduciendo sus tropas à las partes mas terribles de combate, quedó en posesión de todos los heridos del enemigo, sus estandartes, caxa militar, &c. &c. &c. El General BERMUDEZ se ha incorporado después al General Mariño con la División de su mando, y se hara sobre Caràcas un movimiento simultaneo con la Expedicion de Margarita, al mando de General URDANETA, que consta en parte de la División del General ENGLISH. La Flota Venezolana que es muy superior à la de los Godos, y esta equipada y tripulada con el mejor órden, también cooperará bazo el mando de Almirante BRIÓN.

“Por este bosquejo, de cuya exáctitud estoy cierto pues lo hé tomado de las mejores autoridades, observarà V.A. Real, que la Causa de los Patriotas jamas ha tenido un aspecto tan favorable, pudiéndose calcular que la Emancipación completa de estas hermosas Regiones se realizarà muy pronto.

“El objeto mas importante es sin duda la marcha del General BOLIVAR sobre la Nueva-Granada: à fines de Mayo salió para Casanare, y à mediados del mes pasado debía reunirse con el General SANTANDER, y seguir al Reyno en auxilio de las Provincias en insurreccion. El enemigo no puede presentar en todo aquel Distrito mas de quatro mil hombres, la mayor parte naturales, sin opinión por el Rey, y desmoralizados por el exemplo de sus paisanos en Casanare, que se pasaban, casi en cuerpo, à Santander. Los Pueblos son decididamente Patriotas, y el Exército Unido Independiente es tan respetable, y tan superior, que no puede dudarse de un resultado feliz. La diversión causada por la toma de Porto-Bello el General MacGREGOR, las noticias del Exército de Chile, y sobre todo la reacción de la opinión publica, obran poderosamente en favor del objeto del Presidente.

“En efecto el aspecto político de la República se ha cambiado con la lnstalación del Gobierno, y este paso ha quitado al enemigo à esperanza de la discordia y de la división. Se empieza ya à consolidar un sistema regular, y à poner fin à la revolución.

“Ya están incorporados en el Congreso los Diputados de Casanare, una de las Provincias de la Nueva-Granada, y se esperan los de las demàs à proporción que vayan recuperando su libertad. La paz y la concordia reynan por todas partes entre los Hijos de la Independencia, y la Unión de la Nueva-Granada y Venezuela no es ya una esperanza, sino una realidad.

“La Unión de Venezuela y la Nueva-Granada, que es uno de los objetos preferentes que llaman la atención del Congreso, trae consigo ventajas incalculables por la fuerza de tres millones de almas, y por los recursos reunidos de un inmenso Continente apoyado se sobre los dos Mares con infinitos puertos cómodos en ambos;—una admirable variedad de climas que prodigan quanto la naturaleza produce-atravesado de infinitos Rios navegables que facilitan su comercio interior—abundante en Maderas exquisitas, y en Minas de los mas preciosos metales, con una población industriosa y morigerada, y dueño de la comunicación del Atlántico y del Pacifico.

“Expulsados los Españoles de la Nueva Granada seràn privados de los recursos con que hasta ahora han sostenido la guerra en Venezuela, y sin los quales Morillo no hubiera podido mantenerse. Hace mucho tiempo que él ha perdido la esperanza de recibir auxilios de la vieja España, pues es evidente que los únicos esfuerzos, que puede hacer ese pueblo, ó ese Gobierno envejecido y degradado, son Manifiestos fulminantes y expediciones gazetales. No son las posiciones actuales del enemigo, ni sus fuerzas, ni sus recursos, los que tenia en la campaña pasada, todo se le ha disminuido, y la opinión mas que todo aun entre sus propios dependientes. En una parte hay unión, concordia y confianza, y en la otra perturbación, temor, y aprensión.

“No se necesita sino de un periodo muy breve para hacer desaparacer los males que ha causado la guerra à muerte, esa guerra de exterminio y de devastacion sostenida por nueve años.

“Los medios y recursos de estos países son incalculables, puestos en accion. El asolamiento insensible de un partido y los esfuerzos sin exemplo del otro, han suspendido por el momento todas las obras de la industria. El pais solo ha sido considerado como un campo de batalla, y la dura é imperiosa, necesidad ha impedido hacer la mas mínima atencion à lo futuro. I.as urgencias presentes han ocupado toda la atención del Gobierno; pero la escena se abre, y solo se necesitan de muy pocos esfuerzos para llegar al término deseado.

“Hace quince meses que estoy en este país, y he vivido en la mas estrecha intimidad con los principales empleados Civiles y Militares, de modo que por mis observaciones personales puedo testificar la adhesion universal al bien público. Hay una competencia generosa entre todos los empleados, y entre todas las clases en sufrir las privaciones mas crueles y sensibles, para que todo se invierta en servicio del Estado; y si se considera que quando el General BOLÍVAR atacó à la Guayana estaba sola à la cabeza de un puñado de hombres, sin recursos ni medios de ninguna especie, es asombroso que haya hecho tanto.

“Tengo la mas alta opinión del carácter personal de los individuos que componen el Gobierno, y la experiencia diaria corrobora la justicia de ella. Estoy convencido de que todas las Deudas que ha contraído el Gobierno seràn exàcta, completa, y fielmente pagadas, y los retardos que se han experimentado hasta hoy, por sensibles que sean, no pueden atribuirse de modo alguno ni à falta de deseos, ni de esfuerzos del Gobierno, sino à circunstancias que estàn fuera del poder humano. La prueba mas convincente que puedo yo dar de mi absoluta confianza en el honor, y en la buena fé del Gobierno de Venezuela, es que yo y mis amigos continuarlos franqueando nuestros auxilios, y declaro solemnemente que si tuviera mas facultades los continuaría hasta donde estas alcanzaran, qualquiera que fuera la extensión de mi deuda.

“Los empeños que ha contraído Venezuela, comprados con sus recursos, son una bagatela.- la Unión con la Nueva Granada, y va breve reposo bastas para satisfacerlos fácilmente.

“Quanto se necesita actualmente es una asistencia adicional para proseguir con vigor las importantes ventajas ya conseguidos, y para dar un golpe final y decisivo cierto que aun quando los Españoles sean expulsados del pais, se experimentaràn algunas dificultades mientras sus recursos se ponen en accion.

“Para evitar estas dificultades, y satisfacer algunas atenciones urgentes, se ha juzgado conveniente enviar una Comision à Lóndres para tratar y solicitar un empréstito de tres millones de pesos fuertes, que creo podrá conseguirse según el estado actual de cosas.

“La Comisión consta de dos sugetos respetables que merecen y gozan de una entera confianza de sus Compatriotas, y llevan los mas amplios poderes para contratar y convenir à nombre y por cuenta de su Gobierno. Ambos son íntimos y muy particulares amigos mios, y sabiendo yo el interés que toma V. A. R. por todo lo que tiene relacion con la Independencia de la América de Sur, les he rogado se presenten à V.A. R-, y le entreguen esta Carta. Yo súplico à V.A.R. se sirva perdonarme esta libertad, y que me permita rogarle se digne concederles una audiencia, y favorecerlos con su protección y consejo. Si V. A. R. oye esta sùplica, estoy seguro del buen suceso de la Comisión.

“En una de mis cartas anteriores tuvé el placer de participar à V. A. R. que su nombre es conocido, y justamente apreciado tanto de este lado del Atlantico como del otro, y que V. A. R. es distinguido no ménos por su elevado rango, que por su alma generosa, ilustrada y benéfica.

“El mayor de los Diputados es Don FERNANDO DE PEÑALVER, Intendente-General del Exército, Vice-Presidente del Congreso, y Diputado de una de las Provincias de Venezuela. Desde el principio de la gloriosa lucha en que se ha esforzado este país, se ha mostrado amigo fiel, y defensor activo de la independencia, dando las mas evidentes pruebas de su sinceridad por los inmensos sacrificios que ha hecho. Tenia grandes Plantaciones de Cafécerea de Valencia, y quando el celebre Humboldt viajó por este país, vivió por algún tiempo en su casa. Él Señor PEÑALVER se ha mostrado siempre amigo y protector de los súbditos Britànicos aqui. Habla Francés, y entiende un poco el Inglés.

“El otro Diputado es el General de Brigada VERGARA, jóven de muy buenas calidades. Es de una de las primeras familias de la Nueva-Granada, y Diputado de Casanare, una de las Provincias de aquella vasta Region.-El Señor VERGARA fué educado en España, y antes de la Revolución fué Oficial del Regimiento de Guardias del Duque de Alburquerque. Se halló en el sitio de Cadiz, y en la batalla de Barrosa hato el mando del valeroso Graham, ahora I.ord Lynedoch. Ha servido casi en todas las campañas de este pais, y se ha distinguido por su valor y por su humanidad. Tiene una alma noble y generosa, un espíritu independiente, y muy buena conducta. En el exército ha sido amigo y protector de los Británicos. Habla perfectamente el Inglés y el Francés.

¡Qué rasgo de filantropia! Qué hecho—qué accion tan digna del ilustre y benéfico Duque de Sussex, si con su influxo, y con el de sus amigos, induxera al Gobierno Britànico à interponerse y poner fin à esta guerra tan inhumana, tan injusta, y tan desastrosa, Qualquiera que sea el resultado de esta, o de las demàs campañas, la España ha perdido para siempre la América, este hermoso pais puede llegar à ser un desierto; pero jamas se someterá al yugo de Fernando. La continuación de la lucha no puede servir sino para continuar derramando inútilmente la sangre humana. La interposición de la Gran-Bretaña redoblarà los lazos de amistad que ya existen, y como por la naturaleza y situación de ambos países no puede nunca haber emulación entre ellos y nuestra Patria, serà siempre nuestro interés cambiar el curso de la Emigración Europea en favor de la América del Sur, contra pesando de este modo los Yankees del Norte. Cada hombre útil y capaz que se traslada à la América del Norte fortalece à esta Nación que por su interés y emulación en el comercio debe ser enemiga, y estar envidiosa de la prosperidad Britànica; al contrario cada hombre que venga à Venezuela adelanta el interés político de esta, y contribuye á consolidar una amistad que espero sera perpetua.

“He abusado demasiado del precioso tiempo de V.A.R. pero espero me escusarà con aquella bondad que tantas veces hé experimentado. He sabido que Augusto Federico mi hijo, ahijado de V.A. R. es un hermoso muchacho, y ruego à Dios que viva para que se manifieste digno del nombre que tiene el honor de llevar.

“Casi me atrevo à esperar de la bondad de V.A. R. que seré honrado con algunas lincas. Viva V. A. R. muchos años conducido siempre por la Senda de la Beneficencia, de la liberalidad, y del Patriotismo. -Esta es, y será siempre la ardiente súplica de

“Señor,

“De Vuestra Alteza Real,

“El mas atento y el mas humilde Servidor

“JAMES HAMILTON.

“A su Alteza Real: Duque de Sussex Conde de Invernes, Baron de Arklow Caballero de la muy Noble Orden de la Jarreliera, &c. &c. &c.”

Angostura: impreso por ANDRES RODERICK Impresor del Gobierno, calle de la Muralla.